Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2014 12:00:00 AM

Novatos: entre encuestas, Twitter y voto en blanco

Los candidatos que por primera vez aspiran al Senado, representan intereses particulares que son una mejor opción que el voto en blanco. ¿Por qué Twitter es tan importante?

Las encuestas pueden ser tan dañinas que si un ciudadano piensa apoyar a un candidato y no lo ve como favorito en los sondeos, cambia de opinión para no botar su voto.

Así, los pocos o muchos seguidores que podría tener un candidato nuevo, se pierden y se crea un círculo vicioso que al final beneficia a los mismos, a los más populares.

La más reciente encuesta de la firma Cifras y Conceptos, muestra a los 70 candidatos más opcionados para llegar al Senado.

De un grupo de seis novatos destacados por la Revista Dinero y que tienen cuenta en Twitter, solo aparece como favorito, uno.

Twitter entra a jugar un rol importante en esta encuesta, ya que dentro de la metodología, incluye no solo preguntas abiertas para saber por quién van a votar los entrevistados, sino que se contempla la cantidad de seguidores que tienen en Twitter como un medidor de intención de voto.

Y esto se acentúa para el grupo de candidatos desconocidos, que difícilmente serán nombrados por un ciudadano en una encuesta de recordación.

Si a eso se suma que tienen pocos seguidores en Twitter, se complica más que aparezcan en los listados de favoritos, decepcionando así a sus seguidores.

En las elecciones de 2010, el fenómeno de Antanas Mockus demostró que ser tendencia en redes sociales, no es suficiente para ganar unas elecciones.

De hecho este año no se ve ningún candidato que repita ese caso o que se haya vuelto popular o viral en internet. Y ninguno en realidad quisiera repetirlo. El caso es que si las encuestas suman Twitter, ya el tema hay que mirarlo con lupa.

Respuesta a los nichos


Si se ven desde el punto de vista del marketing, están los candidatos genéricos o generalistas, que responden a los intereses de la masa, con temas de interés general, que ya tienen un reconocimiento, son delfines o están repitiendo.

Candidatos al Senado que repiten y que están bien posicionados (según un reciente ranking de la Revista Dinero) como Juan Laserna, Juan Manuel Galán, Rodrigo Villalba, Jorge Robledo y Luis Carlos Avellaneda, no dependen de las redes sociales para lograr apoyo.

Son entonces los novatos, los que defienden ideas particulares los llamados a ser más amigos de las redes sociales, donde podrían hacer una campaña más cercana con quienes se sienten identificados con sus ideales y entablan una conversación directa con sus seguidores.
Sin embargo, no es así.

De este grupo destacado de novatos, el que más amasa seguidores tiene 10.000 y los demás menos de 4.000, frente a políticos tradicionales aspirantes al Senado como Jorge Robledo con 171.000, Armando Benedetti con más de 112.000, Juan Manuel Galán con más de 83.000 seguidores o Luis Fernando Velasco con casi 33.000.

Para ellos, el solo voto de sus seguidores en Twitter es suficiente, mientras que si los tuiteros votaran por sus candidatos nuevos, la cifra no sería suficiente.


El caso de Salazar


Juan Pablo Salazar, candidato al Senado por el Partido de la U, que basó su campaña en una serie de cinco videos en Youtube, suma 3.900 seguidores en Twitter, 11.000 fans en Facebook y los videos alcanzaron 400.000 visitas.

Según sus cuentas, necesita por lo menos 50.000 votos para lograr una curul. Para alcanzar esa cifra, se requiere que cada uno de sus seguidores en Twitter, aparte de votar, arrastre a 13 votantes más.

Salazar cuenta que la campaña se basó en la serie de videos, para llegarle a un público joven que buscara ideas frescas. Por costos, tono e independencia, resultaba inviable hacer este tipo de campaña basada en video, en un medio masivo como televisión.

En los videos cuenta su experiencia precisamente como inexperto en política pero con ideales claros,

Los videos responden a una lógica de internet de seguir una serie corta, divertida, entretenida, con trama y personajes definidos, que se puede ver en cualquier celular, tableta, computador o televisor con internet y prácticamente con cualquier velocidad de conexión gracias a la corta duración de los clips.

La campaña también se trasladó a la calle y a publicidad en medios tradicionales pero en una menor proporción. El candidato reconoce que es difícil alcanzar una masa en internet.

De hecho en el último episodio de la serie, difundido esta semana, se menciona el caso de la encuesta en la que no resulta favorecido, en parte por no valerse de las propuestas típicas para hacer política.


Los novatos destacados


Ante el cansancio de fórmulas amañadas de liderazgo, estos seis candidatos proponen refrescar el Senado de la República.

Ninguno ha participado anteriormente en política ni hacía parte de ningún partido. Eso sí, representan intereses particulares de nichos de personas, que no se sienten identificados con los candidatos tradicionales.

Una opción que puede resultar mejor que el voto en blanco y que podría cambiar el rumbo de las encuestas si resultan ser elegidos.

Estos son, en orden, según la cantidad de seguidores en Twitter, al 7 de marzo de 2014:

• Natalia Parra: De la Alianza Verde, se basa en la defensa de la ecología y la protección de los animales como foco de desarrollo económico y convivencia. Es la líder del grupo en Twitter con más de 10.300 seguidores.

• Iván Duque:
Del Centro Democrático, quiere que a partir de la educación se generen oportunidades laborales y el país gane posiciones en pruebas de Saber. Lo siguen 4250 tuiteros y es el único de estos novatos que figura como favorito en la encuesta de Cifras y Conceptos.

• Juan Pablo Salazar:
Del Partido de la U, tiene como política la inclusión de todos los ciudadanos que se sienten discriminados, la visibilidad y la inclusión laboral de las personas con discapacidad. Ve en los Paralímpicos una fórmula clave para que el país desborde su pasión por los triunfos deportivos. Lo siguen 3.900 personas.

• Elizabeth Castillo: Del partido liberal, se define como lesbiana, mamá y feminista. Su bandera es justamente, establecer reglas en defensa de la autonomía del ser humano: orientación sexual y eutanasia. La siguen 1500 personas en Twitter.

• Stevenson Marulanda:
De Cambio Radical, desde su postura de médico le apuesta a la salud y a la educación como motor de desarrollo. Lo siguen 1150 personas.

• Claudia Dangond:
Del partido Conservador, su bandera es la educación a partir de la creación de un modelo educativo según cada región. Es la más débil en Twitter con solo 329 seguidores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.