19 febrero 2009

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Récord de licencias de construcción en Bogotá

Por Lorenzo Morales, editor de Semana.com

ECONOMÍALos curadores urbanos aprobaron casi el doble de licencias de construcción en 2008 que en 2007, pese a la desaceleración económica. La construcción de vivienda popular y la legalización de predios ya construidos explican el súbito cambio de tendencia.

Récord de licencias de construcción en Bogotá. Las Curadurías Urbanas han sido muchas veces cuestionadas por aprobar licencias que pese a cumplir con las normas van en contravía del desarrollo urbanístico de la ciudad y del paisaje.

Las Curadurías Urbanas han sido muchas veces cuestionadas por aprobar licencias que pese a cumplir con las normas van en contravía del desarrollo urbanístico de la ciudad y del paisaje.

En 2008 el número de licencias de construcción aprobadas por las cinco curadurías de la ciudad se duplicó, después de que durante cuatro años el número venía cayendo , de acuerdo con el informe de gestión que presentó el gremio que las agrupa.
 
La cifra no tiene precedentes desde qu
e en 2003 se crearon las curadurías urbanas, las cuales deben hacer cumplir las reglamentaciones de construcciones y planes zonales locales.

De 4834 licencias aprobadas en 2007, las curadurías de Bogotá pasaron a aprobar 7114 licencias de construcción lo que representa un aumento del 47 por ciento.

El número de licencias de construcción aprobadas había venido en descenso desde 2004 cuando se aprobaron 6350. Desde entonces la cifra venía disminuyendo con 5866 en 2005; 4985 en 2006; y 4834 en 2007.

El aumento en licencias es notablemente mayor que el aumento en el número de solicitudes que tuvo un ligero crecimiento del 5.6 por ciento.

“Estas cifras nos alegran mucho por que muestran que estamos avanzando en construcción de vivienda para los estratos más bajos”, dijo a Semana.com Catalina Velasco, Secretaria de Habitat de Bogotá.

Velasco explicó que ante los síntomas de recesión, las constructoras abandonan los proyectos más rentables para estratos altos y empiezan a invertir en vivienda para los más pobres.

De acuerdo con los curadores, casi la mitad de las licencias aprobadas en 2008 (el 43 por ciento) fue para vivienda en estrato 2, seguida por 25 por ciento para estrato 3; y estrato 1 con el 14 por ciento.

Las licencias aprobadas se concentran en localidades donde hay más población de estos estratos como Suba, Bosa, Kennedy, Engativá y Usme, donde se presentó una explosión de solicitudes de licencia, triplicando en 2008 las radicaciones de 2007.

Igualmente en número de metros cuadrados aprobados se duplicó. De 7 millones de metros cuadrados aprobados en 2007, en 2008 se aprobaron 14,6 millones, lo que representa un aumento del 101 por ciento.

Dentro de los 10 millones de metros cuadrados aprobados en vivienda, casi tres millones fueron para vivienda de interés social.

Para Nohora Cortés, curadora No. 4 y presidenta de la Corporación de Curadores Urbanos el sorpresivo aumento en la entrega de licencias se debe al reconocimiento de construcciones y barrios que estaban en la ilegalidad. “Es en parte producto del trabajo de la Caja de Vivienda Popular en la legalización de muchos barrios que se construyeron sin licencias y ahora las están solicitando”

Sin embargo, las cifras de solicitudes de legalización de predios y licencias no son tan altas. De acuerdo con las cifras de la Caja de Vivienda Popular (CVP), en 2008 se solicitaron 320 licencias para legalizar construcciones que no tenían permiso.

En el mismo año, el Distrito legalizó 12 barrios, a través del mejoramiento de su infraestructura y entrega de licencias a las construcciones, según datos de la Secretaría de Habitat. Según Velasco, en Bogotá existen 3000 barrios de los cuales 103 aún son ilegales.

Para Cortés, al argumento de la legalización se suma el hecho que hoy en día la gente conoce mejor los procedimientos para solicitar una licencia y las reglamentaciones vigentes, lo que hace que se nieguen menos licencias.

No obstante el repunte en vivienda para estratos bajos, Cortés resaltó que desde agosto de 2008 el número de solicitudes de licencia para construcción, sobre todo para comercio y estratos altos, disminuyó, producto de la desaceleración económica.

“En estratos 1, 2 y 3, que esperábamos también una desaceleración hemos visto que incluso en lo corrido de 2009 el número de solicitudes de licencia sigue en aumento”, dijo Cortés.

A pesar del inusitado aumento en el número de licencias expedidas, las quejas de la ciudadanía son bajas. En 2008 la Comisión de Veedurías que investiga las actuaciones de las curadurías, estudió 138 denuncias de las cuales 43 fueron remitidas a la Procuraduría por considerar que se violó alguna norma.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad