Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2009/03/02 00:00

Fiscalía reporta a Corte violencia sexual en guerra colombiana

Fiscalía reporta a Corte violencia sexual en guerra colombiana

La Fiscalía General consiguió 183 testimonios de ataques sexuales contra mujeres,  atribuidos en su mayoría a paramilitares, en el marco de una investigación sobre ese tipo de violencia en medio del conflicto armado en Colombia

La Fiscalía preparó un informe de 286 páginas a pedido de la Corte Constitucional, que el año pasado recibió denuncias sobre las agresiones sexuales cuando realizaba audiencias públicas sobre el desplazamiento forzado de poblaciones.

El fiscal general Mario Iguarán entregó el 13 de enero el informe a los nueve magistrados de la Corte, quienes deben decidir qué acciones deberá seguir el ente investigador nacional sobre los casos denunciados.

La AP obtuvo una copia del informe, elaborado principalmente con denuncias de organizaciones no gubernamentales, indica que los 183 casos involucran casos ocurridos desde 1993 y abarcan a víctimas de actos que van desde violación hasta inducción a la prostitución.

Al menos 22 de los casos son denuncias colectivas y no de una sola mujer. De todos, 106 casos fueron atribuidos a paramilitares, 43 a militares y policías y 15 a las guerrillas. En el resto de las denuncias se desconoce al autor.

El reporte no identifica a todas las víctimas, sólo lo hace en 67 casos y tampoco detalla cómo ocurrieron todas las agresiones, solo deja constancia del y fecha de los hechos.

Según el informe de la Fiscalía, la justicia ya ha adoptado decisiones como al menos seis condenas contra autores de crímenes como homicidio agravado, en casos de masacres perpetradas por paramilitares.

En una de esas masacres, en febrero del 2000 en El Salado, en el norteño departamento de Bolívar, aparte de al menos 36 muertos, hubo denuncias que los agresores obligaron a algunas mujeres a desnudarse, "bailar delante de sus maridos" y las humillaron con insultos. Al menos una mujer dijo haber sido violada por paramilitares durante aquellos hechos, según el informe.

La llamada "Mesa de Trabajo: Mujer y Conflicto Armado", una red de 28 organizaciones no gubernamentales que aportó datos al informe de la Fiscalía, considera que la violencia contra las mujeres siguen siendo una práctica grave en Colombia y es utilizada como medio de persecución social, política y "como arma de guerra".

María Eugenia Ramírez, vocera la de Mesa de Trabajo, indicó que muchos casos no son denunciados por diversas razones que van desde miedo y vergüenza de las mujeres que son víctimas, hasta el desconocimiento real de sus derechos.
 
(Con información de AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.