Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/12/03 00:00

La pólvora no es de chinos

Para evitar niños quemados, la Alcaldía de Bogotá lanzó una ofensiva contra los padres irresponsables y pidió ayuda a municipios aledaños. 447 resultaron heridos por la pólvora en todo el país el año pasado.

El año pasado, en Bogotá 22 personas resultaron lesionadas por la pólvora.

Desde hace años, cada Navidad, Bogotá hace un gran esfuerzo para evitar que la época festiva para los niños termine convertida en tragedia por la irresponsabilidad de los adultos.

La Navidad pasada 22 personas resultaron quemadas con pólvora (incluido un menor de 4 años). Las autoridades esperan que este año sean muchos menos y que se mantenga la tendencia de reducción de este tipo de lesiones en esta temporada.

Este jueves, la Alcaldía lanzó la campaña “Enciende la vida, apaga la pólvora” que busca recordarle a los bogotanos que la venta y uso de pólvora en la ciudad está prohibida en la ciudad desde 1995.

Gracias a esa prohibición el número de personas quemadas, especialmente niños, ha caído drásticamente en estos últimos diez años. Mientras en 1993 (antes de la ley) el número de personas quemadas en Navidad llegaron a 262, la pasada (2007) cayó a 22. En la Navidad de 2006, los lesionados fueron 32 (incluidos 8 niños y 2 niñas), según cifras de la Secretaría de Salud del Distrito.

La Policía ha incuatado en lo corrido del año una tonelada y media de pólvora,  sobre todo en el sur de la capital (localidades de Rafael Uribe, Usme y Ciudad Bolívar).  Mucha de esta pólvora entra de municipios vecinos, como Soacha y La Calera, donde su producción y comercialización no está prohibida. 

Por eso el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, le pidió a su homólogo de Soacha, José Ernesto Martínez, que prohibiera la venta de pólvora. Martínez aceptó la propuesta y prohibió la venta hasta el próximo 15 de enero de 2009 y advirtió que quien incumpla la orden tendrá que pagar multas de hasta 25 salarios mínimos. El año pasado, por esta época, 5 niños resultaron quemados en ese municipio de Cundinamarca, aledaño a Bogotá.

En Bogotá, a partir de este año, la Secretaría de Salud reportará ante el Instituto de Bienestar Familiar a los padres cuyos hijos resulten lesionados. En algunos casos puede ameritar la pérdida de custodia del menor.

En el resto del país
Hasta la fecha, en todo el país se han reportado 3 adultos muertos y 37 personas más lesionadas por uso de pólvora, 20 de ellos niños, según el Ministerio de Protección Social.

“Hay problemas en la restricción en el uso y la distribución labor que le corresponde a los Alcaldes, pero los padres también tienen la responsabilidad porque son ellos quienes muchas veces van comprar la pólvora para que sus hijos la usen”, dijo el Ministro, Diego Palacio.

El departamento que registra más casos es Antioquia con 18 (9 de ellos niños), seguido por Quindío con 9 casos (6 de ellos niños); Huila con 5 casos; Norte de Santander 3; Nariño 2 (1 niño); Valle, 2 niños; Risaralda, 1 niño.

En comparación con el año anterior, en el mismo periodo se habían reportado 58 casos. Sin embargo a lo largo de diciembre la cifra creció dramáticamente y ascendió a 477 personas lesionadas por pólvora, de las cuales 2 murieron.

Aunque en el país, excepto Bogotá, no está prohibido el uso de pólvora no está permitido venderle a menores de edad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.