Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2015 7:00:00 PM

El largo historial delictivo de John ‘calzones’

El candidato a la Alcaldía de Yopal, capturado por el delito de urbanización ilegal, también es investigado por lesiones culposas, fraude a resolución judicial y amenazas.

El pasado miércoles una misión del CTI de la Fiscalía tomó por sorpresa a los habitantes de Yopal. Uno de los candidatos a la alcaldía –tal vez el más opcionado para dirigir los destinos de la localidad- fue detenido por la Policía por el delito de urbanización ilegal. De inmediato, fue trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá.
 
Se trata de John Jairo Torres, más conocido como John ‘Calzones’, quien se ganó el reconocimiento en ese municipio desde inicios de 2014 cuando constituyó una empresa llamada ‘Ciudadela la Bendición’, con la que pretendía ofrecer soluciones de vivienda a las personas más pobres de la capital de Casanare. Una estrategia que le sirvió para lanzar su candidatura.
 
El gran escollo fue que el predio en el que ‘Calzones’ empezó a construir edificaciones y a vender lotes era un terreno que, desde 2012, la Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio, pues los dueños eran dos hermanos investigados por ser testaferros del narcotraficante Germán Gonzalo Sánchez, alias ‘Coletas’ –pedido en extradición por España- y quien a su vez tiene vínculos con Daniel el ‘loco’ Barrera.
 
Aun así, ‘Calzones’ se apropió de esos terrenos y, en poco más de un año, vendió 10.000 lotes de 90 metros cuadrados a familias de estratos uno y dos. El valor de cada predio oscilaba entre los 32 y 37 millones de pesos, que las personas  podían comprar con una cuota inicial de $1,3 millones de pesos y pagos mensuales de $250.000 pesos.
 
Pero Torres no solo les daba a los yopaleños la facilidad de tener vivienda propia. También les regalaba un subsidio de cinco millones de pesos para que compraran materiales de construcción. Fue así como este hombre se ganó el cariño de buena parte de la población y con eso creyó tener el respaldo político suficiente para aspirar a la alcaldía. Por eso inscribió su candidatura por firmas. Al mismo tiempo que jugaba al político benefactor, incrementaba su fortuna.
 
Según información de las autoridades, los bienes de este hombre ascienden a más de 10.000 millones de pesos, la mayoría concentrado en propiedades que, por ahora, se encuentran congelados por una medida cautelar que le impuso la Fiscalía. Una fortuna que, según dijo ‘Calzones’, construyó desde cuando era joven y vendía ropa íntima femenina.
 
Pero esta no la única investigación que tiene ‘Calzones’ en su expediente. Semana.com conoció un documento de la Fiscalía en el que está escrito el historial de este yopaleño. John ‘Calzones’ es investigado, entre otros, por el delito de lesiones culposas por un hecho que se presentó el pasado 10 de agosto en Yopal.
 
Además de eso, desde abril de 2014, aparece como indiciado por el delito de fraude a resolución judicial, es decir, cuando una persona se vale de artimañas para evitar el cumplimiento de una obligación impuesta mediante resolución judicial.
 
Eso no es todo. Desde agosto de 2011 es investigado por amenazas por un hecho que, según registra el documento, se presentó en el Concejo Municipal de Yopal. En mayo pasado, la Fiscalía dictó medidas cautelares sobre 10 de sus propiedades por los presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.
 
Aunque el historial de John ‘Calzones’ es largo y tal vez durará un buen tiempo tras las rejas, a estas alturas el Consejo Nacional Electoral no puede revocar su candidatura y lo más probable es que estando en la cárcel obtenga miles de votos en Yopal. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.