Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2014 12:00:00 AM

El día ‘D’ de Enrique Peñalosa

Los 39 miembros de la Dirección Nacional decidirán si aceptan como precandidato al exalcalde de Bogotá.

Este martes la Alianza Verde deberá decidir de una vez por todas si participa en las elecciones presidenciales y la forma como escogerá su candidato. Una decisión que pondrá punto final a una de las discusiones más intensas del movimiento, que el pasado mes de septiembre se consolidó como una fusión entre los verdes y los progresistas de Gustavo Petro.

Antonio Sanguino, copresidente de la colectividad, asegura que en el partido ya hay suficiente debate alrededor del asunto, por lo que este martes los 39 miembros de la Dirección Nacional del partido deberán mojarse y tomar una decisión. Esta será a “voto limpio”, y por mayoría simple se adoptará, explica Sanguino.

Los 39 miembros de la colectividad deberán votar si hay consulta interna o no. Este mecanismo, que fue aprobado por el Congreso del partido, en el que quedó sellada la fusión con los petristas, cuenta con ambiente mayoritario.

Aunque el ala petrista, en principio, se ha opuesto a este escenario por la posible participación de Enrique Peñalosa en la consulta, cuenta con un sector que apoya este mecanismo, pues respalda a uno de los precandidatos, al senador Camilo Romero.

Por eso, este martes, lo más probable es que se ratifique la consulta para el próximo 9 de marzo, aunque haya en el ambiente un sector, de los verdes originales, que quisieran no tener candidato propio y preferirían que el partido apoye la reelección de Juan Manuel Santos, y que serían derrotados de forma definitiva.  

Pero la votación trascendental es alrededor de las condiciones y los compromisos que deban suscribir quienes participen de la consulta.

En este escenario, el ambiente que se respira en la dirección del partido es que los petristas pretenden llegar al máximo de requisitos para obligar a Peñalosa a que desista de participar de la consulta. Este sector, desde el pasado mes de septiembre ha insistido en que el exalcalde de Bogotá no los representa, y le han pasado factura por haber recibido el apoyo de Álvaro Uribe en las pasadas elecciones a la Alcaldía de Bogotá, donde precisamente fue derrotado por Gustavo Petro.

En el ambiente se percibe que los progresistas quieren llegar con el ‘petrómetro’ debajo del brazo y obligar a los precandidatos a jurar fidelidad al alcalde, que enfrenta la destitución de la Procuraduría y un proceso de revocatoria de su mandato que está pactado para el 2 de marzo. Así mismo, buscarían extremar los requisitos en materia de alianzas, a tal punto que se rumora hasta la suscripción de un compromiso, en notaría, de que no harán alianzas con Álvaro Uribe, una condición que tiene nombre propio, el de Peñalosa.

Durante las recientes discusiones de la Dirección, Peñalosa parece haber cedido. Aseguró, frente al tema de la revocatoria, que aunque como ciudadano la votaría, acogería la decisión que tome el partido, que a todas luces se aprecia a favor de que Petro siga en la Alcaldía. Y sobre el expresidente Uribe, Peñalosa insiste en que si hubiese querido representarlo, se habría ido al centro Democrático, pero su decisión fue seguir en los Verdes.

Según Antonio Sanguino, una de las decisiones que podrían evitar esta controversia es que se le daría facultad exclusiva a la Dirección del movimiento de definir las alianzas políticas para las elecciones, por lo que el candidato que resultara elegido no tendría autonomía para negociar con otros sectores políticos.
 
Pero lo que buscan los progresistas es extremar los requisitos a tal punto que Peñalosa los pueda calificar de ‘deshonrosos’ y desista de participar. Este sector tiene 17 representantes en la Dirección Nacional del partido. Los progresistas que apoyan la consulta para respaldar a Camilo Romero verían aquí la posibilidad de sacar del partidor al que parece ser el más fuerte en la consulta, según las encuestas, precisamente Peñalosa.

Pero los Progresistas no harían mayoría, pues los verdes originales ocupan 22 asientos en la Dirección. Sin embargo, en este sector hay un claro rechazo a Peñalosa por parte de la representante Ángela Robledo, y se especula que Carlos Ramón González, quien en el pasado fue integrante del M-19 y compañero de Gustavo Petro, también se suma al ala petrista.

Esta es la votación trascendental. De ella depende si Alianza Verde participará de las presidenciales con posibilidades de pasar a la segunda vuelta. Unos tienen la tesis de que Peñalosa sería la carta más fuerte con la que jugaría Alianza Verde, pero otros insisten en que es un eterno candidato y que más allá de lo que registren las encuestas, la apuesta debe ser por una renovación de la política. Esa es la principal bandera que defienden Camilo Romero y Jhon Sudarsky y quienes quieren tener la candidatura del partido, con o sin Peñalosa en la consulta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.