Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Imágenes

Filtrar:

| 2014-10-07

Así quedó el lugar de la tragedia en la Sierra Nevada

  • Semana
    Miembros de la comunidad wiwa sostenían una reunión tradicional cerca de la media noche del 5 de octubre en la Sierra Nevada, cuando un rayo los impactó en medio de una tormenta eléctrica. Foto: Defensoría.
  • Semana
    La ONIC comunicó que ofrecerá ayuda económica y material inmediata a los sobrevivientes, dado que los muertos eran hombres, lo que deja a sus familias "desamparadas y sin sustento". En el centro de la foto se ve la kankurua incendiada. Foto: Tadeo Martínez / SEMANA.
  • Semana
    Los afectados sufrieron quemaduras de primer y segundo grados, dijeron fuentes militares de la zona. Foto: Defensoría.
  • Semana
    Los heridos fueron trasladados en helicópteros militares a tres centros médicos especializados de Santa Marta. Foto: El Informador.
  • Semana
    Según la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, el rayo cayó en un punto llamado Casa María del resguardo Kemakumake, a seis horas a pie del corregimiento de Guachaca, perteneciente a Santa Marta y lugar más cercano a esa comunidad, por lo cual la noticia solo se conoció la mañana del 6 de octubre. Foto: Defensoría.
  • Semana
    Entre los fallecdos está uno de los 'mamos' (líder espiritual) de los wiwas. Foto: Defensoría.
  • Semana
    El rayo cayó durante una tormenta que azotaba la zona y redujo a cenizas la choza en la que se los indígenas celebraban la reunión. Foto: Defensoría.
  • Semana
    El Ideam recomendó a las comunidades "no situarse bajo los árboles" durante las tormentas, en aras de reducir riesgos. Foto: Defensoría.
  • Semana
    Kemakumake es una comunidad aislada de los centros poblados de colonos que hay en la Sierra Nevada. Cuenta con unas 250 personas, entre wiwas y kogis. Foto: Defensoría.
  • Semana
    La comunidad tiene un dialecto propio, respeta profundamente la naturaleza y la entrada de los extraños está prácticamente prohibida, al punto que pocos colombianos saben de su existencia. Foto: Defensoría.
Cargando Comentarios...

Ver más imágenes