Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/02/20 00:00

'YO NO MANDE NINGUN MENSAJE'

ANA MONTES, EX SUBDIRECTORA DEL DAS

'YO NO MANDE NINGUN MENSAJE'

HACE POCOS DIAS CRUZ HELENA AGUILAR Y Ana Montes, dos ex colaboradoras del fiscal Gustavo de Greiff, fueron retiradas de la Fiscalía y el DAS porque, en una conversación de la primera de ellas con Luis Ramírez presunto narcotraficante que fuera informante de la Fiscalía, parece estarle advirtiendo sobre la vigilancia que la Policía está ejerciendo sobre él. SEMANA decidió entrevistar a Ana Montes y ella se defendió.

SEMANA: ¿Por qué usted, como subdirectora del DAS, decidió enviarle un mensaje a Luis Ramírez, relacionado con los carteles de la droga, y quien según las autoridades planeaba atentar contra un mayor de la Policía?
ANA MONTES: No se trataba de mandarle un mensaje a Luis Ramírez. Lo que se pretendía era establecer si en la conversación que este señor sostuvo con Miguel Rodriguez en verdad se estaba planeando cometer un delito contra un oficial de la Policía.
SEMANA: Entonces, ¿por qué en la conversación que se interceptó hay una frase donde Cruz Helena le dise a Ramírez "ella le manda a decir que cuidado con los beeper y los teléfonos..."?
A.M.: Lo que pasa es que ella comete esa imprudencia y le da un mal manejo a la situación, que no corresponde a lo que yo pretendía cuando hablamos las dos.
SEMANA: ¿Qué presentación tiene ante la opinión pública el hecho de que la subdirectora del DAS mantenga una relación con una funcionaria que había sido removida de su cargo por su supuesta cercanía con algunos de los sometidos del cartel de Medellín?
A.M.: Mi relación con Cruz Helena Aguilar era de tipo profesional. Aunque le tenía aprecio porque vi en ella actitudes muy valerosas en procesos como la captura de Iván Urdinola y de otros personajes del cartel de la Costa, me distancié muchísimo de ella por la familiaridad que iba adquiriendo con algunos sindicados. Además, porque le sugirió al doctor De Greiff que le diera beneficios a Carlos Mario Alzate y a John Jairo Vásquez, entre otros. Yo consideraba que jurídicamente no era posible y que no habían aportado mayor cosa.
SEMANA: ¿Por qué entonces mantiene esa relación?
A.M.: Porque para mí ella era una gran fuente de información.
SEMANA: ¿Por qué Luis Ramírez la califica a usted como una persona muy formal? ¿eso que significa?
A.M.: Significa que soy una persona seria que tiene un trato formal con la gente. Debe ser al contrario de lo que plantea de Cruz Helena, que es una persona de mucha familiaridad.
SEMANA: ¿Pero un trato formal es suficiente para que él diga que quiere regalarle una ancheta?
A.M.: Yo quiero contar esa historia porque para mí ha sido bastante atormentadora. Yo tuve mucha participación en la baja de Pablo Escobar. Entonces un día, en la Navidad de 1993, encontré una ancheta en mi oficina y pregunté que quién me la había mandado. Mi secretaria me dijo que había sido Luis Ramírez. No encontré la manera de devolverla. Fui a la oficina del doctor De Greiff y había otra ancheta de las mismas y le dije: "Doctor, mire, el tipo me mandó una igualita". Y el me contestó: "Mamita, no sea tan escrupulosa que esa gente ha ayudado mucho". Eso me desmoronó un poquito.
SEMANA:¿Por qué siendo Directora Nacional de Fiscalías permitió una serie de beneficios con la gente de Cali, como el expedirle certificados a Pacho Herrera?
A.M.: El doctor De Greiff empezó a asumir personalmente el tema de Cali y yo fui muy crítica con respecto a lo que era Cali. Siempre le dije: "Doctor, Cali es la corrupción de este país, quien ha corrompido es Cali no nos dejemos convencer de ellos: Tienen que pagar la misma pena de Pablo Escobar porque son tan delincuentes como él". El mismo atendía a estas personas y en su computador expedía las certificaciones.
SEMANA: Y si ese manejo era tan aberrante, ¿por qué no se retiró?
A.M.: No creo que el doctor De Greiff estuviera cometiendo una actiyidad delictiva. Yo entendía que esa era su filosofía y que él estaba convencido de lo que hacía.
SEMANA: ¿Por qué cree usted que salió del DAS?
A.M.: Yo creo que el doctor Ramiro Bejarano manejó mal el tema. Que no fue lo suficientemente maduro para respaldar a una funcionaria. Quiero creer que esa fue la única razón.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.