Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/02/11 00:00

Casi 4 mil niños han abandonado la guerra

Nadie sabe cuantos menores combaten en Colombia, pero sí es claro que en zonas como Cauca, Chocó, Nariño, Soacha y Ciudad Bolívar es donde son más vulnerables al reclutamiento.

Casi 4 mil niños han abandonado la guerra

El tema de los niños y la guerra siempre ha sido un misterio en Colombia. No se sabe exactamente cuántas personas, menores de 18 años, están en las filas de las Farc, del Eln o de las bandas emergentes. La Defensoría del Pueblo de colombia habla de 8.000, la organización internacional Human Rigths Watch habla de 11.000 y el estudio Maya-Nasa, de las comunidades indígenas dice hay más de 14.000 en todo Colombia. 

Por su parte, los grupos armados ilegales niegan rotundamente que en sus filas formen menores. Las Farc han dicho en varias ocasiones que no reclutan de manera forzada.

Los organismos oficiales aseguran que es casi imposible saber con precisión cuántos niños combaten en Colombia. Lo máximo que han podido hacer es una estimación a partir de las desmovilizaciones de niños y niñas de los grupos al margen de la ley.

Precisamente este miércoles, la Vicepresidencia de la República y la UNICEF presentaron un informe sobre la comisión que busca reducir el riesgo para que niños y adolescentes se enlisten en los grupos ilegales.

hasta la fecha se han desmovilizado 3.911 niños de grupos guerrilleros y paramilitares (1.173 eran niñas), según Paul Martin, representante de UNICEF en Colombia Hoy todos se encuentran bajo la protección de Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf. De estos, el 54% era de las Farc. El resto era del ELN, grupos paramilitares, bandas emergentes y de narcotraficantes.

“El 85% de los niños y niñas que se vinculan con los grupos armados ilegales lo hace de manera voluntaria. Por supuesto, esta decisión es nula de pleno derecho, no porque niños y niñas sean incapaces de ejercer su autonomía, sino porque el Estado y la sociedad no pueden permitir que dichas decisiones sean contrarias al ejercicio de sus propios derechos, por ello ese consentimiento con el que se vinculan a los grupos, está entonces viciado, porque no fue libre y no fue informado”, explica el informe de la comisión que señala que el 15% restante obedece a una incorporación a la fuerza o por chantaje de que sus familias van a ser agredidas.

“En especial las bandas criminales los están utilizando (a los menores) como 'raspachines' (cultivador de plantas de coca o recolector de sus hojas para elaborar cocaína), expendedores de sustancias ilícitas y como informantes”, señaló el vicepresidente Francisco Santos.

De acuerdo con la Vicepresidencia, la complejidad del tema es tal que salvo San Andrés y Leticia, todas las zonas de Colombia están en riesgo, especialmente Arauca, Chocó, Nariño, Norte de Santander, Córdoba, Soacha y Ciudad Bolívar.

El tema del reclutamineto de menores acapara cada día más la tención de la comunidad internacional. Y en particular de la justicia global. Paul Martin advirtió que los jefes de cualquier grupo ilegal que tengan niños en sus filas tienen plazo de ‘entregar’ a los menores hasta el 31 de octubre, día en que vence la salvaguarda que tiene Colombia para ser investigada por la Corte Penal Internacional. “Desde el primero de noviembre, esto será un crimen de guerra internacional reconocido. Ojalá los grupos que reclutan niños se den cuenta que van a tener que responder ante la justicia internacional”, aseguró el funcionario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.