Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/08/01 10:22

Comandante del Ejército: aún no hay condiciones para que fuerza pública vote

El general Alberto Mejía pidió al Congreso no mezclar a los uniformados con la política hasta que no se complete el proceso de consolidación. La reforma está en trámite en el Congreso y se podría aplicar para los comicios del 2018.

Comandante del Ejército: aún no hay condiciones para que fuerza pública vote Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA

Colombia es uno de los pocos países en Latinoamérica en donde las Fuerzas Militares no pueden acudir a las urnas. Por eso la reforma Constitucional que fue radicada en el Congreso abrió el debate en todos los sectores por la posibilidad de que en el 2018 los uniformados puedan votar.
 
Roy Barreras justificó la iniciativa en que el fin del conflicto es inminente y que por esa razón la fuerza pública debería tener el derecho del voto para las próximas elecciones.
 
Sin embargo, han salido varios contradictores a ese acto legislativo, del que incluso se dice que sólo buscaría que los familiares de policías y militares voten en el plebiscito. En el Congreso varias bancadas han manifestado estar en contra de esa propuesta del Partido de La U por considerarla inoportuna.
 
A esas voces de rechazo se sumó el comandante del Ejército, general Alberto Mejía, quien señaló que la institución siempre se ha caracterizado por no tener cercanía a ningún partido ni mucho menos al ejercicio de la política.
 
”Yo les pido que nos permitan tener un ejército alejado de la política, quiero de la manera más directa decirles a los partidos políticos que no permitan que su ejército se meta en política”, dijo el oficial en una entrevista con La FM.
 
El general argumentó su posición en que las Fuerzas Militares en este momento tienen varias responsabilidades que implican no tener ningún tipo de distracción y que los uniformados, por ahora, no tienen interés alguno en participar en política.

“He manifestado que somos un componente vital de la democracia, pero por ahora no queremos hacer política. Tenemos que hacer la consolidación y la estabilización del país con la firma de la paz”, dijo.
 
Los retos del Ejército
 
Precisamente las Fuerzas Militares tendrán un papel fundamental después de que se firme el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto. El general Mejía es consciente de que sus hombres serán fundamentales para el posconflicto y por eso detalló los retos que tendrán:

1.    Proteger las zonas de  concentración de las FARC.
 
2.    Ocupar los sitios que la guerrilla abandone para que no haya espacios no gobernados.

3.    Combatir a la guerrilla del ELN.
 
4.    Atacar a las bacrimes.
 
5.    Acabar con el narcotráfico.

 6.    Atacar la minería ilegal.
 
7.    Ocupar las fronteras del país.
 
¿Qué piensan los partidos sobre el voto de la Fuerza Pública?
 
Semana.com consultó a varios voceros de los partidos políticos que tienen curul en el Congreso sobre la reforma que radicó el Partido de La U. Aunque sus posturas ideológicas son distintas, coinciden en que no es un buen momento para que la fuerza pública pueda votar.

“Creo que primero debemos consolidar el proceso de paz con las FARC, firmar igualmente la paz con el ELN. Esta es una idea parece más, como dicen los campesinos, ‘ensillar antes de tener las bestias”, dijo el senador Antonio Navarro Wolf.
 
El liberal Juan Manuel Galán dijo que no entiende el sentido de otorgarles el derecho al voto a los policías y militares en este momento ya que desde hace 80 años se ha mantenido la prohibición y no se ha presentado problema alguno.

“Es muy importante preservar la no deliberación de los miembros de la fuerza pública. Así viene esa institución desde el Frente Nacional y el hecho de que no participen en política hay que mantenerla. Sin embargo, que puedan votar y sea secreto está bien, pero sin que participen en política porque la experiencia de la última campaña presidencial fue bastante amarga en ese sentido”, acotó.
 
Su copartidario Luis Fernando Velasco argumentó que el acto legislativo puede ser lógico porque el proceso de paz está a punto de terminar, pero que los militares no deben mezclarse con el debate político.
 
En el Centro Democrático, partido que según algunos sectores se podría beneficiar del eventual voto de la fuerza pública, tampoco están de acuerdo con la reforma Constitucional y aseguran que sencillamente se quiere amarrar el voto de los familiares de policías y militares al plebiscito.
 
“Me parece inoportuna e inconveniente porque las Fuerzas Militares y la Policía en Colombia tienen un alto grado de profesionalismo y este proyecto trae a un debate que no es el indicado”, dijo Jaime Amín.
 
Las bancadas coinciden en que las armas y la política no deberían ir de la mano porque a pesar del afecto que le tienen los colombianos a las Fuerzas Militares, su legitimidad los obliga a marginarse del enfrentamiento político.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.