Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/06/21 00:00

Voto 'finish'

El país ya conoce el nombre del nuevo Presidente, pero aún no sabe cómo está conformado el Congreso. Estos magistrados tienen la clave para resolver el lío.

Las principales denuncias de fraude en las pasadas elecciones al Congreso quedaron concentradas en manos de cuatro magistrados: Carlos Ardila Ballesteros, de Cambio Radical ; Ciro Muñoz, de Alas Equipo Colombia; Pablo Gil, de la U ; y Marco Emilio Hincapié, del Partido Liberal. Esta semana en Sala Plena entran a definir las últimas credenciales que faltan por entregar y que ya genera enfrentamientos entre varios políticos.

Luego de tres meses de revisión de miles de documentos, esta semana el Consejo Nacional Electoral entra en la recta final para definir los líos en los que andan al menos seis curules del Congreso que se instala el próximo 20 de julio. La situación tiene prendiendo veladoras a una decena de políticos que ven cómo sus resultados se pueden alterar con la anulación de los votos de las mesas donde a criterio de los magistrados encuentren inconsistencias.

Los resultados que más inquietud despertaron fueron los de los departamentos de Valle del Cauca, Cesar, Nariño, Chocó, Sucre, Córdoba, Atlántico y Bolívar, lugares donde se han encontrado toda suerte de irregularidades.

Las modificaciones que se den difícilmente afectarán las curules que tiene cada partido en el Senado. Es decir que la U seguirá con 28, los conservadores con 22, los liberales con 17, el Polo y Cambio Radical con ocho cada uno, el Partido Verde con cinco y el Mira con tres. La única posible variación sería en el PIN, donde se especula que podría perder una de sus nueve curules, que pasaría a los conservadores, en caso de que se dé una anulación masiva de mesas.

Pero lo interesante de este voto finish es que ha desatado verdaderas peleas entre los candidatos de un mismo partido que hacen todo lo posible para no ahogarse en el reconteo.

Ya se han tomado algunas decisiones sobre la conformación de la Cámara de Representantes. Pero en el Senado es donde está más candente la disputa. Allí, por ejemplo, el ex zar anticorrupción Rodrigo Lara, de Cambio Radical, está a 100 votos de perder la curul a manos de Carlos Fernando Motoa, que en el preconteo alcanzó a estar adentro.

El otro que está agarrado a cuanto 'votico' aparezca es el conservador vallenato Ape Cuello, hermano del ex súper notariado célebre por el escándalo de las notarías, quien ya clasificó. Cuello tiene al santandereano Carlos Barriga, investigado preliminarmente por parapolítica, y al cafetero Arturo Yepes, hermano del fallecido cacique caldense Ómar Yepes, pisándole los tobillos. Entre los liberales la tensión se da entre Edinson Delgado y Lidio García, que están rondados por sus copartidarios Guillermo García y Luis Fernando Duque.

Y en la U, Eduardo Carlos Merlano, cuyo hermano también estuvo enredado en la parapolítica, y Andrés Guerra, ex asesor del ministro Andrés Uriel Gallego, son los más atentos a cualquier reclamo pues ya están a pocos votos de distancia de Jorge Ballesteros, Fuad Rapag y Astrid Sánchez Montes de Oca, esta última representante de un cuestionado clan político chocoano.

Este proceso de revisión previa de escrutinios, antes de entregar la credencial que los acredita como congresistas, es además una prueba de fuego para el máximo órgano electoral, que quiere demostrar las ventajas de las nuevas atribuciones que le dio la reforma política para evitar que los tramposos lleguen a las corporaciones públicas. De hecho, expertos consideran que no es que las anomalías en las elecciones sean más ahora que antes, sino que las nuevas medidas legales han permitido ver el fraude con anticipación.

La lupa también está puesta sobre los cuatro magistrados, de los nueve que componen el Consejo Electoral, a quienes por sorteo les correspondió revisar los principales líos. Ellos son Marco Emilio Hincapié, del Partido Liberal; Ciro Muñoz, de Alas Equipo Colombia; Carlos Ardila Ballesteros, de Cambio Radical, y Pablo Gil, de la U. La gigantesca evidencia de fraude que se ha encontrado en los departamentos inicialmente presentados llevó a estos magistrados a declararse en retiro forzado en los próximos días, y en Sala Plena resolverán a quiénes finalmente les entregarán credenciales como senadores.

Ellos consideran que es lo mejor que se puede hacer mientras en el país no se haga la reforma estructural que el sistema electoral exige para evitar el fraude. Mientras tanto, unos nuevos congresistas habrán llegado raspando al Capitolio, en uno de los procesos electorales más cuestionados de los últimos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.