Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/16/2017 10:15:00 PM

¿A dónde va la ñoñomanía?

Todo indica que los 285.000 votos de los senadores más votados de La U, Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías, irán a parar al Centro Democrático.

El caudal electoral de los senadores Bernardo ‘Ñoño’ Elías y Musa Besaile Fayad fue decisivo para el triunfo de Juan Manuel Santos en 2014. Ahora que comienza una nueva contienda electoral, en medio del escándalo de corrupción en el que ambos senadores están envueltos y que los tiene en la cárcel, varios precandidatos presidenciales y jefes políticos comienzan a coquetearles para que les endosen su caudal electoral. Y en ese cortejo los políticos uribistas tienen las de ganar.

Aunque es prematuro vaticinar para cuál candidato presidencial se irían los 285.545 votos que sacaron Elías y Besaile en 2014, en Sahagún afirman que terminarán por engrosar las arcas electorales uribistas y que en ningún caso llegarán a las toldas de Germán Vargas, a quien siguen asociando con el gobierno actual. Para muchos esta migración de votos hacia el Centro Democrático es una movida natural, ya que, como señalaron amigos cercanos a Elías y Besaile, ellos llegaron en 2010 al Partido de la U para apoyar a Juan Manuel Santos por orden del expresidente Álvaro Uribe, su jefe político inicial.

Puede leer: Las declaraciones del Ñoño Elías en la Corte Suprema de Justicia

Varios políticos de Córdoba sostienen que antes de que Bernardo Elías fuera detenido por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y de que el senador Besaile acusara ante la Sala Penal de ese tribunal que había sido víctima de una extorsión, ya ellos habían conversado con dirigentes del uribismo para apoyar a quien resultara escogido como candidato presidencial por ese movimiento.

A la cercanía que habría entre los Ñoños y Uribe desde la época de su Presidencia se suma que ambos senadores están descontentos con Santos, a quien acusan de persecución y de traición. Si bien durante los primeros años de su segundo mandato el gobierno consintió a Elías y Besaile con cuotas burocráticas, como Fonade, a cambio de que apoyaran la paz, empezaron a verse inmiscuidos en el escándalo de Odebrecht y el gobierno comenzó a alejarse de ellos. Quienes conocen a Elías insisten en que le molestó la respuesta del presidente en la que se limitó a reconocer “el dolor por el que está pasando el senador”, y que se enfureció cuando al día siguiente Cristina Plazas, entonces directora del ICBF, aseguró que “Bernardo Elías saqueó el ICBF durante 14 años”.

El poco respaldo que los políticos cordobeses sintieron de parte de Santos se reflejó en el tuit que Elías publicó días antes de ser capturado: “No sabía que desde el gobierno me odiaran tanto. Lástima no haberlo sabido antes. A esas personas deseo que Dios les sane el corazón. Pa’lante!”.

Puede leer: "La conducta de mi hija ha sido intachable”: Gustavo Malo

Pero a la disputa por quién se queda con el caudal electoral de Elías y Besaile para la Presidencia, se suma a cuáles políticos regionales le darán la bendición para las próximas elecciones legislativas. Lo más seguro es que sus votos terminarán por elegir a alguno de los hermanos o a amigos afines al movimiento. Una persona cercana dice que no han decidido, pero ya en Montería se mencionan los nombres de Johnny y Yamil Besaile Fayad, hermanos mayor y menor de Besaile. Johnny es conocido en el mundo político porque fue alcalde de Sahagún en 1998 y secretario del Interior de Alejandro Lyons. Yamil es administrador de empresas y poco conocido en el mundo político.

Le sugerimos: El pedido al magistrado Malo de hacerse a un costado

Por las toldas de Ñoño Elías se menciona a su hermano Julio Elías Vidal y a Joche Tous, actual representante a la Cámara. Pero todo eso está por verse: lo primero es que tengan aval en alguno de los partidos o movimientos políticos, aunque sus seguidores no han dejado de trabajar a pesar del mal momento que están viviendo.

Más allá de su destino judicial, en las calles de Sahagún los políticos locales ya dicen que votarán por el que digan los Ñoños, y que el poder de Musa y Bernardo Miguel incidirá en las presidenciales de 2018. Por ahora, su caudal parece dirigirse al uribismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?