Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/03/26 00:00

Buenaventura: "Fueron las Farc"

Todo indica que el carro bomba que mató a nueve personas y dejó heridas a 56 fue una alianza macabra entre dos grupos guerrilleros que controlan el negocio del narcotráfico en el suroccidente colombiano.

Buenaventura: "Fueron las Farc" Foto: Luis Ángel Murcia - SEMANA

Tras tres horas de reunión entre el presidente Álvaro Uribe, su cúpula militar y las autoridades de Buenaventura, el mandatario confirmó que, según informes de inteligencia, los autores del carro bomba que explotó el pasado miércoles en horas de la mañana en pleno centro de la ciudad, “fue autoría del frente urbano Manuel Cepeda Vargas en alianza con el frente 30 de las Farc”.

Antes de confirmar la noticia, Uribe fue enfático en decir que "Nunca hemos sido temerarios para hacer imputaciones". Esa aclaración obedecía a que desde el mismo día del bombazo, dos de las tres hipótesis que se manejaban involucraban a organizaciones mafiosas integradas por narcos puros como los hermanos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, más conocidos como Los Comba y sus mercenarios Los Rastrojos.

Sin embargo, de acuerdo a las investigaciones conjuntas desarrolladas por miembros de la Fiscalía, la Policía y la Fuerza Naval del Pacífico, a la cual tuvo acceso Semana.com, tras ese atentado estarían los guerrilleros conocidos como alias 'Marlon', de la columna móvil Libardo García; Juan Carlos Úsuga, alias 'El Enano', del frente urbano Manuel Cepeda Vargas (MCV); y Jorge Neptalí Umenza Velasco, alias 'Mincho' o 'El Viejo', del frente 30 de las Farc. Todos ellos tienen como zona de influencia el pie de monte costero de Nariño, Cauca, Valle y Chocó.

Un oficial del Ejército explicó que la tipología del atentado sumada a la interceptación de comunicaciones entre dos guerrilleros, permiten establecer que la autoría es de las Farc. "Primero hubo una conversación donde manifiestan no saber quién perpetró el atentando, pero luego aparece otra confirmando que el acto terrorista fue ejecutado por el Manuel Cepeda Vargas", dijo la fuente militar.

Si bien el MCV está estrechamente ligado a otros atentados terroristas con carros bomba en Cali, como el de la sede de la Policía, el palacio de justicia y la sede de la Ripol de la Sijín, en esta ocasión el modus operandi cambió a la hora del estallido.

En las anteriores acciones terroristas los vehículos detonaron a la medianoche, cuando hay escaso tráfico de conductores y peatones; pero en el caso de Buenaventura no fue así. ¿Por qué tanta sevicia en esta acción?

Para las autoridades hay dos explicaciones. Primera, el MCV atraviesa por una etapa difícil debido a los duros golpes que le ha propinado el Ejército, entre los que se recuerda el bombardeo de un campamento guerrillero en el Alto Naya caucano, el pasado 16 de febrero, donde fue abatido alias 'Narices', comandante de esa agrupación.

Por otro lado, esas mismas fuentes de inteligencia militar sostienen que en la actualidad se cree que un gran cargamento de coca perteneciente al frente 30 de las Farc, se encuentra represado en las costas del Pacífico, “hecho que los tiene desesperados a tal punto que intentan bajar la presión del ejército y la armada, cometiendo actos terroristas en otros puntos de la región”, argumentó la fuente.

De hecho, este año la Fuerza Naval del Pacífico ya le incautó dos toneladas de coca a esas organizaciones mafiosas y han sido capturados 37 narcotraficantes y 12 guerrilleros. El año anterior la cifra de coca incautada fue de siete toneladas y 221 narcos capturados.

Buena parte de los trabajos de inteligencia se han hecho en las comunas que históricamente fueron copadas por grupos armados ilegales como paramilitares y guerrilla. Notas de inteligencia militar conocidas por esta revista dan cuenta que a esas zonas de Buenaventura llegaron nuevamente personajes que están reclutando a jóvenes para el manejo de explosivos dentro de la guerrilla y en otros sectores lo mismo hacen cabecillas de reductos paramilitares que no se desmovilizaron.

Esa tesis coincide con una escalada terrorista que en los últimos días ha perpetrado las Farc en el suroccidente del país. Por ejemplo, el lunes pasado fueron quemadas seis tractomulas y un camión que transitaban por la vía que une a Buga con Buenaventura. El jueves, otra columna guerrillera atacó a dos patrullas de la policía y dejó como saldo dos policías muertos y ese mismo día en el Charco, Nariño, un niño murió tras la explosión de un petardo. Todo parece indicar que el menor fue engañado por la guerrilla para que transportara el artefacto explosivo con el que buscaban hostigar la sede policial del municipio.

Sin duda existen muchos datos que señalan a las Farc como el verdugo que quiere retornar a Buenaventura. Por ello, lo preocupante de la revelación que hizo el presidente es que todo parece indicar que al igual que en años anteriores lo harán a sangre y fuego, sin importar que las víctimas sean civiles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.