Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/04/30 00:00

No hay liberación sin Piedad: Farc

La organización guerrillera dijo que si bien aceptaba que estuvieran Iglesia y Cicr, era indispensable la presencia de la senadora Córdoba y de los otros integrantes de “Colombianos por la paz” para la liberación del cabo Pablo Emilio Moncayo.

Pablo Emilio Moncayo, cabo del Ejército secuestrado por las Farc en 1997.

En un comunicado que fue publicado este miércoles en la página web de la Agencia Bolivariana de Prensa, el grupo guerrillero aseguró que es indispensable la presencia de la senadora liberal Piedad Córdoba durante la liberación del cabo Pablo Emilio Moncayo, quien fue secuestrado hace once años durante una toma guerrillera en el cerro de Patascoy, en Nariño.

“No tenemos objeciones a la presencia del CICR y de la Iglesia, solo que la consideramos insuficiente”. Así respondieron a las palabras del presidente Álvaro Uribe, quien el pasado sábado había autorizado única y exclusivamente al Comité Internacional de la Cruz Roja y la Iglesia Católica para que mediaran en el proceso.

“(...) consideramos indispensable la presencia de CPP (Colombianos por la Paz) en cabeza de la senadora Piedad Córdoba, como garantía de transparencia en los operativos, así como del profesor Gustavo Moncayo en la liberación del cabo, y de la señora madre del mayor Guevara, en la entrega de los restos de su hijo”, señala el comunicado al hacer referencia a la entrega de los restos del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio hace dos años.
 
El anuncio de la guerrilla viene en respuesta a la declaración del presidente Álvaro Uribe, quien dijo el fin de semana pasado que no autorizaba a que fueran en la comitiva para recibir al cabo Mocayo cuando sea liberado a la senadora Córdoba ni a 'Colombianos por la Paz', y que sólo podrían ser garantes la Iglesia Católica y el Comité Internacional de la Cruz Roja.
 
El Presidente había dicho que no iba a permitir que las liberaciones de los secuestrados fueran utilizadas para hacer política. 
 
La senadora Córdoba, quien está por estos días en Brasil, ya recibió el visto bueno del presidente Lula da Silva para que ese país participe logísticamente en el operativo de liberación, como ha sucedido en las liberaciones más recientes.

Sin embargo, el Secretariado del Estado Mayor Central, que firma el comunicado, dice que habría que ver si los pactos militares firmados entre Brasil y Colombia “pudiesen interferir de alguna manera y si, llegado el caso, fuese necesario, tocar otras puertas”.

De hecho, Piedad Córdoba aseguró, tras un encuentro con el presidente del Senado brasileño José Sarney, que viajará a Estados Unidos para gestionar el apoyo de ese país a la negociación de un canje de prisioneros en poder de las Farc. “Nos reuniremos con congresistas y el alto gobierno (estadounidenses) para pedirles que apoyen y participen en el proceso de intercambio de rehenes y de salida política y negociada al conflicto en el país”, señaló.

Para ver el comunicado completo haga click aquí.
 
Las familias Moncayo y Guevara están con el alma en vilo esperando que por el temor del uribismo a concederle espacio político al contendor en época pre-electoral se vaya a truncar la liberación de Pablo Emilio o la devolución de los restos del oficial Guevara. También que la guerrilla, al invocar asuntos de la guerra, como es la cooperación militar de Brasil con Colombia, sabotee uno de los pocos pasos que ha dado hacia la paz en esta larga y dolorosa guerra.

Aquí las partes enfrentan la enorme responsabilidad humanitaria de hacer lo posible para que todo salga bien, así sacrifiquen en algo sus objetivos políticos o militares.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.