Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2008 12:00:00 AM

Director de HRW reafirma violaciones DDHH en Colombia

El director para América Latina de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, rechazó el martes las críticas del presidente colombiano Alvaro Uribe y afirmó que en Colombia se cometen anualmente más violaciones a los derechos humanos que las registradas en Chile durante los 16 años y medio de dictadura del general Augusto Pinochet.

Uribe acusó el domingo a Vivanco de ser un "defensor" y un "cómplice" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), porque en el informe anual de HRW sobre la situación colombiana exhortó al mandatario a no obstaculizar las investigaciones judiciales sobre los asesinatos de grupos paramilitares y sus nexos con políticos y empresarios.

En declaraciones a radio Cooperativa desde Washington, Vivanco dijo que las FARC cometen masivas violaciones a los derechos humanos, "pero está el fenómeno de los agentes del Estado, ya que en Colombia se cometen al año tantas violaciones a los derechos humanos como todas las ocurridas durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile".

Vivanco dijo que la reacción de Uribe no corresponde a un gobernante demócrata.

El presidente Uribe también criticó a Amnistía Internacional (AI) y dijo que esa organización no reconoce la labor de su gobierno "por ceguera, dogmatismo y fanatismo".

Vivanco, de nacionalidad chilena, fue expulsado en septiembre de Venezuela por el presidente Hugo Chávez tras difundir el crítico informe: "Una década de Chávez. Intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los derechos humanos en Venezuela".
 
Con información de AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?