Miércoles, 17 de septiembre de 2014

| 2013/07/13 00:00

“Yo voy a responder por lo mío”

El mayor accionista del Grupo InterBolsa habló con SEMANA sobre su situación y sus responsabilidades.

Víctor Maldonado. Foto: Guillermo Torres / Semana

SEMANA: Algunas personas calculan que sus deudas en este caso superan los 40 millones de dólares. ¿Usted cuánto reconoce de ese monto?

VÍCTOR MALDONADO: Hay dos tipos de deuda. Una relacionada con InterBolsa y otra con el Fondo Premium. En el primer caso, se trata de los ‘repos’ InterBolsa. El valor está definido en 35.814.763.121 pesos. No se ha iniciado el pago, pero está muy pronto a comenzar. Estamos en unos acuerdos que se están ajustando. Ahora, frente a Premium debo aclarar que mi deuda es con Valores Incorporados, empresa de la cual no soy socio. En este caso estamos hablando de un capital de 21.000 millones de pesos, aproximadamente. La otra deuda que reconozco es con Adean Capital de Panamá, donde no soy socio y ahí estamos hablando, en pesos, de alrededor de 5.000 millones. 

SEMANA: ¿Eso es todo?


V. M.: Hay de otras sociedades, lo que pasa es que hay una cuenta relacionada con la compañía Sumo que tenía un contrato de participación que yo no reconozco porque todo el movimiento que se realizó no fue llevado de acuerdo con dicho contrato, que decía que cada operación debería ser informada y autorizada por mí o el representante de las sociedades y no fue así. 

SEMANA: Esa es una cuenta de 20 millones de dólares, que se dice es una obligación suya…

V. M.: Yo no reconozco esa cifra. Sumo es una compañía panameña en donde no tengo participación.

SEMANA: Frente a la información que se conoció sobre los giros por 123.000 millones de que entraron a su sociedad Helados Modernos de una manera extraña, usted ha dicho que su firma podría haberse falsificado. Esto es poco creíble pues se entiende que a uno le falsifican la firma para robarle, no para meterle plata y enriquecerlo. 

V. M.: Realmente no sé cómo explicarlo. En un estudio que estamos haciendo internamente, encontramos algunos movimientos diarios que nunca fueron autorizados por mí. Donde la firma que aparece no es la mía.

SEMANA: Pero la plata le entró a su empresa…

V. M.: Tuvimos una visita de la Superintendencia Financiera y ellos en sus preguntas sobre la contabilidad solicitaron información relacionada con los movimientos en esas cuentas. Estamos en la etapa de aclaración de la contabilidad nuestra con InterBolsa. Hasta ahora el objetivo de la Superfinanciera era indagar si hubo algo grave, pero hasta el momento solo ha detectado desorden contable, pero nada relacionado con conductas de lavado o captación porque no las hubo.

SEMANA: ¿Cuánto calcula usted que se va a perder en todo este descalabro financiero?

V. M.: No lo sé. Yo solo le puedo decir que por el lado mío yo voy a pagar todas mis deudas. En lo demás yo no tengo acceso a esa información.

SEMANA: Si usted tuviera que definir un error que se cometió en toda esta historia del desplome de InterBolsa, ¿cuál señalaría?


V. M.: El error fue administrativo y gerencial. Fue una equivocación en el manejo del día a día del negocio.

SEMANA: ¿Usted no considera que se actuó de mala fe en este caso?

V. M.: En ningún momento, eso lo tengo muy claro. De mi parte, como en todo negocio, hay cosas que salen bien y otras mal, pero la verdad es que en ningún momento tuve la intención de engañar a nadie, por eso estoy respondiendo por mis deudas, las que me corresponden.

SEMANA: ¿A quiénes les atribuye usted la mayor responsabilidad en esta debacle y a quiénes la menor?


V. M.: La mayor, a la administración del grupo y la menor, yo diría que a nosotros los accionistas y a la junta directiva.

SEMANA: Usted está diciendo entonces que todo ocurrió a sus espaldas...

V. M.: Yo no estaba metido en el día a día ni en el pormenor de los negocios de InterBolsa, ni participaba en las decisiones. Lo único que le puedo decir de nuevo es que yo respondo por mis actos.

SEMANA: Usted en algún momento dijo que iba a responderles a las víctimas, exactamente ¿qué significa esa respuesta?

V. M.: Hablar de víctimas es hablar de un delito y yo no cometí un delito. Lo que he dicho es que voy a responder por mis deudas a todos mis acreedores.

SEMANA: ¿Usted sí va a responderles a los que debe?

V. M.: Claro que sí. Ya hay propuestas serias encima de la mesa. No son cosas en el aire.

SEMANA: ¿Hoy considera que hubo manipulación en el precio de la acción de Fabricato?

V. M.: Primero aclaro que yo no tengo acciones de Fabricato. Lo que pasa es que en el movimiento que hacían los corredores bajo mi cuenta algunas veces se movieron acciones no solo de Fabricato, sino de otras compañías como Coltejer o la Bolsa Mercantil u otras, en algunas de esas es donde no reconozco la firma, es decir no fueron autorizadas por mí. Y para contestarle lo de la manipulación nunca conocí ni participé de ningún acto que constituyera manipulación. Yo no estaba interesado en ese negocio, y menos siendo socio de Coltejer.

SEMANA: Según usted, ¿fue engañado?


V. M.: Siento que fue una mala toma de decisiones, pero la verdad lo que siento es que tuve demasiada confianza en mis socios.

SEMANA: Muchos de los testigos han dicho que ustedes usaron los recursos de los clientes para invertirlos en productos que los beneficiaban a ustedes los socios más que a los inversionistas. ¿Qué piensa de esto?


V. M.: Yo no era parte de la administración, ni tuve poder decisorio sobre el tema de invertir recursos. Las decisiones que se tomaron fueron totalmente ajenas a mí.

SEMANA: ¿Usted no reconoce alguna equivocación de su parte?

V. M.: Yo creo que hubo muchas fallas, pero no delitos. Todo eso fueron errores cometidos por exceso de confianza en quienes tomaban las decisiones.

SEMANA: ¿Se arrepiente de haberse metido en este negocio?

V. M.: No. En su momento era interesante, hoy día después de todo lo sucedido, el interés se perdió.

SEMANA: ¿Qué piensa hacer con su vida cuando termine esta pesadilla?

V. M.: La verdad lo que haré es seguir trabajando. Me voy a dedicar a recuperar todas mis pérdidas. Trabajar es lo que he hecho toda mi vida. Lo que la gente no sabe es que yo también perdí mucho dinero en este tema. Pero para mí lo principal es pagar mis deudas y buscar mi recuperación económica.

SEMANA: ¿Qué le queda por decir?

V. M.: Que soy un accionista con la obligación y el compromiso de pagar mis obligaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×