Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/03/30 00:00

Giro de las Farc tiene pensando al gobierno

La organización guerrillera dice que ahora sí quiere entregar los restos del mayor Guevara (foto) que murió en cautiverio y, por primera vez, no piden un despeje militar para el intercambio humanitario. ¿Podrá darse el canje ahora?

Mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara Castro, secuestrado por las Farc en 1998 y muerto en cautiverio en 2006.

En un comunicado publicado este domingo en la página web de la agencia de noticias Anncol, las Farc dijeron estar dispuestas a entregar los restos del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, a llevar adelante un intercambio humanitario sin exigir el despeje de territorio para devolver a los 20 secuestrados a la libertad.

El tono de la iniciativa parece más el de una guerrilla en son de paz, y no el de un grupo que busca sembrar el terror como lo ha hecho en todo el mes de marzo Meta, Caquetá, Valle y Cundinamarca, donde se han quemado buses, restringido la movilidad de la gente y planeado atentados contra personajes de la vida pública.
 
Sin embargo, esta carta puede tener pensando al gobierno. Las Farc siempre empiezan dialogando a los cañonazos, como para demostrar que su voluntad de ceder en lo político no significa debilidad en lo militar. Pero esta vez, el tono del comunicado y también los puntos, si bien muy críticos del gobierno actual, por primera vez sale de su terca exigencia de mantener el despeje de una zona para liberar a los secuestrados, abre la posibilidad de un diálogo de paz, y además responde a las múltiples presiones sociales de que informe sobre el total de secuestrados por razones económicas que tiene en su poder. Las Farc ha dicho que no tiene miles de secuestrados, sino apenas nueve personas.

El sábado el presidente Álvaro Uribe ya había abierto un puerta posible de diálogo:
“(...) tenemos hoy que pensar un horizonte de dos líneas. Una línea: firmeza en la derrota de los terroristas. Y una segunda línea: buscar más diálogo con los colombianos de todas las tendencias políticas, para tratar de avanzar en la construcción de consensos nacionales sobre aspectos fundamentales”, fueron las palabras del Presidente el pasado sábado antes de instalar la asamblea con el Partido de La U, con lo que podría pensarse que seguramente Uribe no descartará de tajo, como hasta ahora lo ha hecho, la propuesta de las Farc.

De manera oficial todavía no se ha dicho nada, y según pudo establecer Semana.com sólo hasta mañana martes Frank Pearl, quien asumió la funciones de la oficina del Comsionado de Paz, anunciará públicamente la posición del gobierno frente al tema.

Los secuestrados
El caso del mayor Guevara tiene sumida a su familia en una tragedia desde hace tres años. En febrero de 2006, doña Emperatriz Castro se enteró de que su hijo, había muerto en poder de las Farc luego de haber sido secuestrado el primero de noviembre de 1998, durante una toma a la base militar Mitú, y había fallecido de “una extraña enfermedad”.

Ahora que ella y su familia habían perdido la esperanza de recuperar los restos del mayor Guevara, el comunicado de las Farc les devolvió la ilusión de hacer el duelo completo y de tener en un campo santo el cuerpo de su ser querido.

“(...) los restos del mayor Guevara serán entregados a su madre en fecha y lugar que indicaremos más adelante cuando la situación de orden público lo permita, a la vez que elevamos la solicitud a Colombianas y Colombianos por la Paz a exigir del gobierno nacional la entrega de los cadáveres de los comandantes ‘Raúl Reyes’ e ‘Iván Ríos’ a sus familiares”, dice el último párrafo de el comunicado firmado por el secretariado de las Farc el 28 de marzo de 2009.

Doña Emperatriz, al conocer la noticia, le pidió a las Farc que esta vez sí cumplan ya que desde hace mucho tiempo la organización insurgente le ha hecho esta promesa varias veces. Por eso, durante toda la mañana de este lunes, permaneció reunida con la senadora Piedad Córdoba, de Colombianos por la Paz, quien la semana pasada había advertido sobre la propuesta de las Farc.

Frente a la carta de la guerrilla hay diferentes opiniones. Carlos Lozano, miembro de Colombianos por la Paz y director del semanario VOZ, cree que las Farc no están hablando de un intercambio macabro de cuerpos entre el policía y los guerrilleros ‘Reyes’ y ‘Ríos’. “Vamos a trabajar en dirección a que las Farc cumplan con el compromiso de la entrega de los restos del mayor Guevara (...) Colombianas y Colombianos por la Paz harán la gestión para que posteriormente, y no como una condición, se puedan entregar los restos de Raúl Reyes y de Iván Ríos a sus familiares”, dijo Lozano en Caracol Radio.

Por otro lado, la misiva anuncia que el grupo guerrillero está dispuesto a un intercambio humanitario y se entiende que este no está sujeto a un despeje militar: “Quisiéramos reiterarles que estamos listos para el canje de prisioneros de guerra y en disposición de no hacer del lugar de diálogo un obstáculo insalvable, privilegiando la libertad de los prisioneros en poder de las partes contendientes”.

Por primera vez, las Farc dicen explícitamente que el sitio de conversaciones no será un inamovible, lo que hace ver un cambio de tono diametral que muy posiblemente le está dando ‘Alfonso Cano’, jefe máximo de las Farc. Este puede ser el punto que más tiene pensando al gobierno, pues el presidente Uribe es quien más ha insistido en no entregarles territorio desmilitarizado a las Farc.

Monseñor Luis Augusto Castro, ex presidente de la Conferencia Episcopal, es optimista ante la idea y dijo en La W que esta posibilidad es una ventana abierta al diálogo. "Evidentemente todos estos eventos puntuales deben llevar como a esa posibilidad de que en el futuro se pueda dialogar de la paz. Lamentablemente, en este momento no hay un deseo de entrar en diálogo por parte del Presidente (Uribe), pero toca que tanto a un lado como al otro sigamos todos insistiendo en la necesidad del diálogo", aseguró. 

Es extraño que el comunicado de las Farc diga que no tienen más de nueve secuestrados extorsivos. “Las cifras oficiales insisten, a través de una campaña machacona, que las Farc tendrían en su poder a más de 3.800 retenidos por razones económicas. Hemos consultado con todas nuestras estructuras político-militares desplegadas en el territorio nacional y podemos informar, que a la fecha, bajo responsabilidad de las Farc-ep, solo existen 9 retenidos por concepto de la ley 002”, señala el comunicado. Vale aclarar que esta “ley” de la que habla el grupo guerrillero es la que emitieron en el año 2000, cuando obligaron a todas las empresas o personas que tuvieran un capital superior a un millón de dólares, a pagarles el “tributo”.

Al respecto, la fundación País Libre asegura que históricamente esta organización ha sido la que más secuestra en Colombia. “Hace un año, Fondelibertad tenía en sus cuentas que entre 1996 y 2008, existían en Colombia 2.800 personas cautivas, de las cuales 713 son de las Farc, 299 del Eln y 254 de las autodefensas”, dice Claudia Llano, de País Libre, quien no duda que desafortunadamente las Farc hayan asesinado secuestrados, o que algunos de ellos hayan muerto en cautiverio.

De esta manera, el gobierno vuelve a tener en sus manos la decisión de acceder a la propuesta de las Farc o rechazarla. Si sabe responder de manera inteligente, estratégica y previsiva, podría darle por fin un final feliz a las familias de los policías y soldados que han cumplido hasta once años en cautiverio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.