Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2014 12:00:00 AM

El histórico encuentro de Piedad y Ordóñez

La exsenadora fue a la sede del Ministerio Público para denunciar un presunto fraude electoral.

El histórico encuentro de Piedad y Ordóñez Piedad Córdoba (izq.) acudió ante el procurador Alejandro Ordóñez (der.) para denunciar un presunto fraude electoral. Foto: Archivo particular
La fotografía es toda una revelación y muchos pensaron que un encuentro así no se podría dar después de todo lo sucedido. La exsenadora Piedad Córdoba se reunió con el procurador general, Alejandro Ordóñez, para exponerle una serie de supuestos hechos irregulares en las pasadas elecciones del 9 de marzo.

De esa manera, la excongresista liberal estaba de nuevo, y frente a frente, a quien fuera su ‘verdugo’ político el 27 de octubre 2010, cuando el jefe del Ministerio Público determinó sancionar a Córdoba con la destitución como legisladora y la inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 18 años, la más alta que haya sido impuesta. La razón: según el Ministerio Público, Piedad extralimitó en sus funciones y sirvió a las FARC.

En ese momento, Piedad soltó en contra de Ordóñez: “Quien temerariamente me acusa y me sanciona se encuentra seriamente cuestionado por sus actuaciones contra los derechos de la mujer, la población LGBT, las operaciones ilegales del DAS, la absolución -desestimando pruebas válidas- en el caso de la llamada ‘Yidispolítica’, razón por la cual -en este último caso- se encuentra investigado por la Corte Suprema de Justicia”.

Ahora la vida, en fiel reflejo de lo que es la dinámica política, los vuelve a unir. Esta vez tuvo que ver con las quejas que un grupo de ciudadanos afrocolombianos, quienes expusieron al procurador el fraude del que -presuntamente- fue víctima Juan Luis Castro, hijo de Piedad, quien aspiró al Senado en representación del Partido Liberal y obtuvo 23.492 votos.

Durante el encuentro, Córdoba aseguró que confiaba en el jefe del Ministerio Público y le pidió que investigara el asunto. Según ella y su grupo político, el resultado de las votaciones fue muy inferior al que tenían dentro de sus cálculos, luego de la ofensiva política que lanzaron en todo el país.

Para empezar, y como un primer ejercicio para probar el fraude, comenzaron a buscar votos de familiares y amigos que sufragaron en distintas mesas del territorio nacional. Estos, según denunciaron, no aparecieron. Como primera medida, y en las reuniones de evaluación, denunciaron el asunto ante el despacho del Registrador Nacional para que este pidiera que los votos fueran trasladados a Bogotá para volverlos a someter a un escrutinio físico.

Piedad, como muchos otros políticos que perdieron elecciones y que han denunciado posibles fraudes, dice no sentir plenas garantías con la Organización Electoral en las regiones.

Otra acción fue buscar apoyo en procurador delegado para Asuntos Electorales, Francisco Salazar, quien le recomendó llevar el caso directamente ante el procurador general. Fue el mismo Salazar quien se encargó de que Ordóñez recibiera la comisión en su despacho.

Extremos que se tocan

En este asunto Piedad Córdoba coincide con sus antagonistas políticos del Centro Democrático, quienes han denunciado la pérdida de al menos 250.000 votos en todo el país, lo que les quitó la posibilidad de alzarse con más curules y, posiblemente, convertiste en la primera fuerza política del Legislativo.

De hecho, Piedad -en las diferentes consultas que hizo- conversó con uno de los hombres que han sido de sus más duros contradictores: el exsenador y exministro del Interior Fabio Valencia Cossio, de la entraña uribista y con quien sostuvo varios enfrentamientos y tensiones no sólo en el Capitolio, sino en varias liberaciones de secuestrados durante el gobierno de Álvaro Uribe. Valencia le confirmó a Córdoba los señalamientos de fraude en contra del movimiento del expresidente.

Este martes, Ordóñez escuchó a la comisión y los asistentes. Ellos, no sin algo de sorpresa, oyeron decir a la exsenadora que “el procurador es garante de los derechos electorales que tenemos los colombianos”. En la reunión también hizo presencia la aspirante vicepresidencial por el Polo Democrático, Aida Avella, quien también se refirió acerca de la comisión de presuntos delitos electorales.

Demanda a candidatos afro

En las últimas horas se conoció que el jefe del Ministerio Público demandará ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) la elección como representantes a la Cámara por los afrodescendientes de María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco. Además, además de la elección de Yahir Acuña, Candelaria Rojas y José Rodolfo Pérez (Vea: ¿Por qué se indignaron los negros?).

Durante el encuentro, Diego Angulo, vocero de esta comunidad, señaló que Bustamante y Orozco no son cercanos ni tienen la representatividad que merecen para estar allí. Otra vocera expresó que la elección "es ilegítima".

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com