Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2010 12:00:00 AM

Quién era 'Édgar Tovar', jefe de las Farc que murió en la Operación Fortaleza

Los operativos, que comenzaron en enero, dieron muerte a 10 guerrilleros en la zona. Uno de los cuerpos resultó ser el de este guerrillero, jefe del frente 48 y uno de los mandos más cercanos al desaparecido ‘Raúl Reyes’.

Ángel Gabriel Lozada García, alias ‘Édgar Tovar’, jefe del frente 48 de las Farc y uno de los mandos tradicionales en la frontera colombo-ecuatoriana, murió durante una operación combinada de la Fuerza Aérea y la Policía.

La Operación Fotaleza, que comenzó el pasado 20 de enero en Nariño en límites con el país vecino, logró dar muerte a 10 miembros de esta organización guerrillera. También se incautaron dos computadores y un par de USB con valiosa información.

Entre las bajas había un cuerpo que no estaba plenamente identificado. Mientras buscaban su identidad, las autoridades interceptaron comunicaciones de la guerrilla que, desesperada, se preguntaba dónde estaría ‘Édgar Tovar’, su jefe, pues después del bombardeo y de la persecución policial en tierra, no habían vuelto a tener noticias de su paradero.

Las autoridades comenzaron a sospechar que Tovar había muerto, pero sólo hasta este miércoles, luego de haber traído el cuerpo hasta Bogotá para hacerle pruebas de ADN, se pudo confirmar que se trataba del jefe guerrillero, uno de los mandos más fieles a ‘Raúl Reyes’ (muerto el primero de marzo de 2008 en Ecuador) cuando se encargó de su principal anillo de seguridad y de controlar la entrada y salida de quienes llegaban al campamento de su jefe.

El tiempo que duró la zona de distensión en El Caguán, Lozada García hizo parte del 'curso de comandantes' que Manuel Marulanda, alias ‘Tirofijo’, dirigió en el lugar. Además, su nombre aparece en varias ocasiones en el computador de ‘Reyes’ como uno de los enlaces de los hermanos Ostaiza, capos de la mafia de Ecuador.

Durante la Operación Fortaleza, en uno de los computadores de ‘Tovar’ se encontró información sobre los castigos a los guerrilleros: “entre enero y noviembre se realizaron 22 concejos (sic) revolucionarios en los que salieron con fusilamiento porque eran infiltrados del enemigo karen, Adolfo, lisbet....”.

Así mismo, se supo que el mando central de las Farc le llamó la atención varias veces a ‘Édgar Tovar’.Una de ellas por haber invertido en DMG. “Metió 15.000 dólares en DMG sin consultarle al Estado Mayor del Frente y menos aún al Comando del Bloque”. También “hizo negocios con don Diomedes, donde el señor hizo un aporte de 800 mil dólares, que finalmente se los robó Sisifredo (sic)”.

Los jefes de las Farc también le hicieron reclamos por sus vínculos sentimentales: “Ha caído en relajo sexual al tener relaciones con 38 guerrilleras (Casi todas las muchachas del Frente), entre ellas, algunas sospechosas, y otras compañeras de mandos y de miembros del EMF. (Faltas Graves de Primera Instancia, literal e, la irresponsabilidad)”.

En el aparato también estaba la copia de una carta que le mandó ‘Édgar Tovar’ a David Murcia, quien después de haber sido capturado en Panamá en el 2008 fue extraditado el pasado 5 de enero hacia Estados Unidos, acusado por una corte federal de delitos relacionados de lavado de dinero procedente del narcotráfico.

En la misiva, el guerrillero se muestra solidario con Murcia y culpa al gobierno de todo lo sucedido con las personas que invirtieron en la comercializadora. Al final, le dice: “estamos dispuestos a contribuirle en cualquier cosa que considere necesaria. Quedan las puertas abiertas para que nombre un delegado para que nos entrevistemos y a través de él nos haga conocer sus inquietudes”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.