Lunes, 1 de septiembre de 2014

. SEMANA.

| 2013/08/06 00:00

¿Zancadilla de Polo a los Progresistas?

El Polo niega que detrás de su oposición al proyecto para partidos minoritarios haya una estrategia contra los disidentes.

El pasado lunes, cuando el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, y el ministro del Interior, Fernando Carrillo, anunciaron que no se tramitaría el ‘salvavidas’ para que los partidos minoritarios, señalaron la oposición del Polo Democrático al proyecto como el motivo que originó esa decisión.

El salvavidas que contemplaba el Gobierno pretendía, mediante una ley, habilitar a aquellos partidos políticos que hoy tienen amenazada su supervivencia por cuenta del aumento del umbral electoral al 3 %, a conformar coaliciones con otros movimientos y presentar listas conjuntas de candidatos al Congreso. De esa forma podrían tener mayores posibilidades de superar el listón de los 450.000 votos, condición para tener curules en el Congreso y mantener su personería jurídica.

Al ser esta fórmula un cambio en las reglas de juego para las próximas elecciones, el Gobierno manifestó que sólo sería tramitada esta iniciativa si todos los partidos políticos decidían apoyarlo. Pero como el Polo Democrático se opuso, la decisión fue abortar este plan.
 
Uno de los movimientos afectados por esta decisión es Progresistas, el movimiento que creó Gustavo

Petro luego de haberse retirado del Polo Democrático, precisamente fue el que se opuso a esta iniciativa.
Por eso algunos de los actuales congresistas, que fueron avalados por el Polo pero que aspiran a presentarse en las próximas elecciones por Progresitas, cuestionaron la decisión de su antiguo partido. Incluso, el senador Jorge Guevara calificó esta oposición como una nueva estrategia para impedirles a los disidentes que lleguen al Senado.

Sin embargo, el vocero del Polo Democrático en el Senado, Mauricio Ospina, negó esa insinuación. Reconoció que hay disidentes que buscan alternativas para presentarse a las elecciones por fuera del Polo, pero que para ello han debido renunciar al partido que los avaló en el 2010.

Ospina señaló que la oposición del Polo a este salvavidas no buscaba ponerles palos en la rueda a las aspiraciones de los Progresistas, ni tampoco atentar contra el derecho de las minoritarios a ser elegidos.  

El Polo, dijo Ospina, se opuso a ese proyecto por dos razones: Primero, porque suponía un cambio en las reglas de juego que todos los partidos políticos aprobaron en el 2011. Y segundo, porque habilitar a los partidos políticos para hacer coaliciones para las elecciones parlamentarias podría ser utilizado por las colectividades mayoritarias para consolidar un bipartidismo. “Ese famoso salvavidas no era para los partidos minoritarios”.

Según Ospina, detrás de esa fórmula había un interés para que los partidos de la Unidad Nacional del presidente Juan Manuel Santos pudieran utilizarla y conformar una sola lista de candidatos al Congreso para medirse contra la del Centro Democrático.

Ese escenario, que Ospina llamó “tractolistas”, sí constituía la verdadera amenaza para los partidos minoritarios e incluso para independientes y el mismo Polo Democrático, pues el próximo Congreso podría quedar reducido a Santistas y uribistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×