Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2014 12:00:00 AM

Ministros conservadores no renunciarán

Cárdenas y Lizarralde no atenderán ni el mandato de la convención conservadora ni las insinuaciones de Pastrana.

Quienes estaban esperando que los tres ministros conservadores del gabinete le presentaran su carta de dimisión al presidente Juan Manuel Santos se quedarán con las ganas. Este martes, Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda, fue enfático en señalar que no renunciarán al Gobierno.

Luego de la polémica Convención del Partido Conservador, en la que esta colectividad decidió no acompañar la reelección del presidente y elegir a Marta Lucía Ramírez su carta presidencial, la propia candidata consideró que ya no tiene sentido permanecer en la Unidad Nacional. Pero fue el expresidente Andrés Pastrana, uno de los más contentos con la decisión de tener candidato propio, quien pidió la renuncia inmediata para los tres ministros.

Cárdenas, quizás el ministro conservador de mayor peso en el gabinete, descartó el escenario de la renuncia. La presencia suya y las de los demás ministros conservadores dependen exclusivamente del presidente Santos. Por eso, respecto a las insinuaciones del expresidente Pastrana, antiguo jefe de Cárdenas, el ministro aseguró que no son su guía y que, con respeto, no las aceptará. 
 
El ministro de Hacienda, una de las figuras de peso del conservatismo, dice que no se siente identificado ni representado con un Partido Conservador que no da garantías por su partido, de espacios para el debate que no de posibilidad de discutir todas las tesis. En esa circunstancia no acataría órdenes ni de Pastrana ni de la candidata Marta lucía Ramírez, tral como lo dijo en Blu Radio.
 
El ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, no puso en duda su militancia y filiación conservadora al recordar que la invitación que Santos le hizo el año pasado a hacer parte del gabinete obedece, entre otras, a la representación del Partido Conservador en el gobierno.
 
Lizarralde tampoco piensa en la renuncia, pero, a diferencia de Cárdenas, quien dejó su permanencia exclusivamente en la órbita del presidente Santos, no descartó que renuncie si así lo pidiera el Directorio Nacional Conservador.       
 
Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda, es uno de los funcionarios de mayor confianza del presidente Juan Manuel Santos. Cárdenas ocupa la cartera desde agosto del 2012, precisamente cuando se produjo el primer remezón ministerial del Gobierno y cuando llegó para suceder a otro conservador, Juan Carlos Echeverry.

Cárdenas había sonado en los mentideros políticos como uno de las posibles cartas de Santos para definir su fórmula vicepresidencial. Antes de la convención del partido había cobrado fuerza este rumor, sobre todo como una especie de ofrecimiento que pudiera garantizar el respaldo de la colectividad a la reelección. Todo podría quedar atrás luego de que los conservadores decidieron tener candidato propio a la Presidencia. 

El otro ministro conservador en el gabinete es el polémico Rubén Darío Lizarralde, jefe de la cartera de Agricultura, un histórico botín conservador que ha defendido desde tiempos gobiernos anteriores. En el gobierno Santos esta cartera fue encomendada a Juan Camilo Restrepo, excandidato presidencial del conservatismo en el año 94, y luego pasó a manos de Francisco Estupiñán, a quien los paros de los campesinos el año pasado terminaron por pasarle factura.   

Casualmente, Lizarralde, militante del Partido Conservador, es cercano a Marta Lucía Ramírez, a quien apoyó en la consulta conservadora del 2010. Ahora deberá decidir si es conveniente su permanencia en el gabinete.    
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.