Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2009/07/13 00:00

"Bogotá exige cero politiquería"

La secretaria de Habitat de Bogotá, Catalina Velasco, habla con Semana.com sobre su gestión y las denuncias de presiones e intereses en la alcaldía por parte del presidente del Polo, Jaime Dussán.

Catalina Velasco, Secretaria de Habitat de Bogotá. Foto: Foto: Cortesía diario El Tiempo.

Semana: ¿Cómo así que el senador Jaime Dussán la quiere sacar por su bajo rendimiento y porque está más cerca de Lucho Garzón y de María Emma Mejía que de los Moreno?

Catalina Velasco: Eso dijo a El tiempo, pero luego él, de viva voz, lo negó en La W. Habrá que ver… Lo que sí es cierto es que un Moreno, Samuel, es mi jefe y Alcalde de Bogotá y como su motor en temas de hábitat no podría estar más cerca. María Emma Mejía ha sido siempre mi mentora y la he acompañado desde chiquita. Gracias a ella pude conocer a Lucho Garzón y tener el privilegio de ser su Subsecretaria de Educación y su Secretaria de Planeación. Ahí me enamoré de Bogotá.

Semana: ¿Por qué dice el senador que su gestión no ha sido buena?

C.V.: Él dice no haber hecho esa afirmación. La Política de Hábitat de Bogotá es más que construir viviendas y asignar subsidios. Solamente en la ciudad de origen informal, en este gobierno estamos legalizando 73 barrios, estamos ejecutando 150 obras de mejoramiento de barrios y coordinando 1100 ejecutadas por todo el Distrito, estamos titulando 6.000 viviendas, mejorando 10.000 viviendas, reasentando 4.500 familias. Es posible que no se conozca la magnitud de este proyecto, o quizá ejercen presión porque tienen intereses oscuros, saben de la importancia social y política de la Secretaría y la quieren para ellos.

Semana: ¿Qué le responde a quienes dicen que su gestión no ha sido buena?
 
C.V.: Esas críticas, con sorpresa e indignación pero también con humildad, las he recibido de algunos miembros del Polo y por eso es clave mencionar cuatro logros nuestros que considero de vanguardia y propias de un Partido que se autodefine de Izquierda. Primero, la declaratoria de desarrollo prioritario que señala a los dueños de lotes de engorde que tienen dos años a partir de julio de 2008 para desarrollarlos y que si no lo hacen la ciudad los subastará para construir vivienda de interés social. Dos, la reubicación de la Colombianita, 108 familias que habitaban el espacio público desde hace 24 años y hoy habitan una vivienda digna. Tres, la asignación del primer subsidio de vivienda a una pareja gay en América Latina. Cuatro, la entrega en año y medio de más de 3.100 títulos de propiedad de viviendas de origen informal, cuando entre 2004 y 2007 se titularon 1500. Esto no se había visto nunca en Bogotá.

Algunos críticos dijeron que la salida de Molina fue por su lentitud para tomar decisiones. Comparte esa posición? Por qué?

Las metas de la Secretaría de Hábitat dependen en gran medida de decisiones de Planeación y no podría mentir, estoy desde hace año y medio esperando. Sin embargo, sería inapropiado responsabilizarlo del resultado de nuestra gestión. Por el contrario a pesar de esa evidente demora hasta ahora hemos cumplido nuestras metas, pero es indispensable y urgente que Planeación nos apoye para asegurar que al final del Gobierno el Alcalde Samuel Moreno y el Polo le cumplan a Bogotá.

¿Qué diferencias técnicas tuvo con Molina?

Más que diferencias, pues siempre le di mis opiniones con claridad pero respeté las decisiones de Planeación, mi permanente solicitud era que agilizara la expedición de planes parciales de los cuales hoy dependen más de 60.000 viviendas de interés social. Y en temas como la legalización de barrios, en la reglamentación de actos de reconocimiento y la reglamentación de tipologías para construcción en sitio propio también dependemos de Planeación.

¿Por qué anda tan lenta la construcción de vivienda y la habilitación de nuevos suelos para construir?

Este no es un problema de Bogotá sino de todo el país. Me atrevería a decir que Bogotá tiene el mejor desempeño entre las grandes ciudades, con unas cifras claves: según el DANE, entre enero de 2008 y junio de 2009, Bogotá ha terminado 25.769 viviendas de interés social, mientras que Medellín lleva 7.675, Cali 2.502 y Barranquilla 1.090. Pero esto no nos satisface para nada; estamos trabajando muy fuerte para romper barreras que limitan la construcción en la ciudad y son causantes del crecimiento desmedido y perjudicial en los municipios vecinos.

Si, pero hay planes parciales como el de Nuevo Usme y otros que llevan más de 4 años esperando que les den una licencia, ¿eso no es ineficiencia?

Yo fui Secretaria de Planeación y sé que expedir un plan parcial es complejo pero es posible. No hay nada que le haga más daño a la ciudad que tener suelos sin norma, pues se incentiva la informalidad, la ilegalidad y el desarrollo indiscriminado. Con un equipo técnico sólido, claridad del ordenamiento territorial y del desarrollo urbano, los planes parciales se hacen. La peor señal que podemos dar es que no somos capaces de definir autónomamente los usos del suelo.

¿Qué han hecho para disminuir los 19 meses que se demora una licencia de construcción en Bogotá?

Comenzando este gobierno, un constructor necesitaba 19 meses para hacer 57 trámites ante más de 20 entidades diferentes. Los tramites más complejos ante las curadurías y la EAAB ya se simplificaron y siguen los otros. Estamos haciendo cambios tecnológicos, procedimentales y normativos para que este tiempo se reduzca en por lo menos un 40%. El Banco Mundial ha señalado a Bogotá entre 52 ciudades latinoamericanas, como la ciudad con el mejor programa de reducción de trámites para la construcción.

¿Por qué cree que Dussan y otros del Polo la quieren sacar?

No podría hacer esa afirmación del senador Dussan. En relación con los otros, a veces percibo que hay una nueva generación de jóvenes profesionales comprometidos con los asuntos públicos y el interés general, hacemos yoga, admiramos a Obama, usamos Blackberry y sabemos econometría… y somos militantes de la izquierda democrática. Hay un cambio muy fuerte en la manera de hacer política y eso mueve el piso, es como los Picapiedra y los Supersónicos!

¿Por qué no ha renunciado?

Porque estoy haciendo un trabajo excelente, impecable técnica y políticamente. Y por que el Alcalde considera hoy que nuestro aporte es importante para su gobierno.
Si usted se va, que procesos importantes para la ciudad quedarían truncados o en vilo?
Nadie es imprescindible y el éxito de la gestión radica en que sea sostenible. Pero sí es muy importante que el desarrollo del parque lineal de los cerros, un proyecto clave para la ciudad, tenga coherencia política en el mediano plazo. El parque debe ser público, debe detener la expansión de la ciudad sobre la reserva forestal y debe involucrar a las comunidades que habitan los cerros. Hoy en día hay una decisión judicial pendiente sobre este proyecto.

¿Por qué hay tanta bulla con el plan zonal del Norte? Es cierto que las presiones a favor de los constructores son enormes?

Tenemos más de 700 hectáreas de la ciudad desarrolladas informalmente, con cementerios, colegios, viviendas y clubes, sin servicio de acueducto y alcantarillado, con un embotellamiento de tráfico tremendo por falta de vías y además con humedales y muchos potreros. La presión es por todos lados y con razón.
 
¿Por qué se debe expedir ese plan?
Hay que definir los usos y las densidades de futuros desarrollos y regularizar todo lo que existe hoy en día. Pero lo más importante, hay que definir que inversiones necesita la zona y quien las va a pagar. Un esquema de cargas y beneficios justo y factible.

¿Los Moreno la han presionado o le han pedido algo?

Samuel Moreno me presiona todos los días para que saque adelante la Política de Hábitat. Estamos corriendo para entregar el próximo seis de agosto, Cumpleaños de Bogotá, 4.000 subsidios de vivienda. La gracia de estos subsidios es que se entregan a familias pobres que han hecho un esfuerzo de ahorro y se han comprometido con un crédito, es decir que tienen cierre financiero. Están listos para comprar su casa. El drama de las familias es recibir el subsidio y no tener el resto, por eso hay cientos de miles de millones de pesos en el sistema financiero en subsidios asignados que no se ejecutan y se pierden…

Hay mucho rumor sobre contratistas y familiares del alcalde, ¿usted siente eso?

El día que yo conozca una sola prueba sobre algo incorrecto en el Gobierno de Bogotá me voy derecho para la Fiscalía.

¿Qué le valora a Moreno y que recomendación le puede hacer?

Todas las recomendaciones que le he hecho, que se concretan en la Política de Hábitat de Bogotá Positiva, las ha acogido. Le valoro inmensamente la confianza que me ha dado al respaldar mi trabajo y el de mi equipo, máxime cuando antes de su posesión apenas si nos conocíamos.

¿Por qué cree que la gente le está dando tanto palo? Usted cree que ha hecho tan poco como la gente dice?

Nos dan palo, por audaces nosotros y por impaciente la gente! Dijimos que en la ciudad se iban a construir cien mil viviendas de interés social durante este gobierno, llevamos 25 mil que es una cifra muy importante y hay más de 106 mil en proceso…. Hay que trabajar muy duro pero el 31 de diciembre de 2011, otro será el cantar.

Finalmente, ¿qué mensaje le quiere dar al Senador Dussan?

Gobernar Bogotá es lo más importante que le ha sucedido al Polo. Y Bogotá exige transparencia, rigor técnico, prioridad en la política social y cero politiquería. Esta es una ciudad posmoderna y es un ejemplo en muchos aspectos para el resto del país. A Bogotá no le podemos fallar y en eso él tiene un papel muy importante como Presidente del Polo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.