Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/2008 12:00:00 AM

Caen generales y coroneles por negligencia en derechos humanos

Con un mensaje contundente de que la eficacia militar debe siempre ir acompañada de transparencia y legitimidad, el gobierno anunció una verdadera barrida en el Ejército, incluidos los generales Pico, Cortés, y Coronado.

En una decisión, quizás sin precedentes, el gobierno nacional tomó la decisión radical de hacer responsables a los comandantes de las estructuras militares, bajo cuyo mando tuvieron lugar crímenes contra personas inocentes para hacerlos aparecer como logros contra la guerrilla o los paramilitares.

Con un mensaje contundente, el presidente Álvaro Uribe y su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, informaron al país en rueda de prensa este miércoles que los resultados de una comisión del Ministerio de Defensa que investigó las misteriosas desapariciones de jóvenes en Soacha y otros casos de violaciones a derechos humanos en el país, los llevó a tomar la  decisión de retirar del servicio activo a 27 miembros de las Fuerzas Armadas, entre ellos a tres generales, cuatro coroneles, siete tenientes coroneles, tres mayores y seis suboficiales.

"En algunas instancias del Ejército ha habido negligencia y se ha permitido que algunas personas puedan estar incursas en crímenes, crímenes que en algunas regiones tienen por interés asesinar a inocentes para dar la sensación que se está enfrenando a los criminales y mantener intactos a esos criminales", dijo en tono enérgico el presidente Uribe.

El Primer Mandatario advirtió que si bien la Política de Seguridad Democrática exige eficacia a la fuerza pública, esta no se puede conseguir con procedimientos criminales y que quienes comandaban esas unidades donde oficiales tuvieron la oportunidad de aliarse con criminales para secuestrar y asesinar inocentes, y hacerlos aparecer como muertos en combate, deben responder por su negligencia y falta de control.

El ministro Santos explicó que desde que llegó a su cargo se ha dedicado a fortalecer los derechos humanos en la teoría y en la práctica, y que por eso han resuelto tomar unas decisiones radicales para enviar un mensaje de cero tolerancia frente a que estas violacione se den en el Ejército.
 
"La investigación administrativa y operacional de la Comisión encontró serios indicios de negligencia del mando en diferentes niveles en cuanto a la observancia y verificación de los procedimientos que rigen el ciclo de inteligencia y el planeamiento, conducción, ejecución y evaluación de las operaciones y misiones militares, así como una inexcusable falta de diligencia del mando en la investigación rigurosa de presuntos casos irregulares en su jurisdicción", leyó el ministro Santos desde la Casa de Nariño.

Tanto Santos como el pesidente Uribe anunciaron que esta decisión administrativa es apenas el primer paso, pues la Fiscalía y la Procuraduría están además llevando sendas investigaciones penales y disciplinarias de estos casos.
 
Actualmente, en la Procuraduría General cursan investigación por 930 casos de denuncias de ejecuciones extrajudiciales en las que estaría implicada la fuerza pública. Igualmente, en la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía hay más de 700 investigaciones por el mismo tema, desde 2002 hasta hoy.

El comandante de las Fuerzas Armadas, general Fredy Padilla de León, leyó la lista de retirados del Ejército de manera definitiva, empezando por los generales, José Joaquín Cortés, comandante de la II División, responsable de los Santanderes y Arauca. El general Roberto Pico, comandante de la VII División con base en Antioquia. Y al general Paulino Coronado, comandante de la Brigada 30 en Norte de Santander, bajo cuya jusrisdicción aparecieron varios de los jóvenes secuestrados en Bogotá.

Según pudo establecer Semana.com, la comisión encontró graves irregularidades en las operaciones de inteligencia y control en las divisiones y brigadas sancionadas. Municiones faltantes y unidades que el jefe de la División jamás había visitado, por ejemplo.
 
“Las investigaciones administrativas continuarán y sus hallazgos darán soporte a decisiones administrativas de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa y serán enviados a la Fiscalía General de la Nación para que contribuya esto al acervo que facilite la investigación en materia penal”, dijo Uribe Vélez durante las declaraciones que dio sobre el caso.

El Presidente reveló además que a raíz de las denuncias sobre el caso de Soacha, el gobierno nacional decidió que, tal como se ha hecho en casos anteriores, las investigaciones de tipo penal fueran asumidas exclusivamente por la justicia ordinaria y no por la justicia penal. Al mismo tiempo, el Ministerio de Defensa instaló una Comisión Investigadora de carácter administrativo para determinar lo que había ocurrido.

El contundente mensaje deja claro, como lo dijo el Presidente, a los 400 mil hombres de las fuerzas armadas colombianas, que la violación a los derechos humanos como método de combate queda definitivamente proscrita. Es de esperar, por eso, que los cambios no paren en estos despidos.

Esta es la lista completa de los retirados del servicio:

Mayor General Roberto Pico Hernández, comandante de la VII División.
Brigadier General José Joaquín Cortés Franco, comandante de la II División.
Brigadier General Paulino Coronado Gámez, comandante de la Brigada 30.
Coronel Santiago Herrera Fajardo, ex comandante de la Brigada Móvil 15.
Coronel Juan Carlos Barrera Jurado, comandante de la Brigada 14.
Coronel Rubén Darío Castro Gamez, comandante de la Brigada Móvil 15.
Coronel Carlos Bohórquez Botero, jefe de Estado Mayor de la Brigada 14.
Teniente Coronel Álvaro Diego Tamayo Hoyos, comandante del Batallón de Infantería No. 15.
Teniente Coronel Néstor Camelo Piñeros, ex comandante del Batallón Ingenieros Batalla de Calibío.
Teniente Coronel Wilson Ramírez Cedeño, comandante del Batallón Ingenieros Batalla de Calibío.
Teniente Coronel Wilson Castro Pinto, Ex comandante del batallón de Infantería Rafael Reyes.
Teniente Coronel, Milton Barón Rubio, ex comandante batallón de Infantería Batalla de Bomboná.
Teniente Coronel Gabriel Rincón, oficial de operaciones Brigada Móvil 15.
Teniente Coronel Ángel Alberto Acosta Vargas, Comandante Batallón de servicios no. 14
Mayor Carlos Gilberto Rodríguez Mora, oficial de Inteligencia de Brigada Movil 15
Mayor Jose Simón Baquero Ramos, comandante del Batallón contra guerrilla No. 96 de la Brigada Móvil 15.
Mayor Oscar Mauricio Peralta Ramírez, ex ofical de operaciones del batallón de infantería Rafael Reyes
Mayor Nemesio López Diaz, oficial de inteligencia de la Bigrada 14.
Capitán Javier Alarcón Avila, oficial de inteligencia Batallón Ingenieros Batalla de Calibío
Ten. Edwartd Villani Realpe, oficial de inteligencia del batallón de infanteria Rafel Reyes
Sargento 1º. John Fredy Sotelo, sub ofical de inteligencia del Batallón Ingenieros Batalla de Calibío
Sargento vice 1º. Jesus Niampira Benavidez, sub oficial de inteligencia batallón de infanteria Rafael Reyes
Sag. Vice 1º Fredy Perdomo Bonilla, almacenista del batallón de infantería Francisco de Paula Santander.
Sag. 2. Cristian Castro Ojeda, almancenista de armamento del Batallón Ingenieros Batalla de Calibío
Sag 2º Sandro Perez Contreras, suboficial de inteligencia del batallón de infantería Francisco de Paula Santander.
Sg. 2º Fernando Cano Gómez, reemplanzate del batallon de infanteria batalla de Bomboná Cabo 3º Felipe Perdomo Polania, comandante de escuadra del batallón de iIngenierro batalla de Calibío. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.