Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2014 12:00:00 AM

Una curul con cara de familia

En el Valle crecen las críticas de supuestos favoritismos del gobernador del Valle hacia su sobrino aspirante al Senado.

Las herencias políticas también se replican en el Valle del Cauca, donde el actual gobernador, el conservador Ubéimar Delgado Blandón, pretende llevar al Senado a su sobrino Mauricio Delgado Martínez.
 
Su sobrino busca llegar al Congreso en reemplazo de su tío y actual senador, César Tulio Delgado Blandón, quien aseguró a Semana.com que no repetirá curul porque “considero que ya cumplí mi labor”.
 
El primero de los Delgado en ganar ese escaño en el Congreso fue el propio Ubéimar, cuando en el 2006 se hizo elegir; luego daría un paso al costado para que su hermano César Tulio mantuviera la tradición, mientras él calentaba motores para llegar al cargo que hoy ocupa como gobernador del Valle. Ahora el turno en el Congreso es para su sobrino Mauricio Delgado.
 
Delgado Martínez tiene 40 años de edad y es abogado de la universidad Libre. Empezó su carrera política a los 24 años cuando se hizo elegir presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC), del barrio La Rivera, al nororiente de Cali. 
 
Posteriormente se haría contar para integrar el directorio municipal conservador en el 2004. En el 2007 dio el gran salto aspirando al concejo de Cali, ganando una curul con 8.122 votos.
 
Si bien su carrera política ha estado alejada de escándalos, hoy no ocurre lo mismo, ya que en la región es vox populi que es el candidato de su tío y gobernador, Ubéimar Delgado, y de ahí que muchos miran con lupa las actuaciones no solo suyas, sino las del propio mandatario regional.
 
Por ejemplo, en octubre del año pasado el diario virtual La Razón de Cali, le dedicó la portada a una denuncia apoyada con fotos, por el presunto favorecimiento del gobernador Ubeimar hacia su sobrino.
 
El escándalo se debió a que el domingo 22 de septiembre del año pasado Mauricio Delgado estuvo presente y en tarima, durante la entrega oficial de 54 viviendas a familias afectadas por la ola invernal. La ceremonia se hizo en el corregimiento de Aures, zona rural de Caicedonia, Valle. Aunque la denuncia se centró en acusar al alcalde Aldemar Arias de participar en política, la molestia también iba dirigida al oportunismo político del gobernador y su sobrino.
 
Lo más insólito es que cuando Semana.com indagó con el alcalde Arias sobre la razón de la presencia del sobrino del gobernador en ese acto oficial, este respondió con desparpajo: “Invité a la Gobernación y lo enviaron a él como delegado. ¿Que podía hacer yo, oponerme y devolverlo?”, explicó el mandatario local.
 
Y cuando le hicimos la misma pregunta al propio Mauricio Delgado, sencillamente respondió que “estaba ahí porque soy amigo del presidente de la JAC del corregimiento”.
 
Tanto el alcalde como el candidato agregaron otro argumento que jurídicamente es válido, pero que no los deja bien parados ante la opinión pública: para el día de los hechos, Delgado aún no era candidato oficial al Congreso.
 
No obstante, la pregunta que queda en el aire es ¿qué hacía el sobrino del gobernador representándolo en actos públicos oficiales?
 
Otra denuncia menos grave pero llamativa, es que el candidato Delgado figura como presidente del consejo directivo de la Escuela Nacional del Deporte, en su página web. Esa escuela es una entidad de carácter pública que funciona con aportes de la alcaldía de Cali y Coldeportes (ver pantallazo).
 
Sin embargo, cuando se le preguntó al aspirante al Congreso por esa figuración, aseguró que presentó la renuncia a dicho cargo desde diciembre del 2012, “el acto se protocolizó ante el alcalde de Cali y en mi reemplazo se nombró a Juan Esteban Ángel”, afirmó.
 
En medio del ruido por la candidatura de su sobrino, el gobernador sorprendió esta semana cuando hizo pública una carta en la que le pide al ministro del Interior, Aurelio Iragorri, designar un mandatario Ad Hoc, durante las elecciones al Congreso.
 
“Atendiendo los principios de imparcialidad, publicidad, moralidad y transparencia, rectores de la Función Administrativa y comoquiera que mi sobrino el doctor Mauricio Delgado Martínez aspira a una curul en el Senado de la República, en nombre del Partido Conservador Colombiano, respetuosamente le solicito al señor presidente la designación de un “Gobernador Ad-Hoc”, para todo lo relacionado con la coordinación y seguimiento del proceso electoral con relación a los comicios que se llevarán a cabo el próximo domingo 9 de marzo …”, dice la carta que muchos consideran tardía.
 
Por todo lo anterior, se puede anticipar que la campaña de Mauricio Delgado no será fácil y tendrá mucha vigilancia ciudadana; algo que quizás estaba entre sus cuentas, porque no todos los candidatos tienen como tío a un gobernador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.