Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2011 12:00:00 AM

Wikileaks: lo que EE.UU. pensaba de Mario Montoya

El embajador Wood dio cuenta de los logros militares del general, pero también de las denuncias por su posible participación en violaciones a los derechos humanos y narcotráfico.

En un cable dado a conocer por El Espectador, fechado el 6 de marzo de 2006, el embajador William Wood reportó a Washington el cambio en la comandancia de las Fuerzas Armadas colombianas.

El general Mario Montoya, quien había sido comandante del Comando Conjunto del Caribe y había dirigido operaciones como “Orión” en la Comuna 13 de Medellín, asumió el mando del Ejército Nacional el 22 de febrero de 2006. Su llegada al cargo se dio tras la renuncia del general Reynaldo Castellanos, en medio de un escándalo por revelaciones de prensa sobre torturas en un batallón del Tolima.

Montoya era visto por la embajada de los Estados Unidos como un hombre fuerte. Sin embargo, el embajador Wood no dejó de advertir las denuncias en su contra por presuntas violaciones a los derechos humanos. Dice que informes de agregados de Defensa de la embajada reportan su supuesta participación en el tráfico de drogas y operaciones de incautaciones con el fin de quedarse con los créditos y permitir la actividad ilegal.

No obstante, en el cable, la embajada da cuenta de que no tiene pruebas.

Montoya renunció en noviembre de 2008 a la comandancia del Ejército, tras las revelaciones de que integrantes del Ejército ejecutaron civiles y los hicieron pasar por guerrilleros dados de baja, escándalo que se conoce como de los “falsos positivos”.

Actualmente Montoya es embajador en República Dominicana. En varias audiencias, paramilitares desmovilizados lo han acusado de haber colaborado con su causa. Sin embargo, él ha negado esas versiones.

Este es el cable publicado por el diario capitalino y Wikileaks:

Resumen del cable:

El 22 de febrero, el Mayor General Mario Montoya Uribe fue juramentado como el Comandante del Ejército de Colombia.

Montoya había sido Comandante de la Primera División del Ejército y la Fuerza de Tarea Conjunta del Caribe, uno de los dos grandes comandos de Colombia. Montoya reemplaza al general Reinaldo Castellanos, quien fue despedido por el presidente Uribe.

Montoya trabajó con el presidente Uribe como Comandante de la Cuarta Brigada en Medellín y se dice que cerca del Presidente. Él es uno de los oficiales más condecorados y con experiencia en el campo y en Venezuela. Montoya, a petición de Castellanos, fue investigado recientemente por inteligencia militar por denuncias de corrupción y vínculos con los paramilitares, las denuncias quedan sin fundamento.

Fuentes militares locales dicen que Montoya es muy respetado, políticamente astuto y experto en medios.

Nuevo Comandante, según se informa, es favorito de Uribe

El 22 de febrero, Montoya se convirtió en el nuevo Comandante del Ejército después del despido del general Castellanos, luego de que se revelara públicamente el abuso de reclutas en un centro de formación en el departamento de Tolima. Montoya, según se dice, es cercano al presidente Uribe, a quien conoció mientras se desempeñaba como Comandante de la Cuarta Brigada en Medellín.

Experiencia en terreno y en Venezuela

Montoya es uno de los oficiales más condecorados del Ejército colombiano y ha tenido una variedad de asignaciones, incluida la de comandante de una brigada, división, y la unidad de Fuerza de Tarea Conjunta. Recientemente, entregó el mando del Comando Conjunto Caribe en Santa Marta. (Este comando iba a ser un modelo para la reorganización de las Fuerzas Armadas colombianas.) Antes de eso, él fue el Comandante de la Primera División del Ejército, también en Santa Marta, y el Comandante de la Cuarta Brigada en Medellín.

Como Comandante de la Cuarta Brigada, Montoya lanzó una arriesgada ofensiva de combate urbano contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la ‘Comuna 13’, en Medellín en 2002. La ofensiva, que requirió la lucha cuesta arriba y en trincheras reforzadas, terminó con el fin del control de las FARC en la Comuna 13 y es considerado un éxito de Montoya. Ha habido denuncias de exceso de muertes de civiles en la operación. De acuerdo con informes de DAO (Oficial Agregado de Defensa de la Embajada), esquirlas de metralla encontradas en la zona no eran compatibles con la usada por el Ejército colombiano.

Como comandante del Comando Conjunto del Caribe, y en sus trabajos anteriores, Montoya ha estado en la línea del frente, literal y figurativamente, con Venezuela en los últimos años. Él ha mostrado iniciativa para hacer frente a los problemas a lo largo de la frontera con Venezuela. Además, Montoya ha tratado personalmente con el Comandante General Estratégico de Operaciones de Venezuela, Wilfredo Silva.

Sin demostrar lazos con los paramilitares

En diciembre de 2005, el Centro de Contrainteligencia (CECIM), bajo la dirección del excomandante Castellanos, tal vez por razones políticas, inició investigaciones a tres generales del Ejército. Uno de ellos fue Montoya, quien fue investigado por corrupción, posibles lazos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y tráfico de estupefacientes, proveniente de su período en el departamento de Antioquia y en la Costa Norte.

De acuerdo con informes de DAO (Oficial Agregado de Defensa de la Embajada), Montoya presuntamente estuvo involucrado en estafas con funcionarios corruptos de la Policía Nacional de Colombia quienes le permitían tomar el crédito de las incautaciones de drogas y las operaciones anti-terroristas, protegiendo al mismo tiempo las actividades de narcotráfico, y proporcionando armas a las AUC.

La Embajada no tiene conocimiento de las pruebas para corroborar estas denuncias y no tiene acceso a los resultados de la investigación CECIM.

Información profesional y personal

De acuerdo con fuentes militares locales, Montoya es respetado, astuto políticamente y mediático. Él era considerado como un posible sucesor de Castellanos. En sus declaraciones a la prensa por primera vez como Comandante del Ejército, se comprometió a "sacar adelante el Ejército más allá del escándalo" y proporcionar seguridad a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.

Montoya nació el 29 de abril de 1948 en Buga, Valle del Cauca, Colombia. Está casado y tiene dos hijos. Montoya tiene 13 hermanos, dos de sus hermanas viven en Estados Unidos. Montoya habla inglés, pero prefiere su español nativo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.