Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/2001 12:00:00 AM

Vive Colombia

Una invitación a descubrir lo maravilloso del país

Gustavo Adolfo Toro Velásquez*

¡VIVE COLOMBIA! Ese es el nombre de la campaña publicitaria que el Ministerio de Desarrollo Económico y el Fondo de Promoción Turística adelantan con el propósito de incentivar el turismo, el buen trato al turista, la reactivación económica y el empleo de nuestro país.

Pero más que dos palabras, VIVE COLOMBIA es un mensaje cargado de contenido.

Teniendo en cuenta que el eslogan hace parte de una campaña para incentivar el turismo de los colombianos por el país, la frase busca motivar a los nacionales a vivir el país, a disfrutarlo, a recorrerlo.

Vivir Colombia es conocer lo que nos identifica como colombianos, es recuperar nuestro orgullo y nuestras tradiciones, es descubrir este maravilloso país, lleno de paisajes asombrosos, de gente cálida, de riquezas naturales y culturales inimaginables.

Vivir Colombia es recorrer los senderos ecológicos del Parque Amacayacu en el Amazonas, es esconderse en la noche para observar el desove de las tortugas canaa en Acandí, es sumergirse en las aguas transparentes de Providencia, es extasiarse con el espectáculo de las palmas de cera en el Valle del Cocora, es bañarse en las amplias playas del río Vaupés, rodeado de selva, en Mitú, es mantener los sentidos atentos para adivinar la ballena que emerge al frente de las playas de Utría, en el Chocó. Todo eso es vivir Colombia. Una experiencia incomparable. Ese es nuestro país. Y el Ministerio de Desarrollo Económico y el Fondo de Promoción Turística quieren que lo vivamos. Es la única manera de apreciarlo, de hacerlo nuestro, de defenderlo. Al vivir Colombia, sin duda, entenderemos la idiosincrasia de los diferentes grupos sociales que conforman nuestra nacionalidad y seremos, con seguridad, más respetuosos de sus valores, más tolerantes.

Por eso el turismo puede ser un catalizador del proceso de paz; una herramienta fundamental para generar apego por lo nuestro, para crear una conciencia nacional, para convocarnos alrededor de un objetivo común.

Pero VIVE COLOMBIA también es una frase que nos recuerda a todos los colombianos que este país está vivo. Es una frase que busca derrotar la desesperanza, recuperar la confianza, estremecernos para que reaccionemos. Colombia vive, sí, vive y somos parte de ella. Nuestro país se debate entre la vida y la muerte, entre los violentos y los que tratamos de construirla cada día; entre actos de amor como el de los jóvenes de Coquí, en Nuquí, Chocó, que destinan el producto de su trabajo como guías ecoturísticos a un fondo común para las necesidades apremiantes de su comunidad y los corruptos que despilfarran el patrimonio público. Es un país lleno de contrastes, que lo único que hacen es ratificar que es una Nación en permanente movimiento, una nación viva. Colombia vive y la clase de vida que tenga es responsabilidad de todos y cada uno de los colombianos.

Un primer elemento de la campaña es la promoción de siete productos básicos que, en general, recogen toda la oferta turística del país. Esos productos son sol y playa; ecoturismo; agroturismo; deportes y aventura; ferias y fiestas; historia y cultura y ciudades capitales.

Un segundo elemento se concentra, ya de manera concreta, en la difusión de algunas ferias y fiestas de honda raigambre popular y reconocimiento nacional o internacional. Mediante el trabajo publicitario y periodístico, previo al evento, buscaremos motivar a los colombianos a desplazarse para disfrutar de la celebración.

Y por último, la campaña busca generar el compromiso de todos los colombianos para brindar un buen trato al turista. Se requiere empezar a crear una cultura turística en todo el país. Tenemos una materia prima excepcional: los colombianos somos por naturaleza buenos anfitriones, nos gusta interactuar con gente de otros lugares; pero no basta la amabilidad espontánea. Se necesita que no abusemos de los turistas, que entendamos que el turismo ayuda a generar empleo y desarrollo en las comunidades y que, por consiguiente, es preciso cuidarlo.

La campaña publicitaria tendrá una duración de un año, con mayor énfasis en los meses de pretemporada. Con ayuda de ella y de otras estrategias que está adelantando el Ministerio de Desarrollo Económico, esperamos mejorar los niveles de ocupación hotelera, para cerrar el año por lo menos en un 45%. El año anterior cerró en 41%.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo es consciente de que un gran obstáculo para el éxito de la campaña es el problema de inseguridad. Por ello ha diseñado un Plan estratégico de seguridad turística, en coordinación con la Policía Nacional. Este plan contempla actuar en dos frentes fundamentales: los destinos turísticos y las carreteras.

Para lo primero, hemos establecido cuatro estrategias básicas: refuerzo de la Policía de Turismo en los destinos turísticos; control a los prestadores de servicios turísticos; mejor información turística a disposición de la Policía de Turismo y fortalecimiento de la Policía de Turismo.

En relación con la seguridad en las carreteras, el Ministerio de Transporte viene adelantando un ambicioso programa en coordinación con la Policía de Carreteras, el cual permitirá disponer de patrullas en las vías, unidades de reacción inmediata, aviones ultralivianos (ya hay cuatro) patrullando las principales vías y centros integrados de seguridad vial. Muchos de estos programas ya están en marcha y la caída de los delitos de secuestro y actos terroristas en las carreteras es significativa.

Corresponde, por tanto, a los colombianos aceptar nuestra invitación y decidirse a vivir Colombia.

*Director nacional de turismo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.