Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/8/2014 12:00:00 AM

Clara y Aída, de momento por caminos separados

Las dirigentes de la izquierda no cierran las puertas a una alianza para las presidenciales, pero las posibilidades de llegar unidas parecen esfumarse.

Una semana tendrán el Polo Democrático y la Unión Patriótica para definir si caminan juntos de cara a las presidenciales. De momento la izquierda tendrá dos opciones, dos mujeres, Clara López y Aída Avella que ya inscribieron sus candidaturas.

Los dirigentes de ambos partidos aún no cierran de forma definitiva la puerta de la unidad. Desde hace varias semanas dirigentes de los dos partidos, encabezados por sus propias candidatas adelantan conversaciones y acercamientos con el propósito de llegar unidos a la presidencia. Las negociaciones aún no llegan a feliz acuerdo.

El plazo máximo para realizar modificaciones en las inscripciones de las candidaturas y sus fórmulas vicepresidenciales culmina el próximo 14 de marzo, por lo que los resultados que ambos movimientos tengan en las parlamentarias del próximo domingo serán definitivos para consolidar la unión.

La UP llegó a un acuerdo para tener candidatos al Congreso con la Alianza Verde, pues sus poisibilidades de tener representación eran reducidas de presentar listas en solitario. Mientras que el Polo Democrático llega a las elecciones con las bajas de los sectores progresistas que también se deslizaron hacia los verdes.

Pero el hecho de que Clara López inscribiera como fórmula vicepresidencial a Sandra González Leyton de forma provisional es un mensaje que fue asumido como que el Polo aún tiene el interés de llegar a una formula de unidad. González Leyton ha sido la coordinadora ejecutiva del Polo desde su creación.

Así lo manifestó Clara López al señalar que esta designación tiene el espíritu de mantener puertas abiertas al dialogo y a los acuerdos con otros sectores de la izquierda e independientes, y aseguró que después del veredicto de las urnas de este domingo se podrá abrir un espacio político para buscar una fórmula de convergencia de cara a las presidenciales.

Avella tampoco cierra las puertas. Aseguró que los diálogos con el Polo y otros sectores continúa, y en la próxima semana será el momento de la definición. Ella designó a la dirigente Jael Quiroga, de la entraña de la UP, quien ha sido prácticamente la que ha mantenido vivo al movimiento y quien ha liderado las demandas internacionales por el genocidio de la UP.

Tanto López como Avella se mantienen estancadas en las encuestas, y si ambas llegan a la primera vuelta separadas, se reducen las posibilidades de la izquierda de pasar a la segunda vuelta. Son más las cosas que las acercan, pero de momento las dificultades que ha tenido esta alianza ha sido la postura del Polo que ha insistido en que la UP es la llamada a sumarse a la candidatura de López. Avella y el aspirante al Senado Carlos Lozano han advertido que lo que debe primar es una confluencia en torno a un programa unificado.

Dependerá en buena parte del resultado de las elecciones legislativas pues este determinará que colectividad será la que tenga mayor representación en el Congreso y quien podrá tener liderazgo a la hora de definir las condiciones de la alianza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.