Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2008 12:00:00 AM

Defensoría alertó sobre reclutamientos en Soacha y Ciudad Bolívar

La Defensoría del Pueblo viene advirtiendo sobre el reclutamiento de jóvenes en varias zonas del país, incluidos los barrios de Soacha y Bogotá donde desaparecieron 19 jóvenes que luego aparecieron muertos en combate en Santander.

A lo largo del país, los jóvenes están en riesgo de ser reclutados por grupos armados al margen de la ley. La evidencia del peligro ha sido documentada por el Sistema de Alertas Tempranas (SAT) de la Defensoría del Pueblo. Tan sólo en 2007 emitió al menos 50 alertas sobre la posibilidad de reclutamiento por parte de guerrillas, paramilitares y grupos en rearme después de la desmovilización. En 2008, se han emitido cerca de 20 alertas por reclutamiento en 44 municipios de 14 departamentos del país. Las autoridades están avisadas.

Los riesgos de que la juventud de cientos de chicos colombianos se gaste en la guerra está latente. Informes del SAT han establecido que puede haber reclutamientos en la localidad Ciudad Bolívar (Bogotá); en el municipio de Soacha (Cundinamarca), en los municipios de Sincelejo y Toluviejo (Sucre); en Mitú, Cururú y Pacoa (Vaupés); en Pereira, Dosquebradas, La Virginia y Santa Rosa (Risaralda); en Génova, Pijao, Córdoba, Calarcá, Buenavista y Salento (Quindío); en Belén de los Andaquíes, Albania, Valparaíso y San José de Fragua (Caquetá); en Patía (Cauca); en Montería (Córdoba), y en Tibú y El Tarra (Norte de Santader).

Lo más grave y triste de estas incorporaciones de jóvenes a grupos armados es la vinculación de niños al conflicto armado. No es algo nuevo. Para el Defensor del Pueblo, Volmar Pérez, los grupos armados siempre han tenido menores entre sus filas.

Investigaciones de este organismo defensor de los derechos humanos han notado que el reclutamiento de niños por parte de grupos armados ilegales se ha presentado en 27 de los 32 departamentos de Colombia durante los últimos años. En aquellos estudios se ha evidenciado que guerrillas y paramilitares incorporan incluso a pequeños que, en promedio, tienen 12 años.
 
La desaparición de personas en Colombia es más común de lo que se cree. En lo que va de este año, 6 mil personas han sido reportadas ante el Registro Nacional de Desaparecidos. Es preciso aclarar que no todos son como consecuencia de la violencia, según explica la oficina que coordina el registro.

Sin embargo, de ese total, han sido encontradas 222 personas muertas. Otras 262 personas aparecieron vivas pero aún no se sabe qué estaban haciendo en su ausencia porque, por ahora, la Fiscalía no ha reportado a la Comisión de Búsqueda de Desaparecidos suficiente información para asegurar si estaban militando en algún grupo armado o en qué actividad estaban. Pero historias como las de los 19 jóvenes recién hallados muertos, deja inquietudes sobre el posible paradero de las 5.522 personas que aún están reportadas en el Registro Nacional de Desaparecidos.

El caso Soacha y ciudad Bolívar
Aunque aún no se han esclarecido las circunstancias, inicialmente se sospechó que la desaparición de 19 jóvenes de Soacha y Bogotá que posteriormene aparecieron reportados como muertos en combate en Santander y Norte de Santander, responde a este patrón de reclutamiento.

Ciudad Bolívar y Soacha, los sitios de donde desaparecieron la mayoría de ellos, habían recibido una alerta el 3 de diciembre de 2007, por parte de la Defensoría. En ella, se advertía sobre un posible reclutamiento de jóvenes.

Recién los familiares notaron sus desapariciones, fueron reportadas al Registro Nacional de Desaparecidos. Mientras esperaban por volver a ver a sus jóvenes parientes, Medicina Legal encontró los cadáveres de nueve jóvenes NN enterrados en Ocaña y otros dos en Cimitarra.
 
El informe más reciente de Medicina Legal abre dudas sobre las circunstancias en las que muerieron los jóvenes pues las pruebas científcas muestran que murieron un día despúes de que desaparecieron.

Tras exhumar los cadáveres y cotejar sus huellas, las autoridades lograron establecer la identidad de 10 muchachos. El otro sería identificado mediante la prueba de ADN, porque se trataba de un menor de edad y los protocolos forenses exigen esta prueba. Al cruzarla con el registro de desaparecidos, hallaron que se trataba de los chicos cuyos familiares habían reportado como perdidos en Soacha y Bogotá. En un comienzo, se hablaba de 11 cuerpos, pero luego el Fiscal Mario Iguarán confirmó que se habían hallado 19 cadáveres de jóvenes.

Este martes algunas madres dijeron que sabían que sus hijos habían partido de sus casas después de haber recibido propuestas económicas. 



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.