Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2008 12:00:00 AM

A volar alto

Una donación internacional confirma a Proaves como ejemplo mundial en la conservación de pájaros.

Hace 10 años, el biólogo Alonso Quevedo redescubrió en las montañas de Roncesvalles (Tolima) el loro orejiamarillo, una extraña y hermosa especie que se creía extinta y de la que se sabía muy poco. Para salvarla de la extinción, Quevedo y un grupo de biólogos, ornitólogos y científicos, con el apoyo de la Fundación Loro Parque, de España, comenzaron a estudiar los 82 loros que quedaban en el mundo, de los que poco o nada se sabía, y descubrieron que las aves hacían sus nidos en huecos de los tallos de las palmas de cera del Eje cafetero y Jardín Antioquia.

El grupo hizo un llamado a los colombianos, pues se estaba destruyendo el hábitat natural del animalito debido a la tala indiscriminada de este árbol, cuyas hojas se utilizaban en la procesión del Domingo de Ramos.

Así, de la mano de Quevedo y sus colegas como José Castaño, Alexánder Cortés, Paul Salaman y Pablo Flórez, nació la Fundación Proaves, para salvar esta y las 80 especies que en Colombia están en grave riesgo de extinción.
 
El salvamento del loro orejiamarillo es, hoy día, la experiencia más importante de conservación de un ave en América. Gracias a un trabajo científico unido a la educación de las comunidades de la región, la población de estas aves pasó de 82 a más de 700, y el país comprendió que podía recibir el Domingo de Ramos con ofrendas que no destruyeran el hogar de este patrimonio natural.

Lo que le da importancia mundial a su trabajo es que de las casi 9.000 especies de pájaros que hay en el planeta, 1.780 viven en el país. Muchas son tan hermosas, extrañas y únicas, que varias organizaciones internacionales acaban de hacerle una importante donación a Proaves para que siga librando la silenciosa pero exitosa batalla, en la que están en primera línea las 80 especies que están en grave peligro de extinción.

Se trata de un grupo de prestigiosas organizaciones internacionales lideradas por Conservación Global (GCF) y American Bird Conservancy, que decidió darle un importante espaldarazo a Proaves, al crear una generosa fiducia en el Reino Unido, cuyos intereses financieros garantizarán el mantenimiento, la vigilancia, el monitoreo biológico y la conservación de las reservas de Proaves. "La creación de este fondo constituye un gran paso para conservar las aves de Colombia y servirá como modelo de financiación de muchas otras áreas protegidas en cualquier parte del mundo", dijo Michael J. Parr, vicepresidente de American Bird Conservancy.

Gracias a estos recursos, y a otros que se consigan, "Proaves quiere crear nuevas reservas en otras partes del país, para terminar de proteger las 21 especies que aún están en peligro de extinción", dijo a SEMANA Sara Lara, directora ejecutiva de la fundación.

Aunque suene increíble, el 10 por ciento de las aves del mundo, sin contar otras especies, está protegido en las 40.000 hectáreas que conforman las reservas de Proaves que, por mandato, deberán permanecer a perpetuidad sólo para el cuidado de las aves.

Lo más importante para el país es que, además de crearles a muchas aves un refugio, el fondo y las reservas se podrán convertir en un interesante motor de desarrollo turístico, si se considera que cada año más de 500 millones de turistas viajan en el mundo para observar aves. De hecho, Proaves creó una empresa que desde hace más de un año ha empezado a traer turistas, especialmente de Inglaterra y Estados Unidos.

Por ahora, el país ha logrado dar un paso importantísimo en la protección de uno de sus mayores patrimonios, pero es hora de que valoren y ayuden a conservar esos miles de aves que lo tienen como la mayor potencia de aves del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.