Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

"Yo sí logro la paz'

Álvaro Leyva habla con SEMANA sobre su proyecto de paz y su candidatura presidencial. Advierte que, a pesar de lo que muchos piensan, se está agudizando la guerra.

SEMANA: ¿Cómo es eso de Álvaro Leyva presidente? ÁLVARO LEYVA DURÁN: Eso es lo que muchos amigos y sectores de opinión han venido indicando. Para lo cual, más que una aspiración, habría que mostrar el proyecto de una Colombia nueva, diferente. Yo encabezaría entonces, un proyecto distinto al del presidente Álvaro Uribe, en el que parto del hecho de que él encarna la guerra, y yo, la paz. SEMANA: ¿Y qué elementos centrales tendría ese proyecto? A.L.D.: El proyecto del presidente Uribe está agotado y el país requiere de otro. El nuestro busca institucionalizar el país, y eso implica buscar la paz de manera integral y alcanzar todo lo que de ella se deriva. La gente piensa que la paz se reduce simplemente a un cese de hostilidades o a la posibilidad de salir de vacaciones o ir a sus fincas, y eso no es así. La solución al conflicto pasa por los más variados temas, por lo social, por la revisión de la estructura económica del país, por la búsqueda de un mayor crecimiento económico y mejor distribución del ingreso, por los cultivos ilícitos y su sustitución, por el tema de la extradición y por una atinada interpretación de los asuntos del país. En fin, por una cantidad de variables que hay que atender a partir precisamente de una fórmula que permita acabar con el conflicto interno. Se trata de un proyecto ambicioso que habría que ponerlo a consideración del país. SEMANA: Pero ¿no es una especie de suicidio político enfrentarse a un presidente-candidato como Uribe, sobre todo con la popularidad que tiene? A.L.D.: No, porque las cifras que muestran las encuestas no son reales. No siempre demuestran la intención de voto, como tampoco son reales las cifras que hablan de un mejoramiento del país en los distintos campos. Desde la salida del anterior director del Dane, todo es cuestionable. Lo que pondría a consideración del país no es un nombre, sino un proyecto. Si el proyecto tiene eco, triunfa. No seré yo quien vaya a 'suicidarme en primavera' a causa de un capricho personal. SEMANA: ¿No había usted ya anunciado que iba a ser candidato presidencial? A.L.D.: No. La vez que más me he acercado a esa decisión fue en la carta que le envié al Presidente la semana pasada, en la que le digo que estoy pensando en enfrentarlo de tú a tú en la arena política. Por lo pronto, no soy ni precandidato ni candidato. Estoy atento a lo que él le vaya a presentar al país, para contrarrestar su fracaso. En ese momento pondría a consideración mi proyecto, a fin de que la gente tenga una opción diferente SEMANA: ¿Y por qué lo considera fracasado? A.L.D.: En este momento hay una gran desinformación y la gente no conoce lo que está sucediendo. Si usted mira las cifras de la fundación Seguridad y Democracia, que provienen del Ministerio de Defensa, se muestra que en los tres primeros años de la administración Uribe ha habido 6.080 combates, es decir, 5,6 diarios, que han producido 8.686 bajas, 5.312 secuestros; que en estos tres años los retenes ilegales aumentaron 775 por ciento en Arauca; 600 por ciento en Quindío; 443 en Meta; ciento por ciento en Risaralda y 74 por ciento en Boyacá. Estas y otras cifras son impresionantes. ¿Dónde están enterrando a esos soldaditos? No volví a ver fotos noticias de los funerales, como antiguamente. Cuántos son los heridos, los lisiados... se ha creado un vacío de información que ha llevado a la gente a aplaudir algo que no corresponde a la verdad, no sólo en el conflicto, sino en materia económica, y mucho más en materia social. SEMANA: Pero la gente ha vuelto a viajar por carretera e ir a las fincas y salir de vacaciones. A.L.D.: Claro que es así, pero sobre la base de que detrás está la Fuerza Pública. La paz no consiste en salir a las fincas y vivir tranquilamente sin tener la Fuerza Pública detrás y los helicópteros encima. El costo de poner un uniformado detrás de cada colombiano es alto y como solución es algo absurdo. SEMANA: Pero para la gente es claro que hay mejoría frente a la difícil situación que había en el gobierno Pastrana. A.L.D.: Son situaciones que no son comparables. Pastrana no logró la paz negociada y Uribe tampoco la logró a tiros. Por ejemplo, el anterior ministro del Interior señaló que para finales del año pasado no habría cultivos ilícitos, y hoy medio país sigue siendo fumigado. Por cada hectárea de cultivo hay que fumigar 22. Para radicar las 80.000 que aún existen, hay que fumigar 1.700.000 hectáreas. ¿Le parece a usted esto un éxito? SEMANA: ¿Y si no logra la paz, más aun cuando las Farc no han dado gestos de quererla? A.L.D.: Yo sí logro la paz. La sé hacer, me he dedicado toda la vida a ello. He iniciado varios proyectos, que nunca los he podido manejar y por eso han fallado. La propuesta señalará cómo se hace esa paz. Para lograr la paz se requiere gozar de credibilidad y producirle confianza al adversario. Uribe no produce la confianza requerida ni goza de credibilidad suficiente para hacerla. Cómo será que ni siquiera ha logrado hacer el acuerdo humanitario. SEMANA: ¿Ese proyecto tiene algo que ver con que el Comisionado de Paz dijo en SEMANA que usted tenía acercamientos con los paramilitares? A.L.D.: No tengo acercamiento con los paramilitares, el acercamiento lo tiene él. Naturalmente sí estoy al tanto de lo que piensan. De igual manera, conozco exactamente lo que hay detrás del alzamiento en armas, lo que las Farc denominan guerra social armada. También sé qué busca el ELN con su lucha. Si no se conoce al adversario y lo que pasa por su mente, no hay forma de hacer la paz. Llevo en estas lides desde 1983. El Alto Comisionado comenzó hace tres años, después de haber dado a conocer su libro El derecho a la ternura. SEMANA: ¿Por qué en un canal en Manizales 'Ernesto Báez' lo lanzó a usted como candidato presidencial? A.L.D.: De pronto ha hecho la carrera de que yo sí puedo hacer la paz SEMANA: ¿Usted es de izquierda, de derecha, conservador? A.L.D.: Nací en el seno de una familia conservadora, siempre se me ha señalado como tal, pero soy demócrata integral de centro. SEMANA: Debido a su cercanía con las Farc un sector del país lo tilda a usted de comunista y hasta de guerrillero, ¿qué opina de eso? A.L.D.: Se confunde el conocimiento que pueda tener de ese grupo armado con una cercanía. Hay mucha desinformación e ignorancia en materia de paz y guerra. Precisamente por conocer estos sectores alzados en armas me encuentro en capacidad de ofrecerle al país un proyecto de paz integral. SEMANA: ¿Qué opina usted del proceso de paz que se está adelantando con los paramilitares? A.L.D.: Se comenzó por el final. Se habla de una desmovilización y no se sabe qué hacer con los desmovilizados. El marco de este proceso es una ley que nació en los términos más curiosos: arranca en sesiones extraordinarias, durante las cuales sólo puede tener iniciativa el Presidente, pero el proyecto es de iniciativa parlamentaria. Toca un código, que es el penal, que no puede ser objeto de estudio sino exclusivamente durante sesiones ordinarias. Y además, se vota de forma equivocada porque no se recurre a la votación calificada. Y al final se tiene una ley que no está en funcionamiento. Todo esto es un mazacote. SEMANA: ¿Usted cree que este proceso va a terminar mal? A.L.D.: Por lo general, lo que comienza mal, termina mal. Esos espectáculos del Presidente alzando la voz, dando ultimátum para después capitular de la noche a la mañana, indican que va por pésimo camino. SEMANA: ¿Ve posibilidades reales de que se haga un intercambio humanitario, más aun en medio de una campaña electoral? A.L.D.: Hoy no creo en el intercambio humanitario y mucho menos en vísperas de iniciarse un proceso electoral; salvo que las encuestas le demuestren al Presidente que el intercambio lo puede beneficiar en su pretensión de ser reelegido. SEMANA: ¿Y por qué no ayuda al gobierno? A.L.D.: No es un problema de ayudar o no. Mientras el gobierno realmente quiera un acuerdo, no necesita de nadie. Yo sirvo para solucionar cosas, no para estancarme en posiciones tercas. SEMANA: ¿Cree que las Farc están en vía de ser derrotadas militarmente o están replegadas? A.L.D.: No soy la persona indicada para responder esta pregunta. Espero que a lo largo de este proceso electoral se levante el telón y el país conozca la realidad. La gente se va a llevar una gran sorpresa. Los hechos son tozudos. Después de tres años de política de seguridad democrática, de 6.000 combates, de miles de millones de pesos malgastados en la contienda, no hay un solo jefe importante de las Farc detenido, y se dice que esta guerrilla viene reapareciendo en los más diversos sitios del país. Esto es algo que se comienza a aceptar como prueba de un fracaso. SEMANA: Si hay segunda vuelta, ¿es Uribe derrotable? A.L.D.: De golpe se le derrota en la primera vuelta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.