Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/28/2014 12:00:00 AM

Gana la apatía, el inconformismo y el desconocimiento

Los hechos más notorios de una campaña atípica. ¿Qué está pasando? Análisis de Semana.com

A una semana de elegir el nuevo Congreso y a unas cuantas de votar por el presidente de la República, hay ausencia de emociones en la campaña política. Este viernes, por ejemplo, Óscar Ivan Zuluaga, uno de los más visibles opositores de Juan Manuel Santos eligió su fórmula vicepresidencial –Carlos Holmes Trujillo– y la noticia pareció no interesarle a nadie.

Al caer la tarde, estas eran las informaciones más buscadas por los lectores en portales relevantes: ‘ELN acepta atentado y pide perdón a Aída Avella’, ‘Colombianos a viajar libremente por 26 países europeos’, ‘Santos y Uribe, entre chiflidos y tomatazos’, ‘Santos, con leve repunte hacia la reelección’ y ‘Fabián Ramírez, de la selva a La Habana’, eran los titulares de Semana.com.

‘Yo también me lesioné como Falcao’, ‘Mujeres imperfectas, la nueva propuesta que marca la belleza actual’, ‘¿Por qué es tan mala la educación en Colombia?’, ‘En rechazo a homofobia, ‘besatón’ en el centro comercial Avenida Chile’, y ‘Descuadre de 4.700 millones de pesos en Millos; conozca el salario de técnicos’, eran las principales noticias buscadas por los usuarios de ElTiempo.com.

Pareciera que los ciudadanos van por un lado y los candidatos por otro. Estos últimos están atrapados en unas burbujas, aislados con sus discursos, ante el desinterés general. Los resultados de la más reciente medición de la Gran Encuesta de la alianza de medios de RCN Radio, RCN Televisión, La FM y SEMANA es tan demoledora como desoladora. Así, por ejemplo, el 61 % de los colombianos afirmaron no conocer a Zuluaga mientras el 21 % dijeron tener una opinión negativa de él.

En palabras sencillas, tres de cada cinco colombianos no lo conoce y el otro no lo quiere. Estas cifras son un problema enorme para el Centro Democrático (CD), el partido que él representa, pero también para el país. Las fisuras de nuestra democracia son aquí un enorme boquete pues se trata de la primera y más cohesionada fuerza de oposición.

Aquellos que tienen concepciones políticas contrarias a las que ofrece Santos podrían pensar que si no es con Zuluaga pues se van con Marta Lucía Ramírez. Si por allá llueve, por acá no escampa, dice la gente. Sus cifras son casi idénticas, según la misma encuesta, 62 % no la conoce y 18 % tiene una imagen negativa de ella.

En el otro extremo ideológico el escenario también es desesperanzador. Aída Avella, la candidata de la Unión Patriótica (UP), el partido político que simboliza la tragedia de la violencia que ahogó al país en sangre en el último medio siglo, tiene un 79 % de desconocimiento y un 12 % de imagen negativa. Es cierto que ella estuvo en el exilio en los últimos 17 años. Pero, ¿qué lectura se le puede hacer a un país en el que exterminan un partido político y 20 años después ya casi nadie recuerda a su única sobreviviente? Los acabaron a bala y luego los echaron al olvido.

Y además de la apatía y el inconformismo, ha llegado a estas elecciones un nuevo fenómeno: el inconformismo simbolizado en el voto en blanco. ¿A quién no le ha pasado que va a una reunión y cada vez encuentra más gente que dice que votará en blanco porque en estas elecciones no hay por quién hacerlo?

En el análisis de Semana.com sobre esta encuesta (Ver: Santos, con leve repunte hacia la reelección) se afirma que esta muestra que se conoció este viernes tiene varios quiebres. Una de ellas es precisamente el crecimiento del voto en blanco. En la anterior medición esta opción marcó un 27 % y superó, incluso, al respaldo del primer mandatario. En el sondeo de febrero el porcentaje de colombianos que marcarían el espacio en blanco del tarjetón cayó 3 puntos al 24 % De todas maneras, que uno de cada cuatro electores mantenga esta alternativa refleja que los niveles de inconformismo siguen siendo altos.

La insatisfacción es mayor si al imaginar el que será el tarjetón en el que en teoría hay candidatos de derecha, centro, izquierda, verdes, hombres, mujeres…

Pero no. El electorado colombiano, por ahora, está en otro universo. En completa desconexión con la clase política. Tanto que se prevé que la abstención superará el 50 %. En Colombia hay 32 millones de ciudadanos, según el censo electoral, habilitados para votar. Pero se estima que más de 16 millones se quedarán en casa, en las jornadas electorales, porque eso, creen, no es asunto de ellos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.