Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2014 12:00:00 AM

CNE: en firme candidatura de Marta Lucía Ramírez

Validó la convención del Partido Conservador en la que se proclamó a la exministra como candidata de la colectividad.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) dejó en firme la Convención del Partido Conservador en la que se proclamó como candidata presidencial a la exministra Marta Lucía Ramírez.

La decisión fue adoptada este jueves por la Sala Plena del tribunal electoral y la posición mayoritaria fue la de no acceder a las pretensiones de quienes habían impugnado dicha Convención. La ponencia positiva fue aprobada por 9 votos y contó con cinco aclaraciones. En consecuencia la candidatura presidencial del conservatismo seguirá firme.

Así se resolvió uno de los pleitos que habían agitado la campaña política y que había sido objeto de estudio del tribunal electoral en las recientes semanas.

Para el magistrado Joaquín José Vives, ponente de la decisión, en principio existían argumentos tanto para hundir la convención del Partido Conservador como para avalarla. Fue por eso que redactó dos ponencias diferentes para resolver el pleito que tenía en vilo al partido sobre la legitimidad de la candidatura de Marta Lucía Ramírez.

La Convención había sido impugnada por Guillermo Reyes quien entre otras argumentó que no hubo garantías para que quienes apoyaban una candidatura presidencial de coalición expusieran sus argumentos. También impugnó la Convención por presuntas irregularidades en el quorum y en la votación en la que resultó proclamada Marta Lucía Ramírez.

Semana.com había conocido los apartes de una de las dos ponencias redactadas por el magistrado, en la que precisamente se le daba la razón a quienes impugnaron la Convención Conservadora. El principal argumento para invalidarla era que tres de los cuatro miembros del comité de garantías se marginaron al considerar que no había plenas garantías para acreditar la votación de los convencionistas.

Cuando Semana.com filtró esta información, la tesis no tenía pleno respaldo al interior de la Sala Plena del CNE, pues se conoció que seis de los nueve magistrados se oponían a ella, tal como se lo confirmó a este medio uno de los magistrados.

Este jueves Vives decidió radicar la segunda ponencia, la cual mantenía en firme la Convención.

Respecto de la violación de los derechos de los convencionistas a intervenir en la sesión, la ponencia asegura que la mesa directiva de la convención sí les otorgó la palabra e hizo lo correspondiente para que se les respetara la intervención. Además señala que fueron los mismos expositores quienes, por voluntad propio, decidieron abandonar la Convención.

Y con respecto a las presuntas irregularidades en la votación, el CNE le exige al Partido Conservador un certificado del comité de garantías sobre este procedimiento. Exhorta a la Dirección Nacional del Partido a expedir la certificación de transparencia del sistema de votación empleado en la Convención, con el propósito de que las decisiones que se adoptaron “puedan producir la plenitud de sus efectos jurídicos y ser oponible a sus afiliados y a terceros”. Ese sería el requisito para que se validara la Convención.

Al momento en que la Dirección Nacional del Partido Conservador expida esta certifiocación, uno de los primeros impactos sería que los parlamentarios que se apartaron de la Convención, y que no están respaldando la candidatura oficial del partido, podrían estar expuestos a investigaciones y sanciones por doble militancia si apoyan otra candidatura distinta.

Omar Yepes Alzate, presidente del Partido Conservador, explicó que en los nuevos estatutos de la colectividad, los dirigentes del partido tienen el deber de “acatar las decisiones y orientaciones emanadas de las jerarquías de la colectividad”, además de “apoyar a los candidatos del Partido y votar por ellos”.

Además, los mismos estatutos le prohíben a los militantes apoyar o adelantar actividades de campaña electoral por candidatos de otro movimiento o partido político en certámenes electorales o corporaciones públicas”.

El senador José Darío Salazar explicó que aquellos parlamentarios que no apoyen a la candidata oficial del partido estarían expuestos a sanciones por doble militancia, incluso a la pérdida de su investidura.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.