Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/7/2012 12:00:00 AM

El hombre más fuerte en el Olimpo terrenal

Es de Irán, su apellido, tan contundente como sus brazos, es Salimikordasiabi, y luego de levantar un total de 455 kg, (2,7 veces su peso), se convirtió en el atleta más poderoso de las justas.

El iraní Behdad Salimikordasiabi, campeón del mundo y plusmarquista mundial de arrancada, se convirtió este martes en el hombre más fuerte de los Juegos Olímpicos de Londres en la categoría de +105 kilos de halterofilia.
 
Justamente, como bien reza el lema de las justas, esta es la categoría dentro de la disciplina que supone la coronación del más fuerte de todos, el que es capaz de levantar la mayor cantidad de peso sobre su cuerpo.
 
El haltera iraní de 22 años partió como el favorito y con el impresionante registro de 214 kilos levantados en arrancada y un total de 464 kilos logrado el año pasado en los campeonatos del mundo, luego de revalidar el título mundial de 2009 y el oro en los Juegos Asiáticos de 2010.
 
Aunque esta vez no superó su récord, con 208 en arranque y 247 en envión para un total de 455, se consagró y logró la preciada medalla de oro.
 
Los principales adversarios de Salimikordasiabi, que logró su primer título olímpico, fueron su compatriota Saijad Anoushiravani Hamlabad, subcampeón mundial y ganador de plata, y el ruso Ruslan Albegov que obtuvo el bronce, quienes lograron levantar 449 y 448 kilos respectivamente.
 
Así, el pesista levantó la bandera iraní en la prueba reina de la halterofilia y será recordado en Londres 2012 como el hombre más fuerte de los Juegos Olímpicos.
 
Con EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?