Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2010 12:00:00 AM

Wikileaks y Le Monde: los secretos que le atribuyen a Naranjo

Según Wikileaks una fuente habló de la "rabia de Uribe" por la falta de respuesta de EE.UU ante las "amenazas" de Chávez, Silva Luján no se la llevaba bien con Padilla de León y Camilo Ospina era el favorito de Uribe para Fiscal. Le Monde dice que la fuente era el general.

En el cable número 3441, escrito desde Bogotá, el embajador William Brownfield escribió a su gobierno sobre la molestia del entonces presidente Álvaro Uribe con Estados Unidos, por la falta de una respuesta ante las “amenazas de Chávez”.
 
Además, una fuente, la cual Brownfield omite, cuenta que “probablemente” altos funcionarios del Gobierno están involucrados en las interceptaciones ilegales del DAS. También indicó la misma fuente que el ex ministro de Defensa Camilo Ospina sí era el “candidato de Uribe” a la Fiscalía.
 
La fuente aparece como XXXXXXXXXXXX y le cuenta a Brownfield que los paramilitares planean una campaña de desprestigio en su contra. Después el comunicado dice en uno de sus títulos: “Campaña de desprestigio contra Naranjo”, en clara referencia al apellido de quien habló con el entonces embajador de Estados Unidos en Colombia. Varios medios, entre ellos Le Monde de Francia, uno de los diarios que obtuvo en exclusiva la totalidad de los despachos diplomáticos revelados por Wikileaks, no duda en señalar que el general Óscar Naranjo es la fuente.

Estos son apartes de uno de los 18 cables que publicó Wikileaks esta semana. Según indicó el diario El País de España son 2.500 el número de cables en poder de la página web que salieron desde Bogotá.

“Uribe está furioso por el silencio del Gobierno de Estados Unidos ante Venezuela”

Esta es la frase que encabeza el cable. Según la fuente del embajador, “el Gobierno Colombiano puede interpretar la cancelación de la visita del Secretario del Departamento de Estado James Steinberg, del 1-3 de diciembre (de 2009) como una señal política. El embajador explicó que la reunión fue cancelada por un problema de programación”, escribió.

Según se infiere de esta comunicación, la fuente del embajador está muy preocupada porque en el Gobierno colombiano ha aumentado una reacción negativa contra Estados Unidos por no rechazar las “agresiones de Venezuela”.
 
Por esos días, noviembre de 2009, había aumentado la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, por un acuerdo militar suscrito entre la administración Uribe y Estados Unidos que le permitía al país norteamericano utilizar siete bases militares.

El embajador dijo que abordaría este problema con los medios de comunicación pero enfatizó en que el Gobierno Colombiano no debía seguirle el juego a Chávez.

“El Embajador dijo que iba a tratar de abordar algunas de estas percepciones con la prensa el 25 de noviembre, pero hizo hincapié en la importancia de no caer en la trampa de la retórica del presidente Chávez”, dice el cable.

Según consta en la comunicación, en una reunión de seguridad el 23 de noviembre, el presidente Uribe, por primera vez, según recordó la fuente, “expresó su enojo con Estados Unidos por la postura de éste ante las amenazas de Venezuela”.

“El sector privado colombiano y el Consejo Asesor Presidencial (Los ex presidentes y ministros) también hicieron comentarios contra el gobierno de Estados Unidos, en privado y público”, agrega.

“Chávez estaba ganando la lucha por las relaciones públicas en Colombia, lo que no hace parte de los intereses del Gobierno de Estados Unidos ni del Gobierno de Colombia”.

“Chávez espera aislar a Colombia de la región, ahora lo está logrando y además divide a Colombia de Estados Unidos”, dice el cable.

Discordia en el Ministerio de Defensa

La fuente también comentó al embajador que el entonces ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján, y el comandante de las Fuerzas Armadas, Freddy Padilla, “no se llevan bien.”

“Cada vez son más graves los problemas en el Ministerio de Defensa (del que dependen tanto las Fuerzas Armadas como la Policía)”.

La fuente le dijo a Brownfield: “(que) El ministro Silva no se fiaba del General Padilla, comandante de las Fuerzas militares; ahora rara vez se hablan”.

Ospina era el candidato de Uribe a la Fiscalía

La fuente dijo que el enfrentamiento entre la Corte Suprema de Justicia y el Presidente Uribe, por el nombramiento del nuevo fiscal continuará hasta el 2010.

Según el cable, la fuente está convencida de que “la única solución al conflicto entre el Ejecutivo y la Justicia es remover al ministro (del Interior Fabio) Valencia de su cargo. La Corte ha personalizado su disgusto con la administración Uribe en Valencia”.

Además el embajador dio cuenta a Washington de que el Gobierno colombiano le pidió al Procurador Alejandro Ordóñez que intercediera para solucionar las dificultades entre el Ejecutivo y la Rama Judicial.

Dice que la fuente contó que “Ordóñez trabajó en un acuerdo mediante el cual la Corte podría aceptar la lista (de candidatos a Fiscal) si el nombre de Juan Ángel Palacio fuese retirado y sustituido por el del exmagistrado Gómez Gallego”.

“Cuando Ordóñez presentó esta solución a Uribe, el Presidente dijo que no abandonaría a su candidato Camilo Ospina y reemplazó a Palacio con el consejero de Estado Marco Antonio Velilla Moreno”.

“La Corte prontamente rechazó a Velilla por su falta de experiencia penal”, agrega.

La fuente, dice el comunicado “ha pensado que una solución a largo plazo para resolver los problemas del poder judicial es dividir en dos el Ministerio (del Interior y de Justicia), pero que era poco probable antes de las elecciones de mayo de 2010”.

Sobre las interceptaciones ilegales

El embajador le preguntó a su fuente por el estado de las investigaciones sobre las interceptaciones ilegales del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

La fuente dijo que temía que los fiscales asignados a los casos “eran nuevos”, y que los magistrados de la Corte estaban decididos a procesar a un alto funcionario del Palacio Presidencial.

“La fiscal principal María Consuelo Rincón se opuso a cualquier acusación hasta que los investigadores llegaran al autor intelectual. La Policía Nacional ha recibido los resultados de las investigaciones de los fiscales con la recomendación formal de proceder a las detenciones y procesos judiciales”, dice el cable.

La fuente reconoció “que hay probablemente altos funcionarios involucrados en las grabaciones ilegales, pero que los arrestos y procesamientos tienen que empezar con los sospechosos de bajo nivel para forzarlos a hablar”.

Campaña de desprestigio

Al final, la fuente le dijo a Brownfield que “Baruch Vega, un traficante de droga, que estuvo preso en Estados Unidos y que ahora vive en Miami, estaba conspirando con ‘Don Mario’ y otro Jefe de las AUC extraditado, para construir un falso caso en su contra.

En el encabezado del cable dice “Naranjo”.

Según el cable, la fuente dijo que varios de sus oficiales reportaron haber sido abordados por individuos que buscaban manchas sobre él. "Él pensó que algo de desprestigio era inevitable y dijo que compartiría la información que tenía con las autoridades de Estados Unidos".

Sobre la fuente, dice Brownfield: “es la segunda persona más popular en Colombia y tal vez la más inteligente, mejor informada del Gobierno colombiano. Sus puntos de vista y observaciones son consideraciones muy serias”.
 
Esta misma cita fue utilizada por Le Monde en referencia al general Naranjo como quien aportó información sobre la supuesta instrucción de Bernardo Moreno (exsecretario general de la Presidencia) y José Obdulio Gaviria (asesor presidencial) para que se hicieran seguimientos ilegales desde el Das.
 
Para ese momento, Naranjo tenía el 61 por ciento de opinión favorable, según la encuesta bimestral Gallup Poll, y era el segundo personaje de la vida pública con mayor favorabilidad después de Uribe con el 64.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.