Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2009 12:00:00 AM

Farc matan a concejal y a policía en Tolima y Caquetá

El grupo guerrillero está atacando a los políticos locales e intentando hacer gala de su poder militar antes de las elecciones del próximo año.

Varios episodios violentos, a manos de las Farc, han marcado el inicio de este diciembre en el sur del país. Primero fue el atentado en Neiva, la madrugada del pasado lunes, contra un club donde se realiza un encuentro nacional de concejales. Ahora se conoce el asesinato del presidente del Concejo de Prado, en Tolima, y la muerte de un policía en el casco urbano de San Vicente del Caguán, donde al parecer querían secuestrar al Alcalde de esta población caqueteña.

De acuerdo con las autoridades, guerrilleros llegaron hasta la vereda El Cruce de Prado y asesinaron en su casa a Ricardo Perdomo, presidente del Concejo de este municipio del Tolima. En el lugar se encontraban su esposa y su hijo de 13 años cuando hombres armados llegaron a matarlo en la noche de este martes.

Perdomo, de 33 años, hacía tres días había estado en un evento público con el gobernador Óscar Barreto para inaugurar la iluminación navideña en la represa de esta población. Según información de la comunidad, el Ejército había estado por varios días patrullando la zona pero desde que salió, hace tres semanas, un grupo de personas armadas y de civil comenzaron hacer presencia allí.

Marta Padilla, secretaria de gobierno departamental, dijo a Semana.com: “sabemos que hay una ofensiva de la guerrilla porque ‘Alfonso Cano’ ha dado unas órdenes específicas de amedrentar a los funcionarios públicos”. Aún así, según Padilla asegura que hay una estrategia clara de las Fuerzas Armadas para contrarrestar este tipo de acciones, como por ejemplo el Batallón de Alta Montaña que bloquea la incursión de los grupos ilegales en esta región donde, años atrás, el frente 25 de las Farc se asentó por mucho tiempo.

Muerte en el Caguán

A ala vez que corría la noticia del concejal Perdomo en el Tolima, el Caquetá se despertaba con la muerte de un policía en San Vicente del Caguán, donde, según diversas informaciones, las Farc intentaron llegar hasta la casa del Alcalde, a quien querían secuestrar.

En la madrugada de este miércoles, una persona logró traspasar el cerco de seguridad y entrar a la primera garita o puesto de control de la estación de policía. El pistolero, al parecer un miliciano, le disparó por la espalda al patrullero que estaba de guardia, según dijo  a la AP el coronel Israel Robayo, comandante de la policía de Caquetá.

El hombre huyó con el fusil del agente muerto. Tanto Robayo como el general Orlando Páez, director de seguridad de la Policía Nacional, desestimaron versiones en torno a que el miliciano sería parte de un grupo de al menos 10 insurgentes que intentaron llegar a la casa del alcalde Hernán Cortes, para secuestrarlo.

Sin embargo, Arsenio Novoa, director de planeación de San Vicente, dijo que “la garita donde murió el policía queda cerca a la residencia del Alcalde” y que “a la una de la madrugada unos 12 guerrilleros de las Farc trataron de llegar a la casa del Alcalde y mataron un policía, pero los cuatro soldados que estaban protegiendo esa residencia reaccionaron y evitaron que se lo llevaran”.

Faltando pocos meses para las elecciones presidenciales y del Congreso del próximo año, lo ocurrido en Tolima, Caquetá y Huila es un indicio de que las Farc quieren sabotear la campaña en ciertas regiones del país, sobre todo después de que en Venezuela se lanzara el Movimiento Continental Bolivariano, una agrupación política que el jefe guerrillero ‘Alfonso Cano’ aplaudió.
 
Dijo Cano, según informó la prensa internacional,  que “constituir un movimiento político continental, de esencia bolivariana, justo cuando el imperio estadounidense despliega su fuerza militar en Colombia y dispone, amenazante, sus aparatos de guerra y terror contra los pueblos latinoamericanos y caribeños, es no solo una necesidad histórica sino un deber inaplazable, que señaliza el horizonte de la unidad combativa de nuestros pueblos en defensa de su dignidad, independencia, historia, valores, cultura, territorio, recursos humanos, riquezas naturales y del inalienable derecho a forjar soberanamente su futuro”.

Que las Farc denuncie el terror y de defender los recursos humanos colombianos es como un carnicero predicado el vegetarianismo. Los primeros que no quieren desistir del terror como arma de guerra son ellos, y ya han empezado a ejercerlo contra concejales indefensos de los pueblos.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.