Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/7/2009 12:00:00 AM

“Yo soy el que continuará la obra de Uribe”

En su primera entrevista como ex ministro, Andrés Felipe Arias anuncia que irá por la candidatura del Partido Conservador, y que quiere construir la segunda generación de la seguridad democrática.

Atendiendo el llamado de "patos al agua", Andrés Felipe Arias dejó el Ministerio de Agricultura. En su primera entrevista como ex ministro confiesa que quiere ser Presidente, que no lo trasnocha el Senado o la Gobernación de Antioquia, que contó con el consejo del presidente Uribe para dar el paso de sucederlo y que sólo la seguridad del referendo reeleccionista lo haría desistir de seguir los pasos de quien ha sido su mentor político. Arias se sube al ring de las candidaturas, previo paso por la guillotina.

GUSTAVO GÓMEZ: ¿Va por la candidatura de su partido?

ANDRÉS FELIPE ARIAS: Quiero ser el candidato del Partido Conservador, quiero renovarlo y lograr que seduzca a la gente joven, a los sectores urbanos, a la opinión. Siento que mucha gente tiene talante conservador, pero no se identifica con el partido.

G.G.: ¿Su partido es lo suficientemente fuerte como para escoger un candidato único y mantenerlo contra viento, marea… y Uribe?

A.F.A.: Busco este espacio para ganar, defender las tesis del Presidente -así como algunas otras­- y, si el Presidente va con el referendo, estaré en la primera línea de batalla ayudándole. Si él no va, el partido será determinante en una coalición con otros que han apoyado al Presidente y para que esa coalición defina una persona que continúe lo que ha hecho Uribe. Yo soy el que continuará la obra de Uribe. Le pido a Colombia, con toda humildad, que me permita continuar la tarea del Presidente cuando él ya no esté.

G.G.: Aun sin estar, Uribe siempre va a estar. ¿No le da pánico que lo vean como el presidente que tiene un semejante presidente detrás?

A.F.A.: Siempre es que uno le aprende en tantos años al Presidente a no ser víctima del pánico.

G.G.: ¿Cuándo será que el conservatismo va a fijar las reglas de juego para usted y los demás candidatos?

A.F.A.: Ojalá que en menos de un mes y espero que sean consulta abierta y fechas límite para quienes busquemos esa posición.

G.G.: ¿Ha consultado con la gente del partido, sabe en dónde está parado?

A.F.A.: En las últimas horas he llamado a la gente del partido, a gente por fuera del partido, a personas que no tienen partido, y muchos me animaron a renunciar para construir la segunda generación de la Seguridad Democrática.

G.G.: ¿El Senado lo tentó en algún momento?

A.F.A.: Me tienta el debate ideológico y político, pero soy un hombre de ejecuciones, de dar resultados con obras. En estos años de gobierno confirmé que la manera más efectiva de dar esos resultados es desde el Ejecutivo.

G.G.: ¿Y la Gobernación de Antioquia?

A.F.A.: Estoy pensando en algo más que un departamento; estoy pensando en un país. Llevo casi siete años recorriendo Colombia con el Presidente y sé lo que hemos logrado, pero también lo que nos falta por hacer.

G.G.: ¿En esos años de andar el país, no se sintió haciendo política?

A.F.A.: Nosotros nos manteníamos en campaña. En campaña por defender nuestras ideas y nuestras tesis, no en campaña electoral. En el buen sentido de lo que significa la política, transformar la vida de la gente, siempre estuvimos en campaña.

G.G.: ¿Cuándo le dijo al presidente Uribe que se iba del ministerio?

A.F.A.: Empecé a discutir este tema con el Presidente desde principios de diciembre.

G.G.: ¿Quién le dijo a quién?

A.F.A.: Yo le dije a él.

G.G.: ¿Cómo se lo dijo?

A.F.A.: "Presidente, quiero salir a defender sus tesis, sus programas, a defender la firmeza y la seguridad desde abajo". Estuvimos hablando mucho y, después de varias conversaciones, me dijo: "Hágalo cuando quiera, pero creo que es el momento de dar el paso. Usted ya está preparado". Fue un proceso muy bonito, de muchas luces. Sentí que tenía que salir a honrar esa confianza.

G.G.: Si un nombre uniera todas las fuerzas de la coalición uribista, el Presidente se haría a un lado. ¿Es usted?

A.F.A.: Haré todo lo que esté a mi alcance para demostrar que lo soy.

G.G.: ¿Uribe daría ese paso para permitir que gente de su confianza, como usted, ocupara la Presidencia?

A.F.A.: Debemos respetar el fuero interno del Presidente.

G.G.: ¿No pensó en aspirar al ministerio de los camuflados, donde está la gente que, como el camaleón, se mimetiza bien con el paisaje?

A.F.A.: Ya usé camuflado durante un año, cuarto contingente de 1992…

G.G.: Pero una cosa es recibir órdenes, y otra, saber darlas; esto último es fundamental para alguien que sería comandante supremo de las Fuerzas Armadas. ¿Le concede a Santos esa ventaja?

A.F.A.: El ministro Santos tiene muchas cualidades, pero es el pueblo quien decide.

G.G.: De los camaleones vamos a los mininos. ¿No fue Vargas Lleras el que lo llamó hace poco 'gatico'?

A.F.A.: No respondo a las agresiones de Vargas Lleras porque quien recurre a adjetivaciones personales en el debate es porque carece de ideas y programas para convencer.

G.G.: Vargas Lleras públicamente le aconsejó dejar el cargo. ¿El consejo lo animó a tomar la decisión de abandonar el ministerio?

A.F.A.: Toda la vida he actuado siguiendo sólo lo que me dictan mi conciencia y mis principios.

G.G.: El senador Robledo le pidió al procurador Ordóñez que lo investigara por participación en política. ¿Eso en qué va?

A.F.A.: No tiene ningún fundamento esa petición porque siempre me comporté de manera transparente como ministro. Cuando mis contradictores no encontraron forma de cuestionar la gestión, siempre acudieron a la calumnia y la mentira.

G.G.: ¿Pero usted es el primer uribista, o el número dos, como dice Vladdo, el 'Uribitwo'?

A.F.A.: Cuando me dicen Uribito para ofenderme, lo soporto como una agresión propia del debate; cuando me lo dicen por cariño, me llena de orgullo. Qué bueno que me comparen con este Presidente que les ha mejorado la calidad de vida a millones de colombianos. ¡Qué tal que me compararan con otros presidentes!

G.G.: Pastrana le dijo a SEMANA que el conservatismo está desdibujado y perdió norte moral. ¿Cree que va a contar con la bendición del ex presidente?

A.F.A.: En las últimas horas le conté al presidente Pastrana mi decisión y me dio muy buenos consejos.

G.G.: Compártame uno.

A.F.A.: Que me enfocara en las cosas fundamentales y no en aspectos secundarios que puedan desviar la concentración.

G.G.: Otros le aconsejaron que no repartiera tanto subsidio como ministro porque creaba una situación irreal que a largo plazo no se iba a poder mantener. ¿Hizo caso?

A.F.A.: Nos enfocamos en apoyar el campo para que fuera más competitivo y se generaran puestos de trabajo. Demostramos los resultados: recuperamos un millón de hectáreas de agricultura lícita; llegamos a una cifra récord, 27 millones de toneladas, de producción en el campo, y aumentamos en el 10 por ciento la productividad.

G.G.: ¿Faltó decisión para que miles de hectáreas que están al cuidado de Estupefacientes fueran fuente de subsistencia para familias necesitadas?

A.F.A.: Es una de mis grandes frustraciones. Nos dimos cuenta de que sólo cuando los jueces decretaran la extinción del dominio completa, y tardan hasta siete años, podíamos entregar esos bienes a los campesinos. Predio que me pasaban con extinción, predio que entregaba a desplazados y campesinos sin tierra.

G.G.: Hace dos años no se cumple la meta de inflación y los alimentos están jalonando el costo de vida. ¿Se siente responsable?

A.F.A.: El pasado fue un año muy duro en inflación de alimentos, y logramos blindar a Colombia de la escasez. Hubo inflación de alimentos por encima de años anteriores, pero fue más baja que en Venezuela, Ecuador y Chile.

G.G.: Sus dos críticos más calificados son Rudolf Hommes y Alejandro Gaviria. ¿Cuál de los dos tiene mejor puntería cuando le lanza dardos?

A.F.A.: Ruddy hablando de la necesidad de reactivar el campo es como ver a un pirómano llamando a los bomberos. Alejo es muy inteligente y siempre es un reto muy grande debatir con él.

G.G.: ¿Se siente, junto a Fajardo, uno de los dos extraños punteros de Yanhaas, como dice Osuna?

A.F.A.: Este es un proceso de trabajo continuo en el que las encuestas dan luces pero no lo son todo. Lo mío es volver ahora a recorrer de nuevo el país, y esa es la mejor encuesta de todas.

G.G.: ¿Cómo le va con el consejo de sabios del uribismo? Echeverry dice que usted es muy capaz, pero que le falta experiencia para no quemarse, y José Obdulio, pues, usted me dirá…

A.F.A.: No sé qué dice José Obdulio de mí; tengo con él una relación cordial pero no cercana. A Fabio lo admiro y lo aprecio; a él siempre hay que escucharlo, pero uno también tiene que escuchar a su propio corazón.

G.G.: ¿Por qué nunca reactivó la campaña del No Al Despeje?

A.F.A.: No se reactivó porque siempre estuvo activa. No tuve plata para dar más camisetas, pero la campaña de No Al Despeje la debemos mantener todos. Ni un solo milímetro a esos bandidos.

G.G.: ¿Con ellos haría un acuerdo humanitario?

A.F.A.: No voy a cerrar las puertas a un proceso de paz, pero sin engaños y sin despejes.

G.G.: ¿Trabajaría con Piedad Córdoba para traer a todos los secuestrados?

A.F.A.: Hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que quienes están encadenados en la selva vuelvan, sin meterle a eso ni política ni egos. Pero tampoco podemos permitir que esto se vuelva un show político a favor de las Farc, un escenario para 'Telefarc' o que haya secuestrados de primera y segunda categoría.

G.G.: ¿Piedad Córdoba tiene responsabilidad en el desarrollo de esos fenómenos que tanto le preocupan?

A.F.A.: Los colombianos nunca vamos a olvidar la imagen de la senadora con boina guerrillera recibiendo flores del terrorista Iván Márquez.

G.G.: ¿Pero no será que algo tendremos que olvidar para llegar a vivir en paz?

A.F.A.: Cierto, pero la paz verdadera no se logra apaciguándonos frente al terrorismo. A los terroristas hay que acabarlos, por las buenas o por las malas.

G.G.: La última, sobre una dama que se va a encontrar por el camino: si su partido se inclina por una persona como Noemí Sanín, ¿estaría dispuesto a respaldarla y a votar por ella?

A.F.A.: Ahora estoy enfocado en que la gente vote por mí. Quiero que el doctor Holguín vote por mí, y que Noemí vote por mí, y que Araújo vote por mí, y que la coalición entera vote por mí. ¡Y que hasta Juan Manuel Santos vote por mí!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.