Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/06/01 00:00

Por qué atacaron las Farc en el Huila

El grupo guerrillero secuestró a un concejal y le dio muerte a cuatro personas en pleno corazón del municipio de Garzón. ¿Están haciéndose sentir por sus 45 años, por el nuevo Mindefensa o quieren intimidar con miras a las elecciones de 2010?

El agente de Policía Henry Salazar Alarcón, muerto el pasado viernes en un ataque de las Farc en Garzón, fue velado este lunes en la ciudad de Neiva. (Fotos: Cortesía Diario del Huila)

Huila es uno de los departamentos de Colombia que más ha padecido la violencia de las Farc. Nacieron muy cerca de allí, en Marquetalia, tienen raíces hondas entre pobladores rurales y retomar el dominio territorial no ha sido fácil para el Estado. 

La lista de atentados de esta organización contra concejales, alcaldes y de bombas que estallan en cualquier rincón de este departamento es larga. Basta recordar los dos artefactos que explotaron en supermercados el pasado 18 de abril en Neiva; los varios atentados contra la ex alcaldesa de esta ciudad, Cielo González; o el asesinato de siete concejales del municipio de Rivera hace tres años.

Las autoridades dicen que detrás de todo está la columna móvil ‘Teófilo Forero’ que, a pesar de los golpes miltiares recibidos, aún se mueve con facilidad en el sur del país. Y al parecer, este grupo de choque guerrillero también es el responsable del atentado en Garzón el pasado viernes, cuando pasadas las 5 de la tarde un grupo de guerrilleros, vestidos de camuflado, llegó hasta el centro administrativo, ingresó a las instalaciones del Concejo, secuestró al concejal conservador Armando Acuña y le causaron la muerte a dos vigilantes, un policía y un soldado.

Aunque nunca se han ido del departamento, hacía tiempo que las Farc no actuaban con tanto descaro en un pueblo de esta región. Policía y Ejército aseguran que lograron evitar que el ataque tuviera consecuencias peores porque el plan era secuestrar a todos los legisladores locales que se encontraban en el lugar.

“En ese momento solo faltaba el concejal Jaime Osorio Giraldo, cuando los guerrilleros irrumpieron diciendo que eran miembros del Ejército Nacional y que había una bomba, por lo que solicitaban abandonar el recinto a medida que fueran leyendo un listado que portaban en la mano”, dijo al Diario del Huila uno de los concejales que prefirió mantener su nombre en reserva.

Otros testigos, sin embargo, dijeron que los guerrilleros entraron preguntando por los concejales Acuña y Osorio, acusándolos de supuestamente colaborar con grupos paramilitares, y que les iban a hacer un juicio revolucionario. Pero esta versión no ha sido confirmada por las autoridades.

Por qué arremeten las Farc
 
El pasado 27 de mayo cumplieron su aniversario número 45. Por tal razón, decretaron un paro armado en Arauca y, al parecer, atacaron Garzón. Pero por otro lado, en la página de Anncol que publica primero todos los anuncios de las Farc, informó que el ataque es para darle la bienvenida al nuevo Ministro de Defensa. “La fuerza guerrillera que dirige Cano (‘Alfonso Cano’, jefe de las Farc), le dan así la bienvenida al nuevo ministro (e) de defensa, Fredy Padilla León”, señala un ‘parte de operaciones’.

Más allá de las razones coyunturales que puedan tener las Farc para atentar, vale preguntarse qué ha pasado con la Política de Seguridad Democrática en esta zona donde supuestamente están concentradas las operaciones militares contundentes.

Además, las palabras del presidente del Concejo de Garzón, Joselito Guevara, dicen mucho de la situación por la que están pasando los gobernantes y legisladores de estas localidades:  “No tenemos garantías y hemos tomado la decisión de renunciar".
 
Por eso, observadores también aseguran que las Farc puede estar acomodando sus fuerzas frente a las elecciones legislativas y presidenciales de marzo y mayo de 2010, respectivamente. En Arauca hicieron lo posible por sabotear el proceso electoral del pasado domingo y lo lograron en la medida de que muchos ciudadanos se abstuvieron de participar. Y ahora en el Huila estárían comenzando a intimidar a quienes están planeando movilizar los votos para los futuros congresistas.

Como medida de última hora, la Policía Nacional decidió reforzar la seguridad de los 12 mil concejales que hay en todo el país para evitar que sucedan hechos como el del viernes. La decisión puede hacerles la vida más difícil a los guerrilleros, a la hora de atentar contra los concejales, pero de todos modos es muy difícil proteger debidamente aun número tan alto de funcionarios. 

También, por datos que conduzcan al paradero del concejal Armando Acuña las autoridades ofrecieron una recompensa de 250 millones de pesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.