Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/08/09 00:00

Zambrano quiere que el ‘carrusel’ no se repita

El exsecretario de salud de Bogotá Héctor Zambrano dijo que ayudará a que se sepa toda la verdad.

Foto: Daniel Reina / SEMANA.

Arrepentido y dispuesto a colaborar con la justicia para que se llegue hasta lo más profundo de las irregularidades que han rodeado el llamado ‘carrusel’ de contratos en Bogotá, se mostró el exsecretario de Salud de la capital del país Héctor Zambrano.

El exfuncionario está detenido luego que la Fiscalía le imputó los delitos de cohecho propio, celebración indebida de contratos, contratos sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación a favor de terceros. Manifestó que su colaboración en gran medida va dirigida a que el escándalo de corrupción más sonado de los últimos años en el país no se repita.

Durante su llegada al búnker de la Fiscalía en Bogotá, a donde comparece custodiado por guardias del INPEC, con el fin de declarar dentro de los acuerdos a los que ha venido llegando con el ente investigador, Zambrano indicó que ha dicho toda la verdad y que sabe que su actuación no estuvo bien.

“Vengo colaborando, diciendo toda la verdad. Fui un funcionario con (una carrera de) más de 25 años, cometí un error y estoy asumiendo mi responsabilidad, pero también estoy colaborando para esclarecer esto y que nunca vuelva a ocurrir en una ciudad como Bogotá”, aseguró mientras caminaba esposado por los pasillos de la Fiscalía.

Aunque manifestó no poder entregar detalles de cuáles serían las pruebas con las que pretende que los demás responsables de los hechos tengan que responder ante la justicia, no negó estar buscando la posibilidad de concretar un preacuerdo o un principio de oportunidad que le permita conseguir algunos beneficios.

“No puedo dar detalles de lo que es la declaratoria porque forma parte del sumario y por supuesto de un proceso en investigación (…) Ya he dado a conocer muchas cosas, pero todo forma parte de la reserva que se debe guardar en estos casos”, indicó.

Al indagarle si va a colaborar en los proceso contra los hermanos Iván y Samuel Moreno Rojas, indicó que eso hace parte del proceso, pero que por reserva no puede entregar mayores detalles. “Estoy diciendo la verdad y es así como estoy colaborando”, aseveró.

Según se ha podido conocer, Zambrano habría venido declarando en contra de varios de los concejales y exconcejales del Distrito, por al parecer haber recibido comisiones de contratos y ejercido influencia sobre los mismos a la hora de su adjudicación.

Vinculado al proceso

Zambrano fue vinculado al escándalo en relación con un contrato de ambulancias por 67.000 millones de pesos, luego que los polémicos excontratistas Julio Gómez y Emilio Tapia, también procesados por el ‘carrusel’ de la contratación, entregaron declaraciones que lo vinculan con los irregulares hechos.

El exfuncionario está privado de la libertad desde el pasado 19 de marzo, cuando un juez de garantías lo envió con detención preventiva a la cárcel La Picota de Bogotá, al dar credibilidad a las afirmaciones de la Fiscalía, donde se indicó que si era dejado libre podría obstruir el proceso.

Según las declaraciones leídas por el fiscal delegado ante la Corte Juan Vicente Valbuena -encargado de la investigación-, durante su solicitud de medida de aseguramiento en contra del exfuncionario distrital en marzo pasado, Tapia y Gómez confirmaron el presunto actuar irregular de Zambrano y la relación con diferentes personas involucradas con el ‘carrusel’.

De acuerdo con Valbuena, el contratista Tapia contó pormenores de la entrega de dádivas para facilitar la adjudicación del Contrato 1229 del 2009, cuyo objeto era la prestación del servicio de ambulancias. Este tuvo un costo de 67.000 millones de pesos.

“Pasaban por mis manos todos los ajustes que (Federico) Gaviria hacía. Para esa tarea delegué a un empleado mío de nombre Manuel Pastrana, él se encargaba de toda la parte técnica, de los ajustes hechos por Gaviria, incluso se reunió muchas veces con él, en algunas de esas reuniones participé, además se le hacían llegar siempre a Zambrano”, señaló el fiscal al referirse al contrato.

Valbuena aseguró que todo demuestra que “evidentemente existió una entrega de dinero correspondiente al 9 % del valor del contrato al exsecretario Héctor Zambrano, al exconcejal Hipólito Moreno y al propio intermediario, Emilio Tapia”.

La Fiscalía añadió que Zambrano para quedarse en la Secretaría Distrital hizo acuerdos con el exalcalde Samuel Moreno, su hermano Iván Moreno, Emilio Tapia y Julio Gómez, a cambio de que les adjudicaran el contrato de las ambulancias, puesto que los cargos muchas veces se convierten en una “mafia”.

De acuerdo con el fiscal, Gómez se encargó de presentar a Tapia y a Hipólito Moreno, y nació desde ese momento la relación que terminó con la adjudicación del contrato.

Según el ente acusador, el exfuncionario se encargaba desde su cargo de contratar para el servicio de salud pública la red de ambulancias de Bogotá con cargo al presupuesto de esa secretaría.

“Se encargaba de garantizar que el adjudicatario del contrato fuera la empresa que dijeran Emilio Tapia e Hipólito Moreno, es importante destacar que Zambrano era de la absoluta confianza de Julio Gómez y quien presentó a Zambrano con Tapia es Julio Gómez”, aseguró el fiscal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×