Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2015 3:03:00 PM

Confiscan los bienes del ‘Robin Hood’ de Yopal

La Fiscalía embargó las propiedades de John Jairo Torres, que aspiraría a la Alcaldía de Yopal. Los bienes alcanzan los 150.000 millones de pesos.

Yopal lleva cuatro años sin agua, lo cual es inaceptable para una población rica en recursos naturales y que está en expansión, pues hace 20 años tenía 40.000 habitantes y hoy ya supera los 170.000.

Entre los escándalos de corrupción y el desespero de la gente que necesita un acueducto, apareció John Jairo Torres Torres, un empresario dedicado a la venta de ropa interior femenina, pero que se convirtió en el 'Robin Hood' de los yopaleños al ofrecer soluciones de vivienda a precios muy favorables, y que además cuenta con todas las redes de servicios públicos, incluida una planta y tuberías que llevan la anhelada agua, algo que en cuatro años la administración municipal no logró en el resto de la ciudad.

Sin embargo, la Dirección Nacional de Extinción del Derecho del Dominio de la Fiscalía y la Dijín de la Policía, en una investigación a fondo y en tan solo seis meses, encontraron que detrás de las buenas intenciones de John Jairo Torres habría una larga red de testaferrato del narcotraficante Germán Gonzalo Sánchez Rey, 'Coletas', extraditado a España en el 2010 por tráfico de estupefacientes
 
Por ello se dictaron medidas cautelares a los bienes de John Jairo Torres, avaluados en 150.000 millones de pesos. Entre ellos se encuentran dos apartamentos en Bogotá, tres grandes terrenos en Yopal, cuatro lotes en Barranquilla y el Hotel campestre de lujo La Bendición en Yopal.

Amado por muchos, el empresario oriundo de Trinidad (Casanare) montó un proyecto de vivienda para 10.000 familias (algo así como una quinta parte de la ciudad) en un lote con medidas cautelares y embargado por la Fiscalía en el 2012 y que fue puesto en manos de la antigua Dirección Nacional de Estupefacientes, hoy Sociedad de Activos Especiales (SAE). El proyecto creado por Torres se llama Ciudadela La Bendición, ubicado en el extremo suroccidental de Yopal y a pesar de los problemas legales que tiene, las obras arrancaron.

Torres prometió unos lotes en un predio de 114 hectáreas, pero el proyecto no cuenta con permisos de construcción ni de medio ambiente. Sin embargo, el empresario se ha protegido al darles a los compradores una promesa de compraventa donde en ninguna parte se dice que es para construcción de vivienda.

La bendición o la herencia maldita

La Ciudadela La Bendición recibe el agua a través de mangueras que llegan a los lotes provenientes de tanques instalados en la entrada del terreno, aunque hace poco Corporinoquía selló y suspendió el bombeo de los pozos mediante los cuales se suministraba agua. En este momento hay 453 lotes habitados, donde viven aproximadamente 1.538 personas.

Uno de los hechos que alertaron a la Fiscalía fue que el predio sobre el cual Torres construye la ciudadela pertenece a Jairo Enrique Pérez Barreto, quien lo adquirió de su hermano Leonardo Pérez Barreto y estas dos personas son presuntos testaferros del narcotraficante Germán Gonzalo Sánchez Rey, alias 'Coletas'.

Para la época en que Leonardo Pérez adquirió los predios sobre los que se construye La Bendición (que están embargados), se dio otro negocio que llamó la atención de la Fiscalía. Pérez compró tres terrenos en Puerto López (Meta) por 4.000 millones de pesos, pero en las escrituras aparecen avaluados por cerca de 600 millones de pesos.

La Dirección de Extinción de Dominio encontró que no hay soportes claros y suficientes para el origen de esos recursos, sumado a que la firma de las escrituras se demoró más de un año y se realizó por un precio menor al real. Además, en un principio el negocio se iba a realizar con alias 'Coletas' y de un momento a otro pasó a hacerse con Leonardo Pérez (reconocido ingeniero que ha contratado con el Estado).

Como producto de esas irregularidades, esos predios en Meta también tienen medidas cautelares y la Fiscalía advierte que esa misma forma de testaferrato se llevó a cabo en Yopal. En entrevistas con varios medios John Jairo Torres ha dicho que él simplemente es un empresario con buen olfato para los negocios. Sin embargo, cuando las autoridades analizaron los patrimonios e ingresos de él, su esposa y su hermana, no aparece una trazabilidad económica que justifique los multimillonarios bienes que poseen.

Experto en construcciones

Sólo el año pasado el lujoso hotel La Bendición tuvo un contrato con el Estado para prestar la logística de un diplomado sobre contratación estatal por 10 millones de pesos. El hotel, que compite en lujos con otros de talla internacional, fue construido en el 2012, pero no es claro de dónde John Jairo Torres obtuvo los recursos para una construcción de esa magnitud.


Entrada al Hotel campestre La Bendición, de propiedad de Jhon Jairo Torres y su esposa.

Torres es un hombre polifacético. En agosto del 2014 nació como constructor de obras civiles, prestando servicios a la Ciudadela La Bendición John Jairo Torres S. A. S.; ejecutando obras civiles de acueducto y alcantarillado, redes de gas, redes eléctricas, plantas de agua, así como proveedor de suministro de transporte de carga, alquiler de maquinaria pesada y arrendamiento de vehículos de uso particular.

Hace poco unos anónimos indicaron que John Jairo Torres estaría intentando traspasar sus bienes a la sociedad Inversiones Durán Flórez y Cía., además que la Fiscalía se enteró de que traspasó todas sus acciones de Ciudadela la Bendición John Jairo Torres S. A. S. a su hermana Genny Milady Torres, lo que encendió todas las alarmas.

Lo anterior, junto con todo el material probatorio del ente acusador y de la Dijín, hizo que la Dirección de Extinción de Dominio congelara los bienes de John Jairo Torres, un hombre que a pesar de tener dudosos negocios, en Casanare sigue siendo visto por muchos como un 'Robin Hood'.

Promesas de alcalde

En Yopal como en muchos otros municipios de Colombia el sueño de muchas personas es tener una casa propia. En 2011 el portal votebien.com informó que los candidatos a la Alcaldía de este municipio ofrecían lotes ubicados fuera del perímetro urbano, asegurando que los legalizarían si llegaban al poder.

Por aproximadamente 20 millones de pesos el candidato compraba una hectárea de tierra y la dividía en cerca de 80 parcelas que luego vendía a 8 millones cada una. En ese año se habrían adjudicado 3.000 lotes de esa manera y nuevas urbanizadoras estarían empleando esta modalidad.


Sede del Movimiento Social La Bendición que apoya a Jhon Jairo Torres

Para la Fiscalía, aparentemente de esta misma forma funciona la Ciudadela La Bendición, propiedad de Jhon Jairo Torres, quien también aspira a la Alcaldía de Yopal. En un principio hizo oficial su campaña pero a finales de marzo renunció aduciendo amenazas y constreñimientos contra él y su familia.

Sin embargo, la empatía de muchos yopaleños lo motivó nuevamente a postularse, pero esta vez a través de firmas. Y lo más probable es que le alcancen porque su comportamiento altruista ha movilizado a cientos de personas que lo apoyan en emisoras de la región y en las calles a través de pancartas, incluso en Facebook existen varios grupos en los que se apoya a Jhon Jairo Torres, como por ejemplo: Ciudadela La Bendición, Jhon Jairo torres-Una bendición para Yopal, y Con Jhon Jairo Torres hasta el final.

En una entrevista el año pasado con la Revista Don Juan, Jhon Jairo Torres dijo: “Yo iba muy bien con la Ciudadela, pero la maquinaria política aquí era del doctor Santos, y resulta que a mí me castigaron y me están castigando por haberme metido en política”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.