Jueves, 23 de octubre de 2014

| 2013/07/05 00:00

Víctimas 1985-2013: una historia fotográfica

El libro 'Una Historia Fotográfica 1985-2013' hace parte del gran proyecto de víctimas de SEMANA.

  • .
    .
  • En el fuego cruzado. Los municipios del Oriente de Antioquia han padecido como pocos la violencia de los distintos actores armados. El 24 de Enero de 1998 los paramilitares asesinaron a líderes campesinos y tenderos del municipio de San Carlos. Foto: Jesús Abad Colorado
    En el fuego cruzado. Los municipios del Oriente de Antioquia han padecido como pocos la violencia de los distintos actores armados. El 24 de Enero de 1998 los paramilitares asesinaron a líderes campesinos y tenderos del municipio de San Carlos. Foto: Jesús Abad Colorado
  • Atrapados en combate En la Comuna 13, de Medellín, una mujer y un niño buscan refugio durante un enfrentamiento entre soldados del Ejército y milicianos de las FARC. Este combate tuvo lugar en 18 de octubre de 2002. Foto: Stephen Ferry.
    Atrapados en combate En la Comuna 13, de Medellín, una mujer y un niño buscan refugio durante un enfrentamiento entre soldados del Ejército y milicianos de las FARC. Este combate tuvo lugar en 18 de octubre de 2002. Foto: Stephen Ferry.
  • Cuando la guerra no es un juego Menor de edad en las filas del Bloque Centauros, de las Autodefensas Unidas de Colombia. La foto se captó en Acacías, Meta, en agosto de 2003. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
    Cuando la guerra no es un juego Menor de edad en las filas del Bloque Centauros, de las Autodefensas Unidas de Colombia. La foto se captó en Acacías, Meta, en agosto de 2003. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
  • Rehabilitación Mónica, de siete años, vive en la zona rural del municipio de San Pablo, Bolívar, y fue víctima de una mina antipersonal. Moisés, de seis años, de un artefacto y explosivo. Ella perdió la mano derecha y unas cuantas falanges de la mano izquierda. Moisés espera un trasplante de cornea para recuperar la visión de uno de sus ojos. Foto: León Darío Peláez-Revista Semana.
    Rehabilitación Mónica, de siete años, vive en la zona rural del municipio de San Pablo, Bolívar, y fue víctima de una mina antipersonal. Moisés, de seis años, de un artefacto y explosivo. Ella perdió la mano derecha y unas cuantas falanges de la mano izquierda. Moisés espera un trasplante de cornea para recuperar la visión de uno de sus ojos. Foto: León Darío Peláez-Revista Semana.
  • Madre sin consuelo. En septiembre de 2008 Flor Hilda Hernández, de Soacha, Cundinamarca, viajó hasta Ocaña, Norte de Santander, donde encontró el cuerpo de su hijo que había desaparecido hacía varios meses. Lo habían asesinado y luego hecho pasar por guerrillero en el escándalo de los falsos positivos. Foto: Edgar Cusgüén-Periódico La Opinión.
    Madre sin consuelo. En septiembre de 2008 Flor Hilda Hernández, de Soacha, Cundinamarca, viajó hasta Ocaña, Norte de Santander, donde encontró el cuerpo de su hijo que había desaparecido hacía varios meses. Lo habían asesinado y luego hecho pasar por guerrillero en el escándalo de los falsos positivos. Foto: Edgar Cusgüén-Periódico La Opinión.
  • La guerra en las fronteras Este niño juega en una calle de Mocuare, Guaviare, con casquillos de balas que quedaron luego de un enfrentamiento entre el Ejército y las FARC que tuvo lugar en septiembre de 2010. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
    La guerra en las fronteras Este niño juega en una calle de Mocuare, Guaviare, con casquillos de balas que quedaron luego de un enfrentamiento entre el Ejército y las FARC que tuvo lugar en septiembre de 2010. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
  • Bogotá,7 de noviembre de 1985 JUSTICIA EN LLAMAS. La Plaza de Bolivar, la carrera septima, el edificio de la Alcaldía Mayor y el capitolio son los testigos mudos de la tragedia que se vive en el Palacio de Justicia que ya consumen las llamas.Felipe Caicedo Chacón. Colprensa
    Bogotá,7 de noviembre de 1985 JUSTICIA EN LLAMAS. La Plaza de Bolivar, la carrera septima, el edificio de la Alcaldía Mayor y el capitolio son los testigos mudos de la tragedia que se vive en el Palacio de Justicia que ya consumen las llamas.Felipe Caicedo Chacón. Colprensa
  • Sálvese quien pueda. En la noche del viernes 11 de noviembre de 1988 un grupo de paramilitares entró en el municipio de Segovia, Antioquia, y disparó indiscriminadamente contra la población civil, sin que la Policía ni el Ejército hiciera nada para impedirlo. En el acto murieron más de 40 personas y cincuenta más resultaron heridas. Foto: Periódico El Espectador.
    Sálvese quien pueda. En la noche del viernes 11 de noviembre de 1988 un grupo de paramilitares entró en el municipio de Segovia, Antioquia, y disparó indiscriminadamente contra la población civil, sin que la Policía ni el Ejército hiciera nada para impedirlo. En el acto murieron más de 40 personas y cincuenta más resultaron heridas. Foto: Periódico El Espectador.
  • Exterminio Político. Los habitantes de Segovia entierran a sus muertos luego de la masacre del 11 de noviembre de 1988. Los paramilitares al parecer atacaron la población ya que su alcaldesa y la mayoría de sus concejales pertenecían a la Unión Patriótica. Foto: Archivo-Revista Semana.
    Exterminio Político. Los habitantes de Segovia entierran a sus muertos luego de la masacre del 11 de noviembre de 1988. Los paramilitares al parecer atacaron la población ya que su alcaldesa y la mayoría de sus concejales pertenecían a la Unión Patriótica. Foto: Archivo-Revista Semana.
  • El poder del amor Entre diciembre de 1993 y abril de 1994 se adelantaron las conversaciones de paz entre el Gobierno y la Corriente de Renovación Socialista, disidencia del ELN, en Flor del Monte, Sucre. Los diálogos llegaron a feliz término, tal como lo simboliza esta fotografía captada el 22 de marzo de aquel año.  Foto: James Arias-Periódico El Tiempo.
    El poder del amor Entre diciembre de 1993 y abril de 1994 se adelantaron las conversaciones de paz entre el Gobierno y la Corriente de Renovación Socialista, disidencia del ELN, en Flor del Monte, Sucre. Los diálogos llegaron a feliz término, tal como lo simboliza esta fotografía captada el 22 de marzo de aquel año. Foto: James Arias-Periódico El Tiempo.
  • Ejército de Liberación Demencial. Un acto terrorista contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas se transformó en una de las masacres más horrendas que Colombia recuerde. En la madrugada del 18 de octubre de 1998, integrantes del Ejército de Liberación Nacional colocaron una carga explosiva en el oleoducto a escasos metros del corregimiento de Machuca, en Segovia, Antioquia. El fuego provocado por la explosión quemó 46 casas. Murieron 84 personas, casi todos menores de edad. Foto: Natalia Botero-Revista Semana.
    Ejército de Liberación Demencial. Un acto terrorista contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas se transformó en una de las masacres más horrendas que Colombia recuerde. En la madrugada del 18 de octubre de 1998, integrantes del Ejército de Liberación Nacional colocaron una carga explosiva en el oleoducto a escasos metros del corregimiento de Machuca, en Segovia, Antioquia. El fuego provocado por la explosión quemó 46 casas. Murieron 84 personas, casi todos menores de edad. Foto: Natalia Botero-Revista Semana.
  • Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
    Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
  • Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
    Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
  • Ahí sí aparece el Ejército. El 5 de agosto de 2001, en el sector de El Palo (límites de Antioquia y Caldas) el Ejército desalojó a los campesinos que bloquearon la carretera entre Manizales y Medellín para protestar por la violencia a la que los sometían guerrilleros y paramilitares, y a la total ausencia de la fuerza pública para protegerlos. Foto: Héctor Fabio Zamora-Periódico El Tiempo.
    Ahí sí aparece el Ejército. El 5 de agosto de 2001, en el sector de El Palo (límites de Antioquia y Caldas) el Ejército desalojó a los campesinos que bloquearon la carretera entre Manizales y Medellín para protestar por la violencia a la que los sometían guerrilleros y paramilitares, y a la total ausencia de la fuerza pública para protegerlos. Foto: Héctor Fabio Zamora-Periódico El Tiempo.
    • .
    • En el fuego cruzado. Los municipios del Oriente de Antioquia han padecido como pocos la violencia de los distintos actores armados. El 24 de Enero de 1998 los paramilitares asesinaron a líderes campesinos y tenderos del municipio de San Carlos. Foto: Jesús Abad Colorado
    • Atrapados en combate En la Comuna 13, de Medellín, una mujer y un niño buscan refugio durante un enfrentamiento entre soldados del Ejército y milicianos de las FARC. Este combate tuvo lugar en 18 de octubre de 2002. Foto: Stephen Ferry.
    • Cuando la guerra no es un juego Menor de edad en las filas del Bloque Centauros, de las Autodefensas Unidas de Colombia. La foto se captó en Acacías, Meta, en agosto de 2003. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
    • Rehabilitación Mónica, de siete años, vive en la zona rural del municipio de San Pablo, Bolívar, y fue víctima de una mina antipersonal. Moisés, de seis años, de un artefacto y explosivo. Ella perdió la mano derecha y unas cuantas falanges de la mano izquierda. Moisés espera un trasplante de cornea para recuperar la visión de uno de sus ojos. Foto: León Darío Peláez-Revista Semana.
    • Madre sin consuelo. En septiembre de 2008 Flor Hilda Hernández, de Soacha, Cundinamarca, viajó hasta Ocaña, Norte de Santander, donde encontró el cuerpo de su hijo que había desaparecido hacía varios meses. Lo habían asesinado y luego hecho pasar por guerrillero en el escándalo de los falsos positivos. Foto: Edgar Cusgüén-Periódico La Opinión.
    • La guerra en las fronteras Este niño juega en una calle de Mocuare, Guaviare, con casquillos de balas que quedaron luego de un enfrentamiento entre el Ejército y las FARC que tuvo lugar en septiembre de 2010. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
    • Bogotá,7 de noviembre de 1985 JUSTICIA EN LLAMAS. La Plaza de Bolivar, la carrera septima, el edificio de la Alcaldía Mayor y el capitolio son los testigos mudos de la tragedia que se vive en el Palacio de Justicia que ya consumen las llamas.Felipe Caicedo Chacón. Colprensa
    • Sálvese quien pueda. En la noche del viernes 11 de noviembre de 1988 un grupo de paramilitares entró en el municipio de Segovia, Antioquia, y disparó indiscriminadamente contra la población civil, sin que la Policía ni el Ejército hiciera nada para impedirlo. En el acto murieron más de 40 personas y cincuenta más resultaron heridas. Foto: Periódico El Espectador.
    • Exterminio Político. Los habitantes de Segovia entierran a sus muertos luego de la masacre del 11 de noviembre de 1988. Los paramilitares al parecer atacaron la población ya que su alcaldesa y la mayoría de sus concejales pertenecían a la Unión Patriótica. Foto: Archivo-Revista Semana.
    • El poder del amor Entre diciembre de 1993 y abril de 1994 se adelantaron las conversaciones de paz entre el Gobierno y la Corriente de Renovación Socialista, disidencia del ELN, en Flor del Monte, Sucre. Los diálogos llegaron a feliz término, tal como lo simboliza esta fotografía captada el 22 de marzo de aquel año.  Foto: James Arias-Periódico El Tiempo.
    • Ejército de Liberación Demencial. Un acto terrorista contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas se transformó en una de las masacres más horrendas que Colombia recuerde. En la madrugada del 18 de octubre de 1998, integrantes del Ejército de Liberación Nacional colocaron una carga explosiva en el oleoducto a escasos metros del corregimiento de Machuca, en Segovia, Antioquia. El fuego provocado por la explosión quemó 46 casas. Murieron 84 personas, casi todos menores de edad. Foto: Natalia Botero-Revista Semana.
    • Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
    • Río Nechí.febrero de 2003. RÍO ABAJO.Una imagen que simboliza la tragedia de la violencia en Colombia. Los ríos, que en algún momento fueron motores de progreso del país, se convirtieron en autopistas por donde bajaban las víctimas de más de medio siglo de violencia incontrolada. Foto Manuel Saldarriaga-Periodico El Colombiano
    • Ahí sí aparece el Ejército. El 5 de agosto de 2001, en el sector de El Palo (límites de Antioquia y Caldas) el Ejército desalojó a los campesinos que bloquearon la carretera entre Manizales y Medellín para protestar por la violencia a la que los sometían guerrilleros y paramilitares, y a la total ausencia de la fuerza pública para protegerlos. Foto: Héctor Fabio Zamora-Periódico El Tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×