Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/7/2014 12:00:00 AM

La bienvenida de Zuluaga a Francisco Santos

En su primer pronunciamiento tras el regreso del ex vicepresidente, el candidato uribista lo trata de “mal perdedor”.

Quien asegure que las aguas al interior del Centro Democrático están calmadas probablemente se equivoca. Hace tres meses, el movimiento que lidera el expresidente Álvaro Uribe se empezó a fisurar. Todo por cuenta de la selección de su candidato presidencial. Primero se había acordado una consulta popular. Y luego, de forma sorpresiva y por instrucción del propio exmandatario, se acordó por el mecanismo cerrado de escogerlo en una Convención.

Francisco Santos, quien fue durante ocho años el vicepresidente de Álvaro Uribe, gozaba del favor de las encuestas. En todas, se llevaba por delante a los otros precandidatos, los exministros Óscar Iván Zuluaga y Carlos Holmes Trujillo. Pero la Convención uribista escogió a Zuluaga, en una votación que no estuvo exenta de polémica, y Santos, derrotado, salió herido y dolido.

Tras varios meses alejado de la campaña, Francisco Santos decidió regresar al frente de batalla del uribismo. Y aunque su propósito era jalonar con su liderazgo a los candidatos del Centro Democrático para Senado y Cámara, decidió acompañarlo con uno que otro dardo a quien en teoría debería ser el número 1 del movimiento, el candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga.

Una de las reglas de juego de la Convención uribista era que los tres precandidatos acogerían el resultado y respaldarían al candidato que resultara elegido. Óscar Iván Zuluaga, en su discurso de victoria, invitó a Santos a incorporarse como jefe de debate de la campaña. El ex vicepresidente únicamente felicitó a Zuluaga, pero no aceptó la invitación del candidato.

Pero a su regreso, Santos pareció olvidarse de aquel acuerdo. Y en entrevistas que concedió a varios medios de comunicación, aseguró que Óscar Iván Zuluaga no ha sido capaz de ganarse el corazón del uribismo. “Hoy el corazón uribista no ha encontrado donde parquearse para la elección presidencial”.

Aunque el centro Democrático disputará la Presidencia de la República, Francisco Santos, desde su regreso, no ha parado de coquetearle a Marta Lucía Ramírez, la candidata presidencial del Partido Conservador. “Marta Lucía, que es una mujer con mucho temple, si hace las cosas bien, puede ganarse el corazón uribista y puede ir a segunda vuelta”, dijo Pacho, quien insistió en que en su criterio, la exministra de Defensa de Uribe es “la candidata más viable” para derrotar a Francisco Santos.

Las palabras de Francisco Santos generaron inquietud al interior del movimiento. A tal punto que uno de los candidatos a la Cámara por Bogotá, Rafael Guarín, quien interpretó el regreso de Pacho como “un abrazo al uribismo, pero con una puñalada a su candidato presidencial”.

Por eso, en un comunicado, el Centro Democrático respaldó la candidatura de Zuluaga.

Sin embargo, faltaba la respuesta de Zuluaga. Después de los dardos recibidos, el exministro de Hacienda dejó un trino en su Twitter que sólo sirvió para aumentar la controverisa. No hizo referencia directa a Francisco Santos, pero el mensaje pareció dirigido exclusivamente al hijo pródigo que regresó al rebaño uribista. “Los problemas del país están por encima de las equivocadas posturas de un mal perdedor".

Minutos después, Santos pareció chantarse el guante y trinó “Nunca quise ofender a Óscar I. Zuluaga. Lo que quiero es con generosidad halar listas al Congreso de Uribe".

En el uribismo hay quienes prefieren, en procura de la unidad del partido, no darles trascendencia a los comentarios de Pacho Santos. Juan Carlos Vélez, uno de los jefes de debate del movimiento, lo dice abiertamente: “Hoy dice una cosa y mañana, otra”.

Pero el regreso de Francisco Santos no fue acogido con el mismo beneplácito por todos los uribistas. El candidato al Senado Ernesto Macías le dijo a Semana.com que muchos uribistas aún esperan que el ex vicepresidente se retracte de todas las críticas que hizo a la convención en la que fue derrotado. Aún esperan el pronunciamiento, pero les causó extrañeza que en su regreso no rectificara sus posiciones, y en cambio llegara a criticar la candidatura uribista.

Por eso, más allá de que los uribistas asuman que con el regreso de Francisco Santos la unidad del partido está cada vez más cerca, las fisuras que parecían cosa del pasado aún parecen vigentes. Y en medio de esta controversia el expresidente Álvaro Uribe es el único que no ha pronunciado una sola palabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.