Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/26/2014 12:00:00 AM

Bronca a Roberto Gerlein en la Convención Conservadora

Al veterano senador, encargado de defender la reelección de Santos, le boicotearon su intervención.

La Convención del Partido Conservador se convirtió en una auténtica trifulca. En el preciso momento en que el senador Roberto Gerlein iba a intervenir, una multitud de asistentes en el recinto principal del Centro de Convenciones de Bogotá, boicotearon la intervención del dirigente.

Gerlein, quien es el cabeza de lista de candidatos al Senado del Partido, y quien ha sido uno de los dirigentes  más respetados de esa colectividad, fue abucheado y abroncado cuando se subió a la tarima principal para intervenir en el debate. El veterano senador era el encargado de defender la postura de quienes respaldan que el Partido haga parte de una coalición para las elecciones presidenciales, en otras palabras, que respalden la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

El senador aseguró que nunca antes en un evento del Partido Conservador había tenido en riesgo hasta su integridad física. Exigió garantías a la Convención e incluso amenazó con marcharse de la cumbre en compañía de los demás congresistas y de algunos directorios como el de Antioquia -uno de los más poderosos del Partido- y dejar sin efecto lo que se decida en la Cumbre. Con gritos de “fuera mermelados”, el grupo más agitador entre los convencionistas impidió la intervención de Gerlein.

 “Esto me recuerda la guacherna del carnaval de Barranquilla”, decía el senador, quien responsabilizó a Marta Lucía Ramírez por el boicot a su intervención. “Marta Lucía debería calmar su ejército de agitadores. Si no nos respetan, ¿cómo vamos a respetar a Marta Lucía?”, dijo casi gritando Gerlein desde la tarima.

Guillermo Torres/SEMANA.

Antes de la fallida intervención del senador, los tres precandidatos, Álvaro Leyva, Pablo Victoria y Marta Lucía Ramírez expusieron por más de dos horas las razones por las que el Partido debería ir a las elecciones con candidato propio.

Álvaro Leyva retó públicamente a quien quisiera atreverse a defender “la venta” del Partido Conservador. Calificó de farsa los diálogos de paz en la Habana y se refirió al presidente Juan Manuel Santos como “traidor”. Leyva, en un discurso muy histriónico y mientras tiraba las hojas con sus notas al aire, subía el tono de voz y caminaba de un lado a otro de la tarima insistiendo en recuperar la dignidad del Partido.

Leyva dijo que había visitado la tumba de históricos dirigentes del Partido para prometer que evitaría la humillación el Partido. Se calificó como un refugiado por culpa del régimen del proceso 8.000, reivindicó su conservatismo y defendió al expresidente Andrés Pastrana. Pero lanzó duros dardos al presidente Juan Manuel Santos, a quien trató de conspirador y lo retó a que le desmintiera que se había reunido con Raúl Reyes, Carlos Castaño, y que fue quien propuso la zona de despeje con las FARC antes que el propio Pastrana lo hiciera.

El excongresista Pablo Victoria, precandidato presidencial, señaló que el honor del conservatismo no puede perderse a cambio de dádivas o contratos. Además, aseguró que en la Convención debería empezar a determinarse la derrota de Juan Manuel Santos.

Mientras que Marta Lucía Ramírez pidió a las bases del Partido defender el honor de la colectividad y votar por tener candidato propio, dice que Santos, desde el poder, está cooptando al Partido y que ha perdido el autoestima.

“Nuestro Partido no se entrega por prebendas y si no tenemos candidato propio desaparece” , Ramírez cuestionó a Santos y al Partido Liberal de querer apropiarse de la bandera de la paz, y recordó que esa ha sido una bandera histórica de los conservadores. “Aquí no vinimos a reelegir a quien con mermelada pretende neutralizar al Partido. Este Partido no le pertenece ni al gobiernismo ni al uribismo”.

La Convención fue suspendida temporalmente. Congresistas como Efraín Cepeda, Arturo Yepes, Myriam paredes, Hernán Andrade, entre otros, amenazaron con salirse de la Convención y romper el quórum. La Policía debió intervenir para poner en orden el recinto.

Entre tener candidato propio o respaldar la reelección, la votación se hará en la tarde, siempre y cuando los amigos de la reelección tengan garantías para intervenir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.