Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/17/2008 12:00:00 AM

Farc 2009, a la espera de Obama

Quizá como nunca antes el futuro inmediato de la lucha contra las Farc esté atado a la Casa Blanca y a Barack Obama.

El músculo para combatir e infringir las derrotas a la guerrilla activa más antigua de la región, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), proviene principalmente del Plan Colombia, un paquete de ayuda de unos 6.130 millones de dólares que Estados Unidos ha entregado a Bogotá desde el 2000.

Pero la ayuda con ese plan podría verse reducida no sólo por la crisis económica en Estados Unidos, sino porque Obama ha mostrado su preocupación por el récord de derechos humanos de Colombia y favorecería la entrega de asistencia a otros programas.
Aunque pocos se atrevan a anticipar qué hará exactamente la nueva administración de Obama con respecto a Colombia, como si las Farc puedan o no decidir plantear una negociación de paz, analistas consultados por la AP coincidieron en que ni en 2009 ni a corto plazo las guerrillas serán acabadas militarmente porque retienen aún zonas del país y tendrían 8.000 miembros en armas.

"Si Estados Unidos nos quita esos recursos, ¿qué se hace?. ¿De dónde van a venir (el dinero)?", se preguntó el ex presidente Andrés Pastrana, en cuyo gobierno (1998-2002) se implantó el Plan Colombia. Por la crisis económica global "llegar a los montos de hoy parece difícil...y el Plan Colombia se puede poner en dificultades", agregó.

Pastrana dice no ver una derrota militar de las Farc en 2009 "pero tampoco que se acabe la presión de las tropas porque, a pesar de eventuales recortes y dificultades, "pase lo que pase, cualquiera que sea el gobierno, se mantendrá esa política de presión, ya nadie está dispuesto a concederles espacio" a los rebeldes.

La asistencia de Estados Unidos también incluye entrenamiento y ayuda que ha llevado a un aumento de las fuerzas militares y de policía de 279.000 miembros en el 2000 a 415.000 el año pasado.

De acuerdo con un informe divulgado en noviembre por la Oficina de Responsabilidad de Gobierno, una dependencia del congreso estadounidense conocida como GAO (Government Accountability Office), militares estadounidenses creen que las FARC dejarán de ser una "amenaza significativa" para Colombia cuando sus combatientes sean reducidos a unos 4.000.

"En febrero del 2008, funcionarios militares nos dijeron que calculaban que ese punto podría alcanzarse en 18 meses, pero no sin el continuo apoyo de Estados Unidos", dijo la Oficina en su informe.

Bien armados y con más de 40.000 kilómetros cuadrados al sur colombiano a su disposición, tras el retiro ordenado por el gobierno de militares y policías de aquella zona para diálogos de paz entre 1998 e inicios del 2002, las Farc lucían invencibles y su fuerza se estimaba en más de 15.000. Su jefatura de siete miembros encabezada por su fundador Manuel Marulanda, alias Tirofijo, parecía intocable.

El 1 de marzo del 2008 ese mito se resquebrajó.

Raúl Reyes, el canciller de las Farc y uno de los siete miembros del secretariado, quedó muerto en un paraje ecuatoriano el 1 de marzo tras un bombardeo del ejército colombiano.

Seis días después, el Ministerio de Defensa confirmó la muerte de otro miembro del secretariado: Iván Ríos, de un tiro en la cabeza por uno de sus guardaespaldas.

El 26 de marzo, según un comunicado de las Farc entregado en mayo, Marulanda murió de un infarto en la selva.

El 2 de julio un comando militar rescató a 15 rehenes que estaban en manos de las Farc, entre ellos la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt.

El 26 de octubre Wilson Bueno Largo, alias Isaza, jefe de un campamento rebelde y el congresista Oscar Tulio Lizcano, se encontraron en una zona del oeste con una patrulla militar. Isaza dijo que decidió escaparse con el ex legislador secuestrado en 2000 debido a que estaba muy debilitado por la falta de comida.

Retomar el poderío que tuvieron a fines de los 90 y comienzos de este siglo parece imposible ahora, dijo Alfredo Rangel, ex asesor de seguridad nacional en los 90. "Lo más probable es que las FARC estén calculando (qué hacer) ya (ante) un nuevo gobierno", dijo Rangel.

Carlos Lozano, director del semanario Voz del Partido Comunista Colombiano y uno de los mayores conocedores de las guerrillas, dijo que "las Farc no tienen ninguna opción de victoria sobre el estado, pero tampoco creo puedan derrotarla, aplastarla en cuatro o seis años".

"Puede ser, incluso, que se dé una derrota militar", dijo Lozano. "Pero eso no resuelve las causas del conflicto interno colombiano y ahí resucite (la guerrilla de las Farc) como un Ave Fénix".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.