Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/09/29 00:00

Zona afectada por alud podría ser declarada "campo santo"

Ante la evidente dificultad de recuperar los cuerpos sepultados, las autoridades no descartaron declarar "campo santo" la zona afectada por el derrumbe en la carretera que une Santa Fe de Antioquia con Cañasgordas.

Zona afectada por alud podría ser declarada "campo santo"

Organismos de rescate de Itagüí, Envigado, Sabaneta, y Santa Fe de Antioquia apoyan la búsqueda de los cerca de 30 cuerpos sepultados por el derrumbe en la carretera que une Santa Fe de Antioquia y Cañasgordas. Sin embargo, las autoridades no descartaron declarar "campo santo" la zona afectada.

"Puede llegar a suceder que ninguna de las víctimas sea encontrada", dijo John Freddy Rendón, director del Departamento Administrativo para la Prevención y Atención de Desastres de la Gobernación de Antioquia (DAPARD).

Rendón insistió en que "sobrevivientes no hay". Y es que según expertos, al menos 80.000 metros cúbicos de tierra, lodo y árboles se desprendieron de la montaña.

"No se descarta la posibilidad" de declarar el sector de la tragedia como campo santo, dijo Rendón. "Eso sucedería en cuestión de ocho o 15 días, en la medida en que no se pueda buscar a ninguno de los cuerpos".

Respecto de las labores de búsqueda, John Freddy Rendón comentó que "seguimos en las mismas", es decir, sin hallar víctimas, pese al traslado al lugar de la tragedia de numeroso personal de rescate.

"Hoy volvimos a arrancar de nuevo. Llegaron policías con perros especializados en búsqueda de víctimas, que nos ayudan a ubicar sitios donde se puede trabajar... La situación es bastante compleja. Todo es muy manual y no se puede utilizar mucha maquinaria pesada", precisó.

Según Rendón, si bien sólo se tiene identificadas a 10 de las víctimas, "obviamente, es impredecible el número y puede haber mucha más gente" atrapada entre la tierra y el lodo.

El comandante de la Policía de carreteras, general Rodolfo Palomino, explicó que la tragedia "es un derrumbe en el que ya llevamos más de 15 días".Pese a todo, hizo hincapié en que "no podemos perder la esperanza de encontrar sobrevivientes".

Según Ruth Mayorga, experta del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, las lluvias de los últimos días saturaron de humedad el suelo, lo cual provocó el deslave. Explicó que en los Andes colombianos hay una zona de nubosidad y lluvias, además de que el fenómeno de La Niña intensifica las lluvias.

Testimonio

Miller Benítez, esposa de Darío José Babilonia, de 34 años, conductor de uno de los autobuses tapados, manifestó que hasta tanto se agoten los recursos para recuperar los cuerpos, éste "no se debe declarar campo santo", pese a que es consciente de que las posibilidades de que haya sobrevivientes "son nulas".

Recordó que una hora antes de la avalancha habló telefónicamente con su esposo.

"Me manifestó que se iba a devolver de la zona del derrumbe porque realmente no había paso", dijo.

Benítez agregó que "a los cinco minutos me llamó de nuevo y me dijo que iba a ayudar a pasar unas maletas al otro lado porque las pasajeras se le disgustaron un poquito porque él las iba a devolver... Entonces él se aprestó a colaborarles, a pasar los equipajes al otro lado, y allí es donde él fallece con cinco personas".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.