Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2014 12:00:00 AM

Caen abstencionismo y voto en blanco

En la segunda vuelta aumentó la votación y disminuyó el voto en blanco y el abstencionismo.

El 25 de mayo cuando se celebró la primera vuelta presidencial, la preocupación rondó en el Gobierno, las entidades electorales y los partidos políticos. El número de abstencionistas alcanzó el 60 %, una cifra similar a lo que ocurrió en las elecciones de 1994, cuando la abstención llegó al 66,23 %. Este domingo la tendencia cambió.

En la mañana, antes de que arrancara la jornada el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, entregó un mensaje en el que esperaba que el número de votantes aumentara a dos millones frente a la primera vuelta. La predicción se cumplió. En la segunda superaron los 15.787.000 millones. La abstención llegó al 52%.

Otro tema que cambió el panorama fue el empate técnico en las encuestas entre los dos candidatos que se presentó durante la contienda electoral. Esto motivó a los electores a salir a las urnas para escoger entre Santos o Zuluaga. 

La agenda electoral de la segunda vuelta giró en torno al voto en blanco. Desde un sector del Polo encabezado por el senador Jorge Robledo se buscó que esta opción se tuviera en cuenta. Unos integrantes de la Alianza Verde hicieron lo propio. Lo cierto es que si el voto en blanco ganaba las elecciones estas no se tendrían que repetir. Los votantes aumentaron su participación y el voto en blanco solo llegó a 619.308, es decir 4 %. En la primera vuelta esta opción alcanzó el 6 % unos 770.610, esto se consideró histórico. 

En la primera vuelta se dijo que el aumento de los abstencionistas y del voto en blanco se debió a los escándalos que marcaron la agenda. Luego del 25 de mayo la campaña tuvo otro tono, se hicieron los debates en televisión y radio en los cuales los candidatos pudieron entregar sus propuestas de campaña.

Lo cierto es que los colombianos salieron a votar a pesar de que el abstencionismo se mantuvo en su nivel “normal”. Es decir en promedio del 54 %, que es el nivel que se ha visto en otras elecciones presidenciales. La pregunta ahora es cómo bajar esa cifra que sigue siendo alta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.