Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2014 12:00:00 AM

Musa o ‘Ñoño’: ¿quién dará posesión al nuevo presidente?

Entre los congresistas electos más cuestionados del momento saldrá el nuevo presidente del Congreso.

Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías pasaron de la noche a la mañana a ser los protagonistas estelares de la política. Y no precisamente porque sean los congresistas más destacados del Capitolio. De hecho, no han promovido proyectos o iniciativas legislativas trascendentales para la Nación, y ni un solo debate de control político aparece dentro de sus estadísticas.

Una revisión al trabajo parlamentario de estos dos 'padres de la Patria' así lo demuestra. Por ejemplo, Musa Besaile es autor de tres proyectos de ley en la presente legislatura. Uno de ellos pretende declarar patrimonio histórico, educativo y cultural de la Nación la Institución Educativa Andrés Rodríguez Balseiro, de Sahagún, Córdoba, su tierra natal. Otro va en la misma línea, y es declarar Patrimonio Cultural de la Nación al Festival de Acordeoneros y Compositores 'Princesa Barají' y las fiestas taurinas de Sahagún.

‘Ñoño’ Elías tampoco se distingue por sus iniciativas parlamentarias. Aunque figura como autor de varios proyectos del Partido de La U, como el de crear un fondo de apoyo al sector agropecuario, la única iniciativa de su autoría pretende declarar patrimonio histórico, folclórico y cultural de la Nación el Festival Nacional del Porro, en San Pelayo, Córdoba.

No obstante sus faltas de emprendimiento parlamentario, tanto ‘Ñoño’ como Musa se han convertido en los políticos más poderosos del país al ubicarse como los nuevos barones electorales del país y los más votados del partido del presidente Juan Manuel Santos, el Partido de La U.

Musa Besaile obtuvo 145.402, votos mientras 'Ñoño' Elías, 140.143. En tan solo cuatro años aumentaron su caudal electoral. Besaile se dio el lujo de aumentar su botín electoral en 84.000 votos, mientras Elías metió a las urnas nuevos apoyos de 65.000 ciudadanos. Sacando de cuentas al senador Jorge Robledo, del Polo, quien año tras año se llevó el reconocimiento de académicos y de la opinión pública en general, Musa y 'Ñoño' son los principales electores del país.

Los dos además personifican esa cuestionada clase política que ha conseguido cimentar su poder precisamente en las maquinarias relacionadas con la contratación de obras públicas. No en vano en las denuncias que el electo senador Ernesto Macías, a nombre del Centro Democrático, presentó en la Comisión de Acusaciones para demostrar que tres billones de pesos en cupos indicativos a parlamentarios fueron destinados para las elecciones, Besaile y Elías acaparan la mayor cantidad de dinero. Según esa denuncia, 'Ñoño' Elías habría recibido 90.000 millones, mientras Besaile, 68.000 millones.

Pero, a pesar de los cuestionamientos de la opinión pública, estos dos parlamentarios están ad portas de convertirse en los más poderosos del próximo Senado. Incluso, uno de ellos será el encargado de presidir la primera legislatura que se debe iniciar el 20 de julio próximo.

Todo por cuenta de uno de los compromisos que el presidente del Partido La U, Sergio Díaz-Granados, suscribió con sus candidatos al Congreso. Antes de las elecciones, aseguró que quien resultara más votado sería el escogido del partido para presidir el Senado.

Las mesas directivas del Congreso se reparten equitativamente entre los partidos políticos que controlan las mayorías parlamentarias. En el Senado, La U, el Partido Liberal y Cambio Radical, quienes oficialmente están respaldando la reelección de Juan Manuel Santos, se adueñaron de 47 curules, siendo La U el que mayor número de escaños conquistó, 21 en total, según el preconteo de la Registraduría.

Esa condición le da derecho al partido de Santos de ocupar la presidencia del Senado en el primer periodo (2014-2015) y, según el acuerdo de Díaz-Granados, Musa Besaile se convertiría en el próximo presidente de la Cámara Alta.

Y quien ostente esa dignidad a partir del 20 de julio tendrá el privilegio de tomar juramento y posesionar al nuevo presidente de los colombianos. Si resulta ser reelegido, Santos recibiría la banda presidencial de manos de uno de los parlamentarios más cuestionados y sobre los que siguen derramados los rumores de que su votación fue producto de miles de millones de pesos que circularon en efectivo en la campaña, especialmente en los departamentos de la costa Caribe, donde tiene su fortín político.

Sin embargo, los cuestionamientos sobre Musa y Ñoño Elías podrían modificar este acuerdo político, a tal punto que la actual bancada de parlamentarios de La U se reunirá esta semana, precisamente cuando inician las sesiones del último periodo legislativo del actual Congreso, para definir quiénes serán los aspirantes a los cargos directivos en el Congreso.

De antemano 'Ñoño' Elías ha querido desmarcarse de este debate y ha anunciado que la presidencia del Senado poco o nada le seduce. Musa Besaile no se ha pronunciado y prefiere que La U respete los acuerdos previos a las elecciones.

De todas maneras, esta podría ser, de llegar a ser reelegido, una de las más incómodas situaciones para el presidente Juan Manuel Santos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.