Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2014 12:00:00 AM

¿Subirá el Partido Conservador al carro de la reelección?

El presidente de la República no tendría la mayoría de los votos de los convencionistas azules.

El próximo domingo 26 de enero, al Partido Conservador se le vence el plazo para decidir su camino para las próximas elecciones. Ese día, en Convención Nacional, los dirigentes del movimiento deberán decidir de una vez por todas si apoyarán la reelección del presidente Juan Manuel Santos, si llegarán a las urnas con candidato propio o si hacen alianza con algún otro candidato.

Un dilema que viene persiguiendo al partido desde meses atrás y que en buena parte ha generado una división interna. Por un lado, la bancada de parlamentarios, que en su mayoría respaldan un segundo mandato del presidente Santos, y por el otro, las llamadas bases conservadoras, que, según varios dirigentes, están jugados por tener candidato propio en las próximas elecciones presidenciales.

Por eso este domingo el presidente Juan Manuel Santos se juega su carta definitiva para mantener íntegra la Unidad Nacional, pues los conservadores, el segundo de los cuatro partidos de la coalición del Gobierno, son los únicos que no se han subido al carro de la reelección.

Y aunque tenga en su mano la casi totalidad de la bancada parlamentaria azul, el presidente Santos no la tiene ganada en la próxima Convención. Quizá por eso su presencia, a diferencia de lo que ocurrió en las convenciones de La U, el Partido Liberal y Cambio Radical, parece imposible que se produzca.

Y Santos no la tendrá fácil porque en esta instancia los parlamentarios del partido no son mayoría en el quórum de la Convención. Aunque están convocados 11.000 dirigentes al Centro de Convenciones de Bogotá, serán aproximadamente 2.000 los acreditados entre concejales, diputados, miembros de directorios municipales y departamentales, exministros, exembajadores, excongresistas y exfuncionarios administrativos, quienes no sólo harían mayoría frente a los actuales parlamentarios, sino que defienden la tesis de que el partido no puede abandonar su vocación de poder y deberían presentarse en las elecciones con candidato propio.

El presidente de la República, quien en los últimos meses ha podido comprobar cierta molestia en los conservadores, quienes no han ocultado que en el actual gobierno han perdido peso burocrático, y no han tenido el suficiente respaldo del ejecutivo a sus iniciativas parlamentarias, intentó por todos los medios de impedir que los conservadores hicieran la Convención que se debía haber convocado en octubre del año pasado.

A través de los parlamentarios más poderosos del partido, como Efraín Cepeda, Roberto Gerlein y Hernán Andrade, le puso trabas a la convocatoria y, aunque no evitó la realización de esta, sí consiguió dilatarla hasta el mismo momento del inicio de campaña, y a sólo tres meses de las elecciones, cuando el margen de acción para los conservadores fuera tan limitado.

Pero el mandatario no quedó ahí. Días antes de la convención, fuentes del partido aseguran que en los municipios y departamentos, y con cierta participación de la fundación Buen Gobierno, que el año pasado abrió capítulos en todos los 32 departamentos del país, han hecho una fuerte campaña para que los convencionistas acudan a la cita de Bogotá para garantizar el respaldo a la reelección de Santos.

Una tarea que no ha sido fácil, pues el ambiente en las bases del partido se inclina a apoyar la decisión de tener candidato propio. Es por eso que algunos convencionistas, que pidieron mantener en reserva, le advirtieron a Semana.com que si el partido no aprueba tener candidato propio, “Santos le habría metido la mano a la Convención”.

El domingo los conservadores, primero tendrán que aprobar el programa ideológico que defenderán en las elecciones. Un documento que incluirá las posiciones en temas como la familia, el agro, la seguridad, y, lógicamente, la paz.

Posteriormente se abrirá el capítulo de proposiciones y en esa instancia se pondrán a debate dos: hacer alianza para las presidenciales o tener candidato propio. La votación será electrónica y se conocerá en tiempo real. Si gana la posición de tener candidato propio, se procederá a una nueva votación entre los precandidatos inscritos.

Hasta la fecha se han inscrito para alcanzar la candidatura la exministra de defensa Martha Lucía Ramírez y Pablo Victoria. La expectativa previa será si el exministro Álvaro Leyva decide inscribirse como precandidato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.