Sábado, 29 de noviembre de 2014

| 2013/08/06 00:00

“Yo fui absuelto de cualquier señalamiento”

Óscar Iván Zuluaga, aspirante a la Presidencia por el uribismo, rechaza cualquier nexo con ilegales.

Precandidato presidencial por el uribismo Óscar Iván Zuluaga Foto: David Amado / SEMANA

“Esto no se trata de una opinión. No. Es un hecho de mayor trascendencia: la verdad judicial, y esta me absolvió de cualquier señalamiento”. La frase es de Óscar Iván Zuluaga, aspirante a la Presidencia de la República por el uribismo, y con ella rechaza cualquier nexo con ilegales. “Mi vida es un libro abierto. Soy un hombre público y todos mis actos están para el escrutinio ciudadano y mostrar que siempre he actuado correctamente”, dice.

Zuluaga respondió así a una nota publicada este martes en Semana.com titulada: “Los líos de los candidatos uribistas con los paramilitares: Francisco Santos, Luis A. Ramos y Óscar I. Zuluaga han tenido escándalos por presuntos vínculos con paras”.

En la información se escribió que “tres de los cinco aspirantes del movimiento Centro Democrático, que lidera Álvaro Uribe y que se enfrentarán en una consulta popular para elegir el candidato presidencial, han tenido escándalos por supuestos vínculos con los paramilitares: el ex vicepresidente de la República Francisco Santos Calderón, el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos y el exministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga”.

Para Zuluaga, en su caso hay una diferencia sustancial: “Cuando estalló el escándalo, personalmente acudí a la Corte Suprema de Justicia (que dio traslado por su competencia a la Fiscalía General de la Nación) a la Procuraduría General de la Nación y a la Fiscalía general y les pedí que me investigaran con todo el rigor. En ambas instituciones se demostró mi inocencia”.

En efecto en resolución del 8 de julio del 2008, del fiscal Mario Iguarán, se profirió resolución inhibitoria. Además, se envió copia a la Unidad de la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

El Ministerio público en acto del 18 de junio del 2009 del procurador general Alejandro Ordoñez decretó el archivo de la actuación procesal.

Semana.com contó que en abril del 2007 la revista Cromos publicó un amplio reportaje con Maribel Galvis, en su momento la única mujer investigada formalmente como miembro de los grupos paramilitares. Como dirigente del Movimiento del Pueblo, ella apoyó varias campañas políticas de La Dorada, entre ellas la del entonces exministro de Uribe.

Según la explicación de Maribel Galvis, ella brindaba su apoyo a las personas que compartieran su ideario político. Por eso, estuvo en gira con Zuluaga y la excongresista Adriana Gutiérrez. Ese apoyo quedó plasmado en una serie de fotografías que Cromos divulgó.

Zuluaga rindió versión libre ante la Fiscalía, en donde realizó una exposición cronológica de las circunstancias en que conoció a esta mujer. Así, relató que a él se la presentó Santiago Londoño, dirigente y líder ganadero de Caldas, cuando aquella hacía parte de las listas del Nuevo Partido.

Ella fue una de las 69 personas que alcanzaron escaños y por aquel entonces asistió a reuniones, actos en plaza pública, por lo que debió aparecer en miles de fotografías “porque esa es la naturaleza de la actividad política”. “Siempre en reuniones públicas y abiertas a todos los ciudadanos”. Es decir que aunque el exministro si se tomó las fotos, lo hizo por “el azar de la actividad política” sin que “se pueda hablar de vínculos o alianzas para realizar alguna al margen de la ley”.

En la nota de este portal también se da cuenta de que un estudio de la Fundación Nuevo Arco Iris sobre las alianzas político-paramilitares para las elecciones legislativas, también lo vinculó.

Según el análisis (dirigido por el analista León Valencia), se demostró que el exministro había sido elegido senador en el 2002 por el Movimiento Convergencia Popular Cívica, junto con Carlos Clavijo y Rocío Arias, y que Zuluaga había obtenido votaciones en zonas de Caldas donde se había presentado una importante expansión del paramilitarismo.

La Fiscalía confirmó que él no era un aparecido en la política, pues su trayectoria se remonta al año 1987, “siendo nítidos sus resultados electorales, como así fue reconocido en el senado por el doctor Víctor Renán Barco”. 

El ente acusador concluyó que Zuluaga es “ajeno a las conductas por las cuales solicitó fuera investigado; de ellas se observa una actividad política enmarcada dentro de los parámetros del orden jurídico y social, en la cual los grupos armados al margen de la ley, en este caso de las autodefensas, no tuvieron injerencia alguna”.

Tanto en la Procuraduría como en la Fiscalía, en su momento, Zuluaga mismo llevó las copias de los artículos de los medios de comunicación en los que se le hacían los señalamientos y les pidió a los organismos de control “revisar con lupa todo”. ¿Por qué? “Porque yo aspiro a ser presidente de Colombia y sobre mí no debe haber ninguna mancha”, dice.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×