Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/02/10 00:00

53 meses de cárcel para Pabón y Angel por caso DMG

El juez que lleva el caso aceptó el acuerdo entre la Fiscalía, Margarita Pabón y Daniel Angel, dos fichas claves dentro de la organización de captación ilegal de dinero de David Murcia Guzmán.

En la audiencia pasada, Daniel Angel reconoció su culpabilidad ante el juez.

 El  juez cuarto especializado de descongestión, Carlos Enrique Tobón, condenó a 53 meses de cárcel y 375 salarios mínimos de multa a Margarita Pabón, abogada de DMG, y Daniel Ángel Rueda, productor de Body Channel, por los delitos de lavado de activos con participación criminal.
 
En esta  primera condena dentro del caso de DMG, el juez negó otorgar la casa por cárcel a los condenados, quienes tendrán plazo de 3 meses para pagar la multa.

Al tomar la decisión, el juez decidió acepta el preacuerdo alcanzado entre los socios de David Murcia con la Fiscalía, el pasado 8 de enero.
 
En el preacuerdo, Pabón y Ángel se declaran culpables del delito de lavado de activos en calidad de autor.
 
El acuerdo contemplaba una  pena máxima de 106 meses y 750 salarios mínimos, que en virtud del acuerdo se reducen a la mitad, es decir algo más de 4 años y 375 salarios mínimos. En caso que el juez no hubiera aceptado el acuerdo, la pena efectiva hubiera podido ser de 9 a 22 años por el delito de lavado de activos, derivado de la captación masiva e ilegal de dinero.

La condena fue aceptada tanto por la defensa de los acusados como por la Procuraduría y la Fiscalía.

"Dentro de mis actuaciones transgredí unas normas de conducta penal", dijo Margarita Pabón en la pasada audiencia el 5 de febrero, con lo cual se declaró culpable ante el juez. Aceptar los cargos "no es solo un asunto de conciencia sino para estar en paz con la sociedad y con mis hijos", agregó.

La Fiscalía estableció ante el juez que Pabón fue la encargada de contratar asesores externos, contables y tributarios para darle apariencia de legalidad a los negocios de la firma DMG, que fue intervenida por las autoridades por la captación masiva de dinero.

La defensa de Ángel y Pabón reiteró que el acuerdo con la Fiscalía no es una delación de las posibles actuaciones de David Murcia Guzmán, ni de sus negocios, sino la facilitación de información que ayude a esclarecer los hechos.

Daniel Ángel se declaró culpable de lavado de activos en calidad de autor agravado por la coparticipación criminal en el delito de captación masiva y habitual de dinero.

"Con mi conducta infringí la Ley y soy consciente de que debo pagar por ello", agregó Ángel.

Durante la audiencia del 5 de febrero, el fiscal presentó pruebas entre las que están la documentación de operaciones bancarias por 7 millones de dólares en España y otras en México. También mostró el incremento patrimonial de Ángel en 430 millones de pesos.

El juez llamó la atención sobre si en el acuerdo estaba o no contemplado el decomiso de bienes de los acusados. La Fiscalía respondió que no, que este no incluía la devolución de dineros por parte de Ángel y Pabón.

Los hombres clave de Murcia Guzmán
Margarita Pabón en su trabajo como abogada, fue, según lo que aceptó en el acuerdo con la Fiscalía, quien ayudó a coordinar variadas estrategias jurídicas para que DMG pudiera presentar como legal una actividad que reconocieron era ilegal.

Ángel jugó un papel clave para abrirle a David Murcia las puertas de selectos círculos sociales, de la farándula y la política.

Según pudo establecer la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía, Pabón y Ángel ayudaron a la conformación de varias empresas y compras de bienes a su nombre y de terceros, con los cuales escondían el orígen de la fortuna de David Murcia.

Aunque la a responsabilidad penal es individual, es predecible que esta decisión afecte el proceso de Murcia, pues está implícito que él sería el beneficiario de los delitos aceptados por Pabón y Ángel. El juicio contra Murcia seguirá el próximo 17 de febrero, fecha de la última prórroga luego de que la defensa adujera que no tuvo tiempo suficiente para estudiar todas las pruebas en contra de su cliente.

Ángel ha permanecido recluido en el segundo piso de la cárcel La Picota desde que fue detenido el pasado noviembre. Pabón en el pabellón número cinco de la cárcel el Buen Pastor, de Bogotá.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.