Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2005 12:00:00 AM

A la yugular

La captura del hombre que tenía en jaque al nororiente del país es el más duro golpe que ha recibido el ELN en la última década.

Desde que Francisco Galán fue capturado hace 13 años, la cúpula del ELN no volvió a ser golpeada por las autoridades. Desde entonces, aunque ese grupo ha sido diezmado y varias de sus estructuras fueron desvertebradas, ninguno de los hombres más importantes de esa guerrilla ha sido blanco de las Fuerzas Militares y organismos de seguridad. Esa larga sequía, en busca de un ?pez gordo?, terminó el pasado 28 de abril. A las 7 de la noche de ese jueves, un comando del Gaula de la Policía llegó al barrio La Enea en Manizales. Rodearon algunas cuadras y cuando el reloj marcó las 7 de la noche, varios uniformados se lanzaron contra un hombre que caminaba por la calle en compañía de una mujer. Se trataba de José Luis Ramírez Mejía, conocido en el ELN con el alias de ?Byron?. Para muchos se trató del arresto de otro subversivo más. Pero en realidad ?Byron? no es un guerrillero cualquiera. Este hombre, según los mismos integrantes del ELN, es uno de los jefes guerrilleros más importantes para esa guerrilla. Su importancia para los elenos puede ser comparable a la de ?Romaña? o ?El negro Acacio? para las Farc. "Byron" nació en el municipio de Cocorná, Antioquia, en 1961. A comienzos de los años 80 se graduó de bachiller y se dedicó a trabajar en la finca de sus padres. Allí conoció a algunos miembros del ELN que actuaban en la zona, entre ellos a Nicolás Rodríguez Bautista, alias ?Gabino?. A los 22 años, mientras acudía a algunas reuniones clandestinas con los subversivos, llegó a ser concejal de su municipio. Tenía una gran facilidad de expresión, y él y su familia era muy conocidos en la región. Para 1984 había establecido una estrecha amistad con ?Gabino?, que lo convenció de ingresar a la filas del ELN. A partir de ese año José Luis Ramírez Mejía empezó a llamarse ?Byron?. Tres años después de su ingreso a la guerrilla, su destreza en el manejo de las armas y en la fabricación de explosivos, entre otras ?habilidades?, le permitió ascender rápidamente. Fue nombrado comandante militar del frente Carlos Alirio Buitrago, una de las estructuras más importantes del ELN. Cuando asumió el mando, ?Byron? estaba al frente de 80 hombres y en menos de dos años consiguió aumentar esa cifra a 250 guerrilleros. Para consolidar una rápida expansión en el oriente de Antioquia, a comienzos de los años 90 el guerrillero diseñó una estrategia que consistió en dividir sus fuerzas y creó una especie de comandos especiales como la ?Compañía José María Córdoba? y el ?Proyecto Romeral?. Los primeros tenían la misión específica de realizar acciones armadas y controlaron los municipios del oriente como Cocorná, San Francisco, Argelia, Concepción y Nariño, entre otros. El otro grupo, ?Romeral?, era una estructura encargada del fortalecimiento de las finanzas mediante el secuestro. Para 1993, antes de cumplir los 10 años de haber ingresado al ELN, ?Byron? ya era el jefe de la que se había convertido en la más completa y eficiente máquina de guerra del ELN en el país. Era una estructura que fue denominada ?Área Industrial?, una fuerza conformada por 1.200 hombres distribuidos en seis frentes y con influencia en el oriente de Antioquia y parte de Caldas. Según datos de la Fiscalía y la Fundación País Libre, tan sólo entre 1991 y 1994 las estructuras bajo el mando de ?Byron? efectuaron 180 secuestros que le reportaron jugosas utilidades. Su maquiavélica destreza para el crimen no se limitó al campo económico. En esos años lideró más de 20 tomas a diferentes municipios, principalmente en Antioquia. Su habilidad y la importancia que adquirió fueron reconocidas por sus comandantes en el III Pleno del ELN en 1996. Ese año se creó el ?Estado Mayor Nacional?, una estructura que trazaba las políticas militares de la organización y a la que sólo pertenecían los 10 comandantes. Gracias a sus resultados en materia de secuestros y ataques, ?Byron? entró a formar parte de ese grupo. Para ese momento ?Byron? ya era uno de los guerrilleros más buscados por las Fuerzas Militares y los organismos de seguridad y su nombre era tristemente célebre en las poblaciones del oriente del país. Era reconocido por ser el mayor secuestrador de la región y uno de los guerrilleros más sanguinarios. Pero lo peor aún estaba por venir. Durante 2000 ?Byron? le demostró al país su poderío militar y se apoderó a punta de secuestros y fusil de la principal carretera de Colombia: la vía Bogotá-Medellín. Todos los transportadores de carga y pasajeros estaban obligados no sólo a pagar vacunas sino que debían ajustarse a los horarios que él fijaba para transitar. Fue tal su dominio del terror que a comienzos de febrero de 2000 detuvo totalmente la circulación sobre la vía durante casi cuatro días. Sólo el envío de más de 2.500 soldados y bombardeos de la Fuerza Aérea lo hicieron retroceder. En la vía sus hombres realizaban permanentes pescas milagrosas. Según datos de la Fundación País Libre y el Gaula, sólo entre 2000 y 2001, 123 personas fueron secuestradas en esa ruta, entre ellos 15 ciudadanos extranjeros. Aparte de continuar con tomas y hostigamientos a diferentes pueblos, ?Byron? fue el encargado de dinamitar más de 50 torres de energía en Antioquia y Caldas. Pero por encima de estas acciones, su nombre se hizo cada vez más conocido ya que se convirtió en el hombre más temido debido a la ola indiscriminada de secuestros que ordenó. Según la Unidad Antisecuestro de la Fiscalía, entre 1996 y 2004 ?Byron? realizó cerca de 400 de éstos. Entre esas víctimas se cuentan 27 extranjeros, lo que lo convierte en el guerrillero que más ciudadanos de otros países ha secuestrado en la larga historia de ese delito en el país. En agosto del año pasado, ?Byron? recibió la misión de reorganizar todas las fuerzas del ELN en el oriente del país con el fin de contrarrestar la ofensiva que lanzó la Fuerza Pública. De acuerdo con las directrices del Comando Central ?Coce? debía unir a las estructuras elenas de Antioquia, Caldas, Risaralda y Quindío para crear lo que se denominaría ?Área Central?. El epicentro de las operaciones, desde donde lanzaría una nueva ofensiva, sería el Viejo Caldas. Sin embargo, los planes de ?Byron? y el Coce empezaron a desmoronarse el 29 de diciembre del año pasado. Ese día el Gaula de la Policía dio de baja en una vereda de Caldas, Antioquia, a Honorio Pamplona, alias ?Rasputín?, quien era uno de los hombres de confianza de ?Byron?. En ese operativo también fueron capturados siete guerrilleros del ELN. La investigación que comenzaron los hombres del Gaula tras la muerte de ?Rasputín? fue la que los llevó a la captura de ?Byron?. Por medio de cruces de llamadas, controles y monitoreo de comunicaciones, el Gaula ubicó a ?Byron? en Pereira a comienzos de abril pasado. En grupo empezó a seguirlo y finalmente, la noche del pasado 28 de abril lo arrestó en una calle de Manizales. Ese fue el fin de la carrera de uno de los hombres más importantes que ha tenido el ELN en la última década.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.